konzapata.com

Venezuela cerrará 2016 con el déficit fiscal más grande del continente

jueves 02 de junio de 2016, 10:04h
Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- En la carrera por tener el déficit fiscal más alto de América, a Venezuela no la supera nadie. Ni siquiera Haití, cuya proyección para 2016 en el ítem es de -1,2%, en medio de un contexto de desaceleración económica en la región. A Venezuela le toca, como ya es costumbre en revolución, la peor parte del pronóstico.
Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Venezuela se embarcó, desde 1999, y con más fuerza a partir del año 2013, en una carrera sin fin por romper todos los récords. Pero los récords malos. En cualquier informe que usted lea, va a encontrar a Venezuela de primera o segunda en lo malo, y de última en lo bueno.

En medio de la desaceleración económica de China (todavía crece de manera sostenible pero a un ritmo menor), y de la caída de los precios de los commodities, resulta apenas lógico el impacto negativo sobre la región, en particular, para aquellos países cuyas economías dependen en buena medida de la exportación de materias primas.

Chile, por ejemplo, país exportador de cobre, “registró una desaceleración en el 2014 con un crecimiento del 1,9% y del 2,1% en 2015, afectada por un retroceso en el sector minero debido al fin del ciclo de inversión, la caída de los precios del cobre y el declive en el consumo privado”, dice el Banco Mundial.

Y luego aclara: “Se espera que el crecimiento se recupere gradualmente a medida que las expectativas privadas mejoran. En principio, se prevé una desaceleración para 2016, con un avance del PIB del 1,9% dado el bajo precio de cobre y la falta de recuperación de la demanda interna, y una recuperación lenta en 2017-2018 como resultado de la recuperación del precio del cobre y la inversión privada. Para 2017 se pronostica un crecimiento del 2,1%”.

Pero es en Chile, donde el pico de inflación más alto fue de 4,4% en el año 2015. A Venezuela le toca diferente. Que lo diga el más reciente informe del Fondo Monetario Internacional titulado “Perspectivas económicas de América Latina: Administrando transiciones y riesgos”, en donde no ocultan absolutamente nada.

De uno de los cuadros generales del documento, se desprende el déficit fiscal de todos los países de América desde el año 2013 al 2015, y una proyección para 2016 y 2017. Volviendo sobre Chile, por citar un ejemplo, el déficit fiscal de los años 2013, 2014 y 2015 fue de -0,4%, -1,4% y -2,1% respectivamente, con proyección para 2016 y 2017 de -2,8% y -2,7%. En el mismo período (2013-15), pero hablando de Venezuela, el déficit fiscal es de récord en el continente: -11,5%, -11,9% y -15,4%, con proyección para 2016-17 de -23,4% y -24,7%.

El promedio de América Latina y el Caribe en 2015 fue de -2,7%. Sin dudas, coletazos de la desaceleración y de los precios en los commodities, pero a Venezuela aplica la máxima: Ni tan calvo, ni con dos pelucas.

Y es que a la hora de las comparaciones, hacerlo con Chile es como demasiado. Con Haití podríamos intentar codearnos y, sin embargo, seguimos muy lejos de ellos. El déficit fiscal de Haití fue de -6,7% en 2013; -5,9% en 2014, y -2,3% en 2015, con proyección para 2016 y 2017 de -1,2% y -1,3%.

KonZapata