konzapata.com

El escándalo en gotas de Diego Salazar & Rafael Ramírez

jueves 20 de octubre de 2016, 17:06h
Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- A los 11 escandalosos casos destapados ayer en la Asamblea Nacional, habría que añadir esas “pequeñas” maniobras realizadas en Miami y España, que dejaron en la cuenta de algún que otro personaje ocho millones de dólares, migajas que quizás utilicen para comprar la Champagne Dom Perignon Rosé que tanto le gusta a Dieguito Salazar.
Ampliar
Elizabeth Fuentes. Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Escondido entre sus escoltas, a quienes les ordenó que construyeran alrededor suyo una pared humana cuando descubrió que en la  mesa contigua llegamos un grupo de periodistas, Diego Salazar, el primo de Rafael Ramírez,  se tuvo que terminar inquieto la botella de Dom Perignon Rosé que hasta ese momento disfrutaba tranquilamente en el restaurant La Veranda, de Las Mercedes, en compañía de una de sus misses de turno.

Lamentablemente, en aquel grupo enorme nadie le tomó la foto que se merecía -ni Roland Carreño, ni Mario Aranaga, ni yo, ni nadie-, absortos como estábamos escuchando las excentricidades que “Dieguito” acometía contra el buen gusto a punta del dinero mal habido con los Seguros de PDVSA. Hasta que la esposa de uno de los  presentes contó dolida “A mí me robó el chef”, y hasta ahí llegó el chismorreo de los asalariados a quienes Salazar & Ramírez, presuntamente, nos robaron algo más que eso. Pero cuando se trata de mucho dinero, cada quien exuda sus propias miserias.

En todo caso, aquella imagen -el del presunto corrupto incómodo, oculto entre quienes le cuidan las espaldas y la chequera-, bien podría ilustrar la situación actual de su famoso primo, quien ha recurrido desde Nicolás Maduro hasta al TSJ para que le protejan su nombre, su espalda y, sobre todo, su champaña y sus bienes ante cualquier eventualidad.

Y si bien ayer en la Asamblea Nacional no le funcionaron a Salazar & Ramírez la protección a la que están habituados, cuando se mencionaron los casos más escandalosos de corrupción diseñados durante su paso por la petrolera y donde se esfumaron más de 11 mil millones de dólares, convendría recordar también dos o tres casos más de presunta corrupción asociados a PDVSA, que quizás porque se trató de “sólo” 3 ó 4 millones de dólares, algunos descalificaron como poco noticiosos pero resulta que esos pequeños casos también evidencian que, a la hora de los dineros públicos, cualquier cifra es buena para engordar de a goticas las cuentas secretas en Andorra o Suiza.

furnival640

Porque ayer, por ejemplo, se olvidó el caso de Niurka Sánchez, una empleada veterana del Ocean Bank que fue despedida el año 2009 porque reportó a las autoridades federales -como era su deber-, las actividades fraudulentas que, según descubrió la prensa norteamericana, involucraban, presuntamente, a Rafael Ramírez. El caso surgió cuando Sánchez observó supuestas actividades irregulares con algunas transacciones que involucraban a clientes venezolanos calificados como “Personas Políticamente Expuestas” (PEP), de acuerdo con la Ley de Secreto Bancario de Estados Unidos.

Los periodistas Gerardo Reyes y Casto Ocando reseñaron en 2010, “una disputa judicial en Miami puso al descubierto las actividades sospechosas de una cuenta en el Ocean Bank que está vinculada a uno de los funcionarios más influyentes del gobierno de Venezuela. Un amplio seguimiento de Univisión pudo determinar que la cuenta está relacionada con Rafael Ramírez, el presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y actual ministro de Energía y Petróleo en el gabinete del presidente Hugo Chávez.

Los problemas con la cuenta surgieron luego de que Niurka Sánchez, ejecutiva del Banco, empezó a notar transferencias desde Venezuela que no correspondían a los documentos que había aportado el titular para justificar su origen. La oficial de fortunas privadas, Niurka Sánchez, quien manejaba la cuenta, alegó en la demanda que la despidieron injustamente en enero de 2009 luego de reportar como “sospechosas” varias transacciones de la cuenta ante autoridades financieras de Estados Unidos.

De acuerdo con documentos de la corte del condado de Miami-Dade y fuentes de Univisión, la operación funcionaba de la siguiente manera: Rafael Ramírez entregaba el dinero a un abogado de Venezuela, identificado en los papeles de la corte por las iniciales “RB”. El abogado es descrito en algunos documentos de la corte como un especialista en el área criminal en Venezuela. Los papeles, sin embargo, no detallan qué tipo de trabajo realizó el jurista a favor de Ramírez. El abogado enviaba regularmente a la cuenta en el Ocean Bank transferencias de entre 300.000 y 600.000 dólares, que superaron los 3 millones de dólares en un período de unos 14 meses, entre 2007 y 2008. Una vez que el dinero ingresaba en su cuenta, RB impartía instrucciones para que los depósitos se transfirieran de inmediato a cuentas cifradas en Suiza y Luxemburgo”.

Por este caso, Niurka Sánchez fue despedida del Ocean Bank, asunto que generó en una demanda suya contra el banco por discriminación. La agencia EFE logró contactar a algunos de sus abogados, quienes al ser interrogados sobre el costo de la demanda respondieron ‘que tratarán de obtener por daños punitivos y compensatorios un monto que sume más de 7 cifras...’ ¿Cuánto usted cree que valga haber perdido una carrera de 25 años y terminar de psiquiatra en psiquiatra, deprimida y totalmente destruida? Nunca podremos recuperar lo que ella perdió”.

Además de la demanda civil, Sánchez cooperó con una investigación criminal contra el Banco por lavado de dinero que organismos federales adelantaban en el Ocean Bank. Y lo cierto es que al año siguiente, la Federal Deposit Insurance Corp., junto con la Red de Control de Crímenes Financieros y el Estado de la Oficina de Regulación Financiera de la Florida multaron al Ocean Bank por 10,9 millones de dólares debido a las violaciones de la Ley de Secreto Bancario, así como otras leyes y reglamentos sobre Lavado de Dinero, tales como la falta de presentación de informes sobre transacciones de divisas. Ocean Bank accedió a la pena, sin admitir o negar los hallazgos de la FDIC y la FinCEN.

furnival3-640

El otro “pequeño” caso que presuntamente involucra a Rafael Ramírez fue destapado por el diario digital El Español, cuando descubrieron que “Rafael Ramírez depositó cuatro millones de euros al hijo del ex embajador español en Venezuela”, y mostraban los documentos donde Alejo Morodo cobraba al menos 3,8 millones de euros en comisiones de la petrolera estatal venezolana.

“PDVSA instrumentó la mayor parte de los pagos a través de una sociedad pantalla panameña con cuenta en Suiza, una empresa a nombre de fiduciarios de la que Alejo Morodo ha reconocido su titularidad. Los pagos de PDVSA al hijo del diplomático socialista Raúl Morodo comenzaron poco después de que su padre abandonase el cargo, concretamente en agosto de 2008. A partir de esa fecha y hasta 2013 se sucedieron decenas de transferencias realizadas por supuestas labores de “asesoría jurídica”. Buena parte de estos cobros fueron percibidos por Alejo Morodo a través de una sociedad instrumental panameña denominada Furnival Barristers Corporation, con domicilio en Plaza 2000 Building, 50 TH ST, con cuenta en el Credit Suisse de Ginebra con la siguiente numeración: CH 67048351435769620100. El resto los percibió a través de su bufete madrileño, Aequitas Abogados y Consultores Asociados, S.L.

Por parte de la petrolera estatal las presuntas comisiones a Morodo fueron abonadas personalmente por el ex presidente de la entidad, Rafael Ramírez, investigado por las autoridades de Estados Unidos por corrupción. La Fiscalía americana le atribuye el cobro de sobornos y la utilización de sociedades corporativas de la empresa para blanquear dinero procedente del narcotráfico. Esta investigación alcanzó recientemente al Banco de Madrid, radicado en Andorra, desembocando en su intervención. Y es que las autoridades americanas detectaron que otro ejecutivo de PDVSA, Rafael Jiménez, supuestamente utilizó esta entidad financiera para lavar fondos procedentes de la corrupción.

Las transferencias de PDVSA a Morodo van acompañadas del siguiente concepto: “Asesorías en el servicio de asesoramiento jurídico y gestión legal de documentación en materia de derecho mercantil, fiscal y contable en el Reino de España y Portugal a Petróleos de Venezuela y al Ministerio de Energía y Petróleo”.

Alejo Morodo ha reconocido que los pagos que ha recibido por parte de PDVSA durante los últimos años “rondan los cuatro millones de euros”. No obstante, asegura que corresponden a servicios prestados por él a esta empresa “para implantarse en Europa”.

Pero ocurre que PDVSA estuvo años implantada en Europa, desde 1983, cuando estableció una joint venture al 50% con Ruhr Oel, que entonces tenía dos grandes refinerías en Alemania y un amplio complejo petroquímico.

KonZapata