konzapata.com

Francisco Rodríguez: “La Oposición puede reconocer la deuda externa del Gobierno a cambio de otras concesiones” (y II)

viernes 27 de enero de 2017, 16:00h
Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El ex economista jefe para la región andina del Bank of America y actual economista jefe de Torino Capital, señaló que 2016 terminó con una inflación de 404% por debajo de las estimaciones del FMI y otras agencias. Se hace eco de la preocupación del Ejecutivo por la falta de reconocimiento de la deuda emitida por el Gobierno, y destacó que en este momento eso es riesgoso y hace problemático que el país acceda a los mercados dado el temor de los inversionistas de que la Oposición no admita estos compromisos adquiridos por la República.
Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- En el informe publicado el 23 de enero de este año, la firma Torino Capital llama la atención sobre la designación de Ricardo Sanguino como nuevo presidente del Banco Central de Venezuela en sustitución de Nelson Merentes. En este informe se reseña una de las frases más polémicas del nuevo presidente del ente emisor: “El Banco Central de Venezuela se hizo más profesional durante el gobierno de Chávez que cuando estaba dirigido por representantes de grupos de negocios”.

Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital. Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital.

Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital y ex economista jefe para la región andina de Bank of America, sobre la designación de Sanguino en el Banco Central de Venezuela (BCV) destacó que no habrá cambios y que hará una política similar a la de su antecesor, Nelson Merentes.

En conversación telefónica desde Nueva York, donde tiene su asiento esta firma, hace votos porque prospere el diálogo y sobre todo que se tome en cuenta el tema económico. Opinó que la Oposición podría llegar a un acuerdo con el Gobierno: Reconocer la deuda contraída por el Ejecutivo a cambio de la liberación de los presos políticos o las elecciones.

-¿Habrá cambios en la política económica con Ricardo Sanguino al frente del Banco Central de Venezuela? Algunos economistas sostienen que habrá más controles.

-Ni lo uno ni lo otro. Creo que la política económica se va a mantener. Yo tengo mucho respeto por Ricardo Sanguino. Me correspondió ser jefe de la Oficina de Asesoría Económica de la Asamblea Nacional y en ese momento él era vicepresidente de la Comisión de Finanzas. Tuvimos la mejor relación de trabajo. Es economista, tiene una larga formación y experiencia  en el sistema financiero. Creo que tiene una visión moderada y excesivamente pragmática de  la economía, pero hay que darse cuenta que una característica que describiría a Sanguino es como político. Además, creo que ningún presidente del BCV de este gobierno llegue a diseñar  políticas económicas. Estas están diseñadas ya por el Presidente de la República, por sus asesores o por el Gabinete Económico y esas políticas son implementadas por el Banco Central. Hasta el mismo Sanguino reconoce que no ven un Banco Central independiente y autónomo. En ese sentido lo que diría es que no me parece que Sanguino va a ser muy diferente del presidente saliente, Nelson Merentes. Creo que los dos comparten el mismo enfoque pragmático y en la medida que puedan harán una política económica más pragmática, pero al mismo tiempo está ahí para llevar adelante una serie de directrices que llegan desde el Gobierno, están determinadas por el presidente Maduro. No veo mayores perspectivas de que eso vaya a generar un cambio. No diría que es una reacción positiva o negativa, sino que es neutra.

-Otra vez se intenta establecer un diálogo en Venezuela. Una de las propuestas presentadas por los mediadores es que se elaboren políticas para atender la crisis humanitaria y el desabastecimiento de alimentos y medicinas. Pero ya en la primera fase usted redactó recomendaciones económicas que Unasur presentó al presidente Maduro y no pasó nada. ¿Esta vez cree que tendrán éxito?

-Presentamos una serie de políticas económicas al Gobierno. Creo que es importante que en el tema del diálogo traten de ponerse de acuerdo en materia económica para que por lo menos logren un avance. Creo que ahí tienen una misión los mediadores. La visión de la “guerra económica” tiene problemas y por eso es importante que se discuta el tema económico. Se pueden llegar a acuerdos entre el Gobierno y la Oposición para tratar de mejorar la situación económica, y también debe haber consenso en los temas que ha señalado el Gobierno. Estoy en desacuerdo con las interpretaciones económicas del Gobierno, pero sí creo que hay algunos cambios. En este momento es riesgoso el no reconocimiento de la deuda externa. Es algo que está haciendo problemático el acceso a los mercados, porque los inversionistas temen que si la Oposición llega a gobernar podría no reconocer la deuda emitida por el actual gobierno y en particular desde el momento que se declara el desacato del Parlamento. Algunas decisiones deberían haber sido aprobadas por la Asamblea Nacional, como por ejemplo la Ley de Endeudamiento que fue aprobada por el Tribunal Supremo de Justicia. Ahí creo que lo importante es entender que puede existir una negociación en la cual la Oposición tenga esa carta de reconocer la deuda contraída por este Gobierno a cambio de concesiones en otras dimensiones. A la Oposición le importa el tema de los dirigentes políticos privados de libertad, el tema de las elecciones. De eso se trata una negociación. Creo efectivamente que el reto de los mediadores es impulsar el diálogo.

Índice Octavio Arepa: En enero una arepa de queso de mano costaba 4.850 bolívares, cuando en diciembre se pagaba a 3.400 bolívares. Hubo un incremento de 38,4% en un mes. Índice Octavio Arepa: En enero una arepa de queso de mano costaba 4.850 bolívares, cuando en diciembre se pagaba a 3.400 bolívares. Hubo un incremento de 38,4% en un mes.

-Ustedes crearon el Índice Octavio Arepa para medir la inflación. ¿Por qué?

-Este es un mecanismo más que todo simbólico de la misma forma que es el Big Mac. Es un sistema fácilmente comprensible. El problema con la inflación es que el BCV no ha publicado la información desde 2015. El Fondo Monetario Internacional decía que iba a llegar a 700% en 2016 y otras agencias también vaticinaron una alta inflación que el Gobierno ha negado. Nosotros en Torino Capital tenemos un modelo econométrico y ese modelo arroja una inflación de 404% para 2016, más bajo de lo estimado por el FMI. El Índice Octavio Arepa es la continuación de un trabajo que hacía el bloguero venezolano Miguel Octavio. Él tuvo un accidente y se está recuperando y no ha podido seguir la labor. Octavio media el precio de la arepa todos los días en la misma arepera de Caracas y era la misma arepa de queso de mano. Ahora nosotros continuamos ese trabajo. Vamos a la misma arepera de Caracas y en enero una arepa costaba 4.850 bolívares, cuando en diciembre se pagaba a 3.400 bolívares. Hubo un incremento de 38,4% en un mes. Pero si analizamos el costo anualizado de enero de 2016 a enero de 2017, la arepa ha subido de precio 453%. Sin embargo, aún no podemos decir que hay hiperinflación. Ese índice se acerca más al que sacamos con el modelo econométrico que nos dice que la inflación de 2016 fue aproximadamente de 404%; por ciento, por debajo de las otras cifras que se han dado a conocer.

KonZapata