konzapata.com

En la MUD prevén que participación para 26, 27 y 28 de octubre rebasará todos los cálculos

martes 27 de septiembre de 2016, 18:02h
Por Elvia Gómez @ElviaGomezR.- Factores de la coalición plantearán desarrollar un protocolo para abordar los escenarios que se podrían presentar en los centros electorales, en caso de que el CNE insista en poner obstáculos a millones de electores, y que pudieran derivar hacia incidentes violentos.
Por Elvia Gómez @ElviaGomezR.- Luego del anuncio de la Mesa de la Unidad Democrática formulado este lunes, algunos integrantes de la coalición comentaron su preocupación porque están convencidos de que la respuesta popular al llamado a la participación electoral, hecho de forma unánime por los partidos que integran la plataforma, desbordará todas las expectativas, con el consiguiente peligro de que “una candelita”, producto de la frustración por no poder ejercer el derecho electoral, encienda la pradera.

marcha01

El CNE convocó para los días 26, 27 y 28 de octubre la recolección de huellas para activar el Referendo Revocatorio presidencial con un número de máquinas insuficientes, según el cálculo de la MUD, lo que reproducirá las condiciones que se vivieron para la ratificación del 1% de firmas, ocurrida en junio.

Para este proceso venidero, que el CNE aprobó con condiciones que la MUD ha denunciado como “obstáculos”, se requiere recabar al menos el 20% de voluntades de los votantes inscritos, pero pueden participar todos los empadronados, que suman más de 19,4 millones de venezolanos. De ese universo, según la más reciente encuesta de coyuntura de Datincorp realizado la última semana de agosto, 13 millones de electores quieren revocar a Nicolás Maduro.

El CNE dispondrá para este proceso 5.392 máquinas captahuellas, distribuidas en 1.356 centros ubicados en los 335 municipios del país, y ha dicho que es una plataforma “suficiente”. La MUD ha denunciado que el CNE no colocará las máquinas donde hay mayor densidad poblacional, tal y como ocurrió en junio.

Queda casi un mes por delante y “esos colmillos hay que mostrarlos antes”, comentó en tono bromista un diputado de la MUD, en referencia a la fuerza popular que con seguridad saldrá a la calle los tres días de octubre ya mencionados y sobre la que el chavismo está consciente, añadió. El parlamentario explicó que a la coalición no le interesa que se genere ningún escenario violento que pueda perturbar el proceso de recolección de huellas dactilares. Lo más conveniente, dijo, es agotar el esfuerzo político con el oficialismo para que reconsidere esas condiciones, como por ejemplo, el anunciado horario de oficina, que limita a siete horas la jornada.

Este diputado, miembro de la dirección nacional de uno de los partidos más importantes de la alianza, dijo que propiciarán en el seno de la MUD que se busque un contacto efectivo y eficiente con el sector del Gobierno que incide directamente en las decisiones del CNE.

Miles -o millones- de ciudadanos en cola, impacientes, frustrados y agotados, pueden ser un factor de inestabilidad que no conviene a una estrategia política como la de la MUD que busca concretar un cambio pacífico y electoral. Paralelamente, la MUD, dijo el parlamentario, debe desarrollar antes del día 23 de octubre un protocolo interno para instruir a toda su estructura hasta el nivel parroquial sobre cómo manejar los posibles escenarios, y usar con inteligencia la fuerza cívica a favor del cambio en paz.

KonZapata