konzapata.com

Eulogio Del Pino recorta y espera el milagro de los precios del petróleo

miércoles 28 de diciembre de 2016, 10:00h
Por Redacción @konzapata.- La idea de Nicolás Maduro es ganar por el rebote de los precios del crudo en lugar de por volúmenes vendidos, pero el estrecho nivel que se reserva la nación dentro de la cuota OPEP es una camisa de fuerza a la hora de atender sus compromisos atados a suministros petroleros, así como el mercado interno y para exportar los volúmenes requeridos.
Por Redacción @konzapata.- Desde el 1 de enero Venezuela reducirá formalmente su producción petrolera para cumplir con lo estipulado por la OPEP, que ajustará el bombeo global de sus miembros a 32,5 millones de barriles diarios con la expectativa de estabilizar los precios del crudo en el mercado internacional. Todo apunta a que, con éxito, esta estrategia podría elevar la cesta petrolera venezolana a 45 dólares por barril, casi diez dólares por encima del precio promedio de 2016, pero casi 20 dólares por debajo del punto mínimo requerido para equilibrar las cuentas.

Eulogio Del Pino,  presidente de Petróleos de Venezuela. Eulogio Del Pino, presidente de Petróleos de Venezuela.

Las autoridades venezolanas hablan de 2017 como un año de recuperación económica, centrando esta expectativa en las gestiones que se han realizado internacionalmente para impulsar un acuerdo entre productores de hidrocarburos que pueda conducir a una mejora en los precios del crudo.

“Sin menoscabo de sus compromisos contractuales internacionales, a partir del 1 de enero de 2017, PDVSA y/o sus empresas filiales implementarán una disminución en los volúmenes de los principales contratos de venta de crudo, todo ello de conformidad con los términos y condiciones existentes en sus contratos vigentes”, aclaró Petróleos de Venezuela en un comunicado oficial este martes.

De esta manera la empresa estatal le informó al público en general que se procede al ajuste pactado en noviembre pasado en la Organización de Países Exportadores de Petróleo, que implica para Venezuela bombear solamente 1,972 millones de barriles por día.

Esta baja cuota de producción es la apuesta de Venezuela para saltar el charco de 2017, luego de haber sufrido un duro año 2016 con los ingresos petroleros por el piso, las importaciones casi en cero y amasando un tercer año consecutivo de contracción de la economía.

La idea de Nicolás Maduro es ganar por el rebote de los precios del crudo en lugar de por volúmenes vendidos, pero el estrecho nivel que se reserva la nación dentro de la cuota OPEP es una camisa de fuerza a la hora de atender sus compromisos atados a suministros petroleros, así como el mercado interno y para exportar los volúmenes requeridos.

Eulogio Del Pino, presidente de PDVSA, apuesta a que el mercado mundial se equilibre y “el precio debe estar para el Brent, que es el crudo de referencia, entre 60 y 70 dólares, lo cual significaría para el precio venezolano entre 45 y 55 dólares por barril. Yo creo que en ese rango".

Sin embargo, no muchos creen que la recuperación sea tan amplia. A esto se suma el hecho de que ni con el barril en 55 dólares se podrían equilibrar las cuentas en Venezuela.

Estimaciones de Ecoanalítica para 2017 apuntan a que, con exportaciones efectivas estimadas en 1,5 millones de barriles por día a un precio promedio de 40 dólares por barril, a la par de que las importaciones se mantengan en el mismo nivel de 2016 y se atiendan los compromisos de deuda, habría un hueco de 11 mil 200 millones de dólares en las cuentas externas de la nación.

Otros analistas creen que el precio del crudo podría escalar, en el mejor de los escenarios, a 45 dólares en promedio el próximo año, lo que podría aminorar el desbalance en las cuentas, pero muy difícilmente generar cambios significativos en la economía.

Incluso la firma Torino Capital, que tiene una visión optimista para Venezuela en 2017, sostiene que el valor promedio de la cesta petrolera venezolana subirá 32% con respecto a este año, para colocarse en 46,7 dólares por barril, lo que permitirá un ligero repunte de 4,7% en las importaciones.

A juicio de Ecoanalítica, para cerrar la brecha externa Venezuela necesita que en 2017 la cesta petrolera promedie 62 dólares por barril. Otros analistas ubican el precio de equilibrio para Venezuela entre 70 y 80 dólares por barril.

El más reciente informe de la OPEP, correspondiente a noviembre, estimó la producción petrolera de Venezuela entre los 2,27 millones de barriles diarios, según las estimaciones de las llamadas fuentes directas, y los 2,10 millones de barriles diarios, de acuerdo con las fuentes secundarias.

En todo caso, en lo que va de año la producción petrolera de Venezuela ha experimentado una caída de 11%, demostrando la poca capacidad para sostener las inversiones requeridas por el negocio.

KonZapata