Esta es la historia de corrupción en PDVSA con la gabarra que se hundió y que costó un dineral

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Una empresa petrolera contrata a una empresa extranjera el alquiler de una gabarra por un precio determinado. En los libros de la primera empresa, aparece un precio. Y en los libros de la otra empresa, un precio diferente. La gabarra termina hundiéndose y nadie hizo nada. Así sucedió en PDVSA. Y así lo denunció Freddy Guevara.


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Ayer, el presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, diputado Freddy Guevara (VP) cumplió lo prometido: Llevó a plenaria el informe de la instancia parlamentaria que preside, con los casos de presunta corrupción en PDVSA durante la gestión de Rafael Ramírez Carreño.

Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la ONU y ex presidente de PDVSA.

Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la ONU y ex presidente de PDVSA.

Y como la corrupción en este país se ha vuelto pesada desde 1999 hasta la fecha, la entrada de Guevara a la tribuna de oradores no pudo ser más consistente: Detrás de sí, dos ayudantes empujaban con cierta dificultad una carretilla que contenía diez cajas (de esas “archi-office”). En las diez cajas estaban los documentos con las pruebas. Facturas. Oficios alertando a Rafael Ramírez de la posible corrupción en PDVAL. Declaraciones en instancias internacionales de involucrados en los fondos de pensiones de la estatal. En fin. Papelería suficiente para ocupar a un interesado por meses.

Guevara no perdió oportunidad para recordar que muchas de esas pruebas, reposaban en la Comisión Permanente de Contraloría (CPC) cuando era dirigida por el diputado enigmático del PSUV, Pedro Carreño. Peor todavía. Hubiera sido de antología ver la cara de Carreño en ese momento. Pero ninguno de los diputados rojos fue al debate. No quieren escuchar ni ver la realidad que se muestra ante sus ojos. No quieren debatir. Eso de ser minoría como que no se les da muy bien que digamos, en vista de que tampoco supieron cómo se comporta una mayoría.

De todos los casos que mencionó Guevara (11) y que hemos reseñado ampliamente en KonZapata, el de la gabarra Aban Pearl es emblemático. Así lo narró Freddy Guevara:

-Es algo tan absurdo y tan burdo, que se puede determinar (la irregularidad) con dos documentos públicos. El primero de ellos, la Memoria y Cuenta de PDVSA. Y el segundo, la Memoria y Cuenta de la empresa a la que le alquilaron la gabarra. ¿Qué dice la Memoria y Cuenta de PDVSA del año 2008 en la página 1005? (…) que se alquiló por 730 mil dólares diarios una gabarra a la empresa que vamos a mencionar… (Aban Offshore Limited)… eso aparece allí… pero después de que se hunde la gabarra Aban Pearl, la empresa a la cual le contrataron este equipo, como es una empresa pública que tiene que rendir cuentas, saca un informe en el año 2010 y en su página 14 reporta que se le hundió una gabarra en Venezuela por 286 mil dólares diarios.

-Es decir, en la Memoria y Cuenta de PDVSA aparece que alquilaron por dos años, 730 mil dólares diarios una gabarra. Y la empresa a la que le contrataron la gabarra, dice que fueron por 286 mil dólares. Bueno. ¿Dónde están esos 444 mil dólares diarios que no estaban reflejados en ningún informe?

El total de los casos que mencionó Guevara, ascienden a 11 mil 200 millones de dólares, cifra superior a la nivel actual de Reservas Internacionales de Venezuela.