konzapata.com

Se dispara a 1.400 millones de dólares la deuda de la industria de alimentos con sus proveedores

lunes 20 de julio de 2015, 16:00h
Por Roberto Deniz @robertodeniz.- Entre marzo y julio el monto adeudado creció 600 millones de dólares, confirmando el freno en la liquidación de divisas por parte de las autoridades. La falta de dólares está impactando la producción. “Podríamos producir 32% más teniendo materia prima”, afirma Pablo Baraybar, presidente de Cavidea.
Por Roberto Deniz @robertodeniz.- La deuda de la industria de alimentos con sus proveedores continúa en ascenso. El presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), Pablo Baraybar, informó que las empresas locales deben 1.400 millones de dólares a sus proveedores.

Ese impago ha originado el cierre de las líneas de crédito y el recortado de los envíos de materia prima al mercado nacional, provocando a su vez, paralizaciones en diversas plantas productoras de alimentos como Kraft y Polar.

Los datos de Cavidea indican que si las empresas tuvieran la totalidad de la materia prima que requieren, podrían aumentar 32% la producción. “Podríamos producir 32% más teniendo materia prima”, dijo Baraybar en rueda de prensa.

El incremento sostenido de la deuda confirma el retraso de las autoridades a la hora de aprobar las liquidaciones de divisas. A comienzos de mayo la deuda era de 1.022 millones de dólares y a inicios de marzo sumaba 800 millones de dólares. En otras palabras, entre marzo y julio el tamaño de la deuda aumentó 600 milllones de dólares.

El presidente de Cavidea insitió hoy que con sólo 18% de los 8.000 millones de dólares que anunció en enero pasado el Ejecutivo nacional para la importación de alimentos se podría normalizar la producción en el sector privado y abastecer aún más el mercado.

Reiteró también que el Estado debe producir al 100% en sus plantas para que se solucione definitivamente el problema de la escasez. “Aquí la única solución es producir más, que las empresas públicas lleguen al 100%”, enfatizó el directivo.

KonZapata