konzapata.com

Los tres escándalos que pusieron a PDVSA y a Venezuela en la mira del mundo

martes 17 de marzo de 2015, 09:30h
Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).- Banco Espirito Santo, HSBC, BPA de Andorra. Distintas formas de hacer negocios. Para algunos. Para muy pocos. Con los dineros de la República y PDVSA. Lo que pasa es que los escándalos terminarán afectando a todos los venezolanos, a quienes ya se les dificulta abrir cuentas en el exterior.
2Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).- Luego del escándalo del Banco Esipiritu Santo  publicamos varias columnas señalando que ese caso demostraba que PDVSA era  una caja negra en cuanto  a sus finanzas. En el caso del  banco portugués al día de hoy no se sabe cuánto perdió PDVSA en el mismo. Ya se sabe que eran depósitos directos de PDVSA, los cuales se colocaban con el cometido de las jugosas comisiones.

Exactamente igual ocurre con el caso del HSBC en Suiza en el que nadie ha preguntado donde están los intereses de esas colocaciones del Banco del Tesoro y la Tesorería Nacional. Ambos bancos por su tamaño podían hacer estas  billonarias operaciones además de ofrecer los servicios de apertura de cuenta al boliburgués encargado de gestionar el negocio.

Ahora explota el caso de Andorra, El Banco Privado de Andorra específicamente; fuentes en Londres, capital de los reaseguros mundial, me explican que aquí no hay depósitos de PDVSA directamente como en el Espiritu Santo Banco. Lo que existe es el manejo de exorbitantes comisiones por contratos de servicios con PDVSA, específicamente la compra y venta de productos con China y los reaseguros de la misma PDVSA.

Es decir, revienta otra modalidad de corrupción. Ya no es el beneficio de manejar dinero colocándolo en productos financieros. Ya aquí es el descaro de sobrefacturar servicios a la industria petrolera. Estas fuentes en Londres me dicen que el caso de los reaseguros de PDVSA puede afectar a empresas del ramo en esta ciudad, dado que el soborno es castigado internacionalmente.

Al  igual que con el Espiritu Santo Banco me pregunto: ¿dónde está la controlaría interna de PDVSA?. Igualmente es importante recordar que cuando ocurrió el incendio de Amuay poco fue lo que se pudo conocer de los seguros de PDVSA. La caja negra.

Luego viene el tema chino, también salpicado en Andorra. Y es que se dice que los sobreprecios en los contratos de servicios de China y PDVSA fueron de tal magnitud que, como se sabe, el presidente Maduro recibió una especie de reclamo de su contraparte chino en la última visita. Aquí de nuevo la relación China-PDVSA confirma la especie de la caja negra.

Todos estos escándalos tienen algo en común y, por lo que pienso, son apenas el inicio de otros: la globalización de la banca internacional y el uso de bancos corresponsables en Estados Unidos hacen muy fácil rastrear el dinero. De hecho, la acusación de Estados Unidos hacia Andorra proviene de transferencias realizadas del principado, por lo cual la operación tuvo que haber pasado por un banco corresponsal americano. Cada vez es más difícil que a bancos de paraísos fiscales los grandes bancos les ofrezcan el servicio de corresponsalía.

A muchos bancos ubicados en islas del Caribe como Antigua, Dominica, St. Johns,  moda ahora entre los operadores venezolanos. se les hace dificultoso conseguir quién les maneje las transferencias a los Estados Unidos. De allí el drama, pues PDVSA y Venezuela han tenido una relación histórica de negocios con EEUU por lo que es casi imposible que el flujo de dinero no pase o toque este país.

Pareciera que por más de una década los EEUU se dedicó a recopilar información para obtener la suficiente y así presentar el caso lamentable de que nuestro país aparezca como un centro de corrupción mundial. No es casualidad que en menos de un año son tres los escándalos en fila de bancos internacionales. Lamentablemente esto afectara al venezolano común. Un banquero privado de Nueva York me comentaba por teléfono que cada vez es más difícil abrir cuentas a los venezolanos, que varios bancos de inversión han decidido vender sus carteras de clientes venezolanos o cerrar las cuentas.

Más que el final del cuento, creo que Espiritu Santo Banco, HSBC y BPA  son apenas el principio de una historia de saqueo masivo del dinero de la República.

KonZapata