La Cumbre de Países No Alineados será un desfile de dictadores

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Entre los países de Asia, África, Europa y América del Sur que asistirán a la XVII Cumbre que organiza y paga Venezuela, hay 48 dictaduras  y otros cuatro regímenes que atentan a diario contra la democracia, como los de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua. Para colmo, el gobierno de Nicolás Maduro ha violado casi todos los principios con los cuales se fundó el Movimiento de Países No Alineados, entre ellos el respeto por los derechos fundamentales del hombre y por la justicia y las obligaciones internacionales.


Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Los 150 millones de euros que derrochará el gobierno venezolano en la XVII Cumbre de Países No Alineados servirán para pagar el pasaje, alojamiento y comida a 48 dictadores y sus acompañantes, la mayoría de los cuales mantienen regímenes de opresión extremos como Corea del Norte, contra el cual la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos redactó un informe constatando “severas violaciones a los Derechos Humanos y crímenes de lesa humanidad extremadamente brutales, dentro de los que se encontraban torturas de todo tipo, detención arbitraria, ejecución sumaria, abortos forzados y violencia sexual, además de campos de prisión y concentración donde se realizan prácticas brutales contra los prisioneros”, situación que se repite en la mayoría de los países africanos invitados como Zimbaue, Somalia o Eritrea, país donde hay más de 10.000 encarcelados por motivos políticos “en unas condiciones atroces inimaginables” desde que Isaías Afewerki llegó al poder hace 20 años.

chavez

“La tortura es habitual, los prisioneros son encerrados en centros de detención con celdas subterráneas o en contenedores de transporte metálicos instalados en pleno desierto”, según señala Amnistía Internacional. “En la mayoría de los casos las familias desconocen que sus familiares han sido detenidos, no reciben ninguna información de su paradero y no vuelven a saber de ellos”.

Y aunque aún no se sabe si todos los mandatarios asistirán al evento porque temen a las condiciones críticas que se vive en Venezuela y se rumora que la mayoría enviarán a sus embajadores desde Caracas, lo cierto es que el organismo es un caparazón vacío porque todos los principios con los que se fundó en la Conferencia de Bandung, el año 1955, han sido violados sistemáticamente por la mayoría de sus integrantes:

  1. Respeto por los derechos fundamentales del hombre y para los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas.
  1. Respeto para la soberanía y la integridad territorial de todas las naciones.
  1. Reconocimiento de la igualdad de todas las razas y de todas las naciones, grandes y pequeñas.
  1. Abstención de intervenciones o interferencia en los asuntos internos de otros países.
  1. Respeto al derecho de toda nación a defenderse por sí sola o en colaboración con otros Estados, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
  1. Abstención de participar en acuerdos de defensa colectiva con vistas a favorecer los intereses particulares de una de las grandes potencias.
  1. Abstención por parte de todo país a ejercitar presión sobre otros países.
  1. Abstención de actos o de amenaza de agresión y del uso de la fuerza en los cotejos de la integridad territorial o de independencia política de cualquier país.
  1. Composición de todas las vertientes internacionales con medios pacíficos, como tratados, conciliaciones, arbitraje o composición judicial, así como también con otros medios pacíficos, según la libre selección de las partes en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.
  1. Promoción del interés y de la cooperación recíproca.
  1. Respeto por la justicia y las obligaciones internacionales.
  1. Hacer valer las creencias de las distintas culturas internacionales del Movimiento.

Que si se revisa bien, el gobierno venezolano ha violado más de uno de esos principios como el respeto por la justicia y las obligaciones internacionales, el respeto a los derechos fundamentales del hombre y la abstención a ejercitar presiones sobre otros países y la lucha por un desarme completo y general. Violaciones a sus propios principios sobre las cuales  el Movimiento de Países No Alineados ha permanecido ciego, sordo y mudo cuando alguno de sus miembros ha atentado contra los Derechos Humanos y la democracia, por lo que ha terminado convertido en un grupo que apoya y acepta a las más feroces dictaduras como las de Somalia; Swazilandia; Mauritania; Eritrea; Djibouti; Chad; Guinea Ecuatorial; Guinea-Bissau; Camerún; Zimbabue; República del Congo; Ruanda; República Democrática del Congo; Sudán del Norte; Angola; Ruanda; Gabón; República Centroafricana; Gambia y Sudán del Sur. A este ranking hay que añadir países como Argelia y Egipto, que tras revueltas de sus ciudadanos se encuentran en un punto muerto, sin que hayan mejorado las libertades en su país.

En Asia, el Movimiento No Alineado contiene 21 dictaduras: China; Myanmar; Corea del Norte; Siria y Yemen; Arabia Saudí; Camboya; Emiratos Árabes Unidos; Irán; Laos; Vietnam; Afganistán; Irak; Omán; Qatar; Brunei; Kazajistán; Uzbekistán; Tajikistán; Turmkenistán y Jordania. América aporta 1 dictadura, la de Cuba, y Europa aporta 2 dictaduras, como Bielorrusia y Azerbaiján.

Países a los que deberíamos sumar a los “socialistas” como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, que a pesar de haber sido electos democráticamente mantienen regímenes semi-dictatoriales que violan sistemáticamente no sólo los principios del Movimiento de Países No Alineados sino todos lo que han firmado en organismos internacionales, como la OEA o la ONU.

En fin, que de 113 países que supuestamente vendrán a la Cumbre de Margarita, 52 no son democracias. Y en esa danza de dictadores se dilapidaron 150 millones de euros, sin contar cuánto costó la estatua de bronce de Hugo Chávez -parecida a las que tenían Hussein o Lenin en sus días de gloria- y que hasta ahora permanece como una mortaja a pleno sol.