konzapata.com

La interpelación sobre el caso Tocoma termina en un enredo de números y fechas

miércoles 25 de mayo de 2016, 15:09h
Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Los diputados de la Comisión no entendían cómo era que para el año 2013 la ejecución había sido de 96%, y a la fecha de hoy, tres años después, apenas se avanzó un 2%. De paso, sin los datos de ejecución financiera.
Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Lo adelantamos esta mañana en KonZapata: Representantes de las empresas involucradas en la construcción del proyecto de la subestación de Tocoma acudirían hoy al Salón Francisco de Miranda del Palacio Federal Legislativo, a solicitud de la Comisión Especial Mixta de Energía que estudia la crisis que vive Venezuela en la materia.

En efecto, a las nueve de la mañana arrancó la interpelación. Acudió un representante del Consorcio OIV Tocoma, una sociedad en la que participan la Constructora Norberto Odebrecht, con el 50%; la italiana Impregilo, con 40%, y la venezolana Vinccler, con el 10%. Se trataba de Jorge Faroh, asesor externo del conglomerado empresarial, quien se hizo acompañar por cuatro personas más, incluida una dama que no paraba de reír frente a las preguntas que más adelante formularan los diputados de la bancada de la MUD.

Jorge Faroh arrancó su intervención agradeciendo a los diputados la posibilidad de explicar la situación del proyecto de Tocoma, cuya denominación completa es “Equipos Hidromecánicos, Construcción Final de la Presa Izquierda, Construcción de la Variante del Ferrocarril y Construcción de la Plataforma para la Sub-Estación Tocoma”, cuya fecha de inicio, según el Registro Nacional de Contratistas, es marzo de 2007, y la fecha de culminación, marzo de 2012. Sin embargo, el portal registra un porcentaje de ejecución del proyecto de apenas 45%.

Faroh, después del protocolo de saludos, hizo un “dibujo” (verbal) de la magnitud del proyecto. Mostró fotos y más fotos para apoyarse. Requirió ayuda en varias ocasiones de uno de sus acompañantes, que tenía un español muy débil y, visiblemente, le temblaba la mano. Y luego llegó a unas cifras que a más de uno dejó sorprendido:

-El proyecto es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 750 millones de dólares, y la República cancela lo demás, que equivale a 469 millones de dólares. El costo total es de 1.219 millones de dólares. Tenemos un avance físico de 98%. El relleno está terminado en un 98%. El concreto, terminado en 98%. Y acero: 94%. En total, la obra se ha ejecutado en un 98%. De hecho, el BID siempre nos envía informes felicitándonos. Eso lo pueden consultar. Nosotros ganamos la licitación en un proceso internacional en octubre de 2006 y fuimos el mejor precio. Con este proyecto, el país se ahorra 78 mil barriles de petróleo diarios. Va a generar 2 mil 160 megavatios. Y el costo promedio por kilovatios (que es otra cosa) asciende a 565 dólares.

Posterior a la intervención de Faroh, comenzó la verdadera interpelación. El diputado Óscar Ronderos (AD) preguntó por los lapsos de culminación de la obra, la ejecución física, la ejecución presupuestaria y la financiera. Faroh lo escuchó con atención y le contestó:

-Fíjate, doctor Ronderos. Hay cosas que no dependen de nosotros. Fallas geológicas, por ejemplo. Lo cierto es que para enero de 2013 teníamos un 96% ejecutado, y la fecha de vencimiento era noviembre de 2013. Es decir, ya para enero teníamos ese 96%. Lo de la ejecución presupuestaria: Mil 142 millones de dólares, de un total de mil 219 millones de dólares que cuesta la obra. Dijimos que esto había sido financiado en parte por el BID…hay datos que no tenemos.

Y entonces Ronderos, con la sonrisa de quien sabe que tiene al toro por los cuernos, replicó:

-Yo lo que quiero saber es cuál es el monto de la ejecución financiera. Cuánto dinero ha cancelado la República. Eso es todo. Y ya.

Faroh contestó:

-¡Eso sí que no lo tenemos!

Y volvió Ronderos:

-Esa es justamente la información que necesitamos. Sin ella, no podemos investigar. Queremos que la información nos la suministren por escrito.

A ese nivel del debate, la cordialidad inicial se había esfumado. Los diputados de la Comisión no entendían cómo era que para el año 2013 la ejecución había sido de 96%, y a la fecha de hoy, tres años después, apenas se avanzó un 2%. De paso, sin los datos de ejecución financiera. El diputado Stalin González intervino para decir que en 2007, José Carlos de Almeida –Director de la obra-, había expresado que para 2013, el proyecto debía estar terminado. Y es que, en realidad, el propio Jorge Faroh lo dijo al inicio. Entonces respondió: 

-Hay cosas que no dependen de nosotros. Entendemos que toda la atención se centra en Odebrecht, pero hay otras empresas del consorcio. Nosotros no podemos responder por cosas que faltan a otras empresas involucradas en el proyecto ajenas al consorcio. Y que algo les falte tampoco significa que sea por su responsabilidad.

KonZapata