konzapata.com

El Gobierno retoma el discurso radical para reconquistar lo que queda del chavismo en crisis

miércoles 05 de octubre de 2016, 10:01h
Por Redacción @konzapata.- Con la necesidad de motivar y despertar en las clases más populares el otrora “espíritu chavista”, que movía a las masas a cada llamado del ex presidente Hugo Chávez, el presidente Nicolás Maduro en su nuevo enroque de Gabinete Ejecutivo, vuelve a colocar en primera fila del “combate” ideológico a personajes como Érika Farías, la vicepresidenta del Socialismo Territorial.
Por Redacción @konzapata.- El Gobierno está en plena campaña electoral, de allí que el presidente Nicolás Maduro, con sus nuevas designaciones en el Gabinete, intenta reforzar el discurso socialista, y en esto destaca la nueva vicepresidenta del Socialismo Territorial, Érika Farías, la voz cantante de esta nueva arremetida del discurso oficial.

erika Érika Farías, vicepresidenta del Socialismo Territorial.

Pero, ¿Quién es Érika Farías para hacerse indispensable en el Gabinete de Maduro? Es militante del Frente Francisco de Miranda, fue ministra de Alimentación y del Despacho de la Presidencia durante el gobierno del ex presidente Hugo Chávez. Durante el gobierno de Nicolás Maduro ha sido ministra de Comunas y gobernadora del estado Cojedes. Como vicepresidenta del Socialismo Territorial se encargará también de la Misión Saber Trabajo, Misión Gran Vivienda Venezuela, Barrio Tricolor, Jóvenes del Barrio y el Movimiento por la Paz y la Vida. Además de participar en los Ministerios para la Agricultura Urbana y el de la Cultura.

Radical siempre en sus opiniones, recordamos cuando el pasado mes de junio de 2016 en un acto público sobre los CLAP, siendo gobernadora de Cojedes y escoltada por el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz y el coordinador ejecutivo de los CLAP, Freddy Bernal, dijo: “En los CLAP no puede haber escuálidos”.

Y enfatizó que para que esta premisa se cumpla, el Gobierno debe “vencer y convencer” a la gente.

-“Tenemos que ir casa por casa a conversar con nuestros hermanos patriotas, convencer a los que no están convencidos, convencer más allá de la bolsa”.

“La ‘guerra económica’ va a tener muchos desenlaces” y el pueblo tiene que estar preparado para “dar cualquier batalla y vencer cualquier escenario”.

Asimismo, señaló que esta idea de los CLAP no fue del Gobierno, sino del pueblo.

Un discurso mediático, “motivador” para su target principal: El pueblo, que es lo que hoy le  urge conquistar al Gobierno.

poder02La gente en la calle dice estar cansada de hacer colas por una bolsa de comida. Las quejas se escuchan en todas partes, hasta en una esquina esperando cruzar la calle. La gente se queja incluso sola. Esto lo sabe el Gobierno, por eso hace falta reforzar el discurso oficial populista, hoy más que nunca, para rescatar algo del espíritu chavista.

Y ese lenguaje lo maneja muy bien la Vicepresidenta del Socialismo Territorial, Érika Farías. Es directa. Sencilla en su mensaje. Llana en sus conceptos. Maneja muy bien la repetición consciente de “frases hechas”, para causar retentiva en sus oyentes. Es una comunicadora socialista nata. Y eso es lo que necesita el presidente Maduro en su estrategia de ganar tiempo.

Porque los CLAP son la herramienta para relanzar el discurso socialista, y así lo demuestran las últimas acciones tomadas por el Ejecutivo, cuando el presidente Nicolás Maduro aprobó, en punto de cuenta, un plan para ejecutar el diseño de un proyecto productivo por cada Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP). Y aunque la opinión pública no sabe bien “cómo se come eso”, allí está hecho el anuncio, firmado en vivo, y dado el ejecútese.

Este tiempo de gracia dado por el CNE lo está aprovechando muy bien el Gobierno, que no deja “puntada sin dedal” en esto de reconquistar, a todo trance, lo que queda del chavismo en crisis.

KonZapata