konzapata.com

El año pasado, Citgo le pagó más de un millón de dólares al bufete que defiende a los sobrinos de Cilia Flores

viernes 13 de noviembre de 2015, 12:23h
Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- El prestigioso escritorio Squire Patton Boggs funciona en 47 ciudades de cuatro continentes. Su oficina en New York, donde laboran los abogados que defienden a los familiares de Cilia Flores, está ubicada en el exclusivo 30 Rockefeller Plaza, de New York. Citgo está de primero en la lista de "sus mejores clientes".
19Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Muy sonrientes y apurados salieron anoche de la primera audiencia de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas,  los abogados John Riley y Rebekah Poston, ambos pertenecientes al prestigioso bufete Squire Patton Boogs, el mismo que contrató Citgo el año pasado para hacer lobby e impedir que funcionarios de Venezuela fuesen sancionados por el congreso de Estados Unidos por violación a los Derechos Humanos.

El año pasado, Citgo canceló al bufete  1 millón 70 mil dólares. En otras cuatro empresas lobbystas, pagó 1 millon 90 mil dolares más.

Registros oficiales indican que  Citgo gastó, en total,   2 mil 16 millones de dólares en cabildeo el año pasado, un incremento de cinco veces en comparación al año 2013 . Ocupó el noveno puesto entre  los más de 100 clientes de la empresa lobbysta Cornerstone Government Affairs y el cuarto mayor en otra empresa similar, Brownstein Hyatt. Pero lo  realmente destacable es que Citgo se convirtió  en el mayor cliente del año en  el bufete  Squire Patton Boggs., casualmente el contratado ahora para defender a los familiares de Cilia Flores.

Lo que equivale a decir que con el dinero de todos los venezolanos, se está defendiendo a dos presuntos narcotraficantes.

CTqobhHVAAAYBxCCon oficinas en 47 ciudades de América, Asia, Europa, Africa y Medio Oriente, el despacho de abogados fue contratado por  Citgo  para hacer lobby ante el Senado. Lo escandaloso es que  el propio   escritorio Squire Patton Boggs apareció como "contribuyente" - otros 75 mil dólares- para la campaña de reelección de la senadora  demócrata Mary Landrieu, aquella cuyo voto fue definitivo para impedir las sanciones. Landrieu argumentó que las medidas  pondrían en riesgo los puestos de 2,000 trabajadores en Louisiana.

“Después de que Citgo me envió una carta resaltando que las sanciones podrían poner en peligro estos trabajos, yo me metí y bloqueé el proyecto de ley”, dijo Landrieu  a los periodistas.

KonZapata