konzapata.com

Profesor Pedro Afonso Del Pino: La Constituyente tranca más el juego (y II)

viernes 05 de mayo de 2017, 18:00h
Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El catedrático señala que el CNE tiene que convocar las elecciones a gobernadores, vencidas, y la de alcaldes y concejos municipales que se vencen en diciembre. Cualquier iniciativa del poder constituyente en términos constitucionales o inconstitucionales no puede afectar el cumplimiento de la Constitución. “Hoy estamos ante la posibilidad cierta y real de que si vamos a elección de gobernadores el Gobierno pierde todas las gobernaciones”.
Pedro Afonso Del Pino Pedro, abogado constitucionalista, investigador y profesor de Derecho Constitucional en la UCV.

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela, Pedro Afonso Del Pino afirmó que la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena adelantó opinión al hablar positivamente del proceso constituyente como mecanismo para la paz. “Le toca hablar es al pueblo”. Advirtió que si crea una Constituyente amañada, designada coartando la libertad de los electores y de los elegidos, tiene que ser desconocida.

El también miembro del Instituto de Derecho Público de la UCV reiteró que el CNE debe hacer las elecciones de gobernadores, y destacó que sería un golpe electoral muy importante ver el mapa de Venezuela coloreado de azul sin ninguna partícula roja. “Desmorona internamente más al Gobierno”.

-Si se toman en cuenta los vicios de nulidad, ¿Qué se puede hacer para tratar de parar este proyecto?

-Al acudir a un proceso constituyente las bases comiciales deben ser aprobadas por el pueblo mediante un referéndum y si ese paso previo no se da se tendría una Constituyente viciada en su convocatoria. Si las bases comiciales llegaran a ser aprobadas por el pueblo y están hechas violando el principio universal del sufragio directo, secreto y la proporcionalidad, sería una Constituyente formada ilegalmente. ¿Cuál es la vía jurídica? El decreto puede ser impugnado. El problema es que en el país quien tiene la competencia constitucional para revisar este tipo de actos es la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia que ya sabemos está integrada por los siete magistrados estrellas protagonistas del rompimiento del hilo constitucional, obviamente la vía formal jurídica luce en el plano inmediato como poco efectiva. Además, hay un dato muy curioso el pueblo es el que tiene que decidir si quiere Constituyente o no. Es decir, una opción válida del pueblo es que diga no queremos Constituyente. Yo como ciudadano diría que no porque el problema del país no se resuelve con una Constituyente. Es curioso porque la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, ya habló positivamente del proceso constituyente como un mecanismo para garantizar la paz. Y ella no puede adelantar opinión porque eso le corresponde al pueblo. Sus palabras nunca tuvieron que ocurrir.

-La experiencia de Venezuela, y creo que la de Colombia, es que la Constituyente no garantiza la paz. Aquí hay enfrentamientos y en Colombia tuvieron que hacer el proceso de paz.

-Eso es parte de la demagogia. Las asambleas nacionales constituyentes suelen ser poco efectivas. Las constituyentes son para hacer constituciones y cuando se usan con otro interés más bien la conflictividad política aumenta .Si se revisan unas historias particulares las constituyentes no son efectivas. Más bien los congresos de los poderes legislativos cuando hacen constituciones o las modifican mediante una enmienda o reforma, suelen ser más efectivas. La Constitución de 1961 fue la de más larga vigencia en el país. Esa Constitución la hizo el Congreso de la República y los diputados y senadores tenían una agenda aparte para ir discutiendo la Constitución en forma pausada, meditada y concienzuda. Esa Constitución del 61 gozó de unanimidad. La firmaron adecos, copeyanos, urredistas y, también, comunistas. ¿Por qué? Porque se hizo en un ambiente de mucha más tranquilidad e institucionalidad. Desde el punto de vista electoral, cuando alguien es elegido diputado tiene cinco años para desarrollar su gestión en muchos aspectos; pero en cambio cuando se elige un constituyente, que tiene un periodo muy corto para hacer una Constitución que normalmente promete derechos sociales, entonces empieza a transar con los demás para colocar su demanda electoral. El resultado es una Constitución larga como la nuestra, que termina siendo contradictoria. Las constituciones deben hacerse en tiempos de mayor moderación y de unidad y no en tiempos de polarización y debate, porque no funcionan.

-Pareciera que el país está entrampado. Ya se presentó el proyecto, ya la Presidenta del CNE dijo que es positivo, y una impugnación ante la Sala Constitucional es difícil que se gane. ¿Qué pasaría en esas elecciones que se convoquen si no participa la Oposición?

-Hay que ver los escenarios. La elección que debe convoca el CNE es un referéndum para decir si se está de acuerdo o no con la Constituyente, y creo que la Oposición debe participar y decir “no” si esa consulta no reúne las garantías y condiciones. El Presidente tiene la iniciativa para proponerla, pero es el pueblo quien decide si la quiere o no, y la Oposición debe mover a su electorado para decir “no”. Ahora, si se saltan ese paso y diseñan una Constituyente amañada, designada, coartando la libertad de los electores y de los elegidos es una Constituyente que tiene que ser desconocida. No estoy hablando de desconocer al Gobierno o las instituciones públicas, sino de que no se puede convalidar un parapeto.

Tibisay Lucena, Presidenta del CNE.

-De ocurrir eso, ¿No quedaríamos como en una anomia?

-Esta jugada del Gobierno es compleja y complicada, y ayuda a trancar el juego. En Venezuela hay que aplica la Constitución vigente. El CNE tiene que convocar las elecciones a gobernadores que están suspendidas de manera inconstitucional y arbitraria desde diciembre pasado, y tiene que convocar los comicios de alcaldes y concejos municipales que se vencen en diciembre de este año. Cualquier iniciativa del poder constituyente en términos constitucionales o inconstitucionales no puede afectar el cumplimiento de la Constitución. Lo que se ve es que el Gobierno en este supuesto debate con todo el país de discutir las bases comiciales, lo que está buscando es tiempo para alargar su permanencia en el poder.

-Incluso para no hacer las elecciones presidenciales.

-Para no hacer cualquier tipo de elección, porque las presidenciales corresponden el año que viene. No puedo pedir al CNE en este momento cronograma de las presidenciales. El problema son las elecciones de gobernadores y alcaldes que sí son obligación del Poder Electoral, y este de manera descarada no las convoca. Hoy estamos ante la posibilidad cierta y real de que si vamos a elección de gobernadores el Gobierno pierde todas las gobernaciones. Sé que hay gente que dice que estos comicios no son tan importantes porque el Gobierno va a nombrar gobernadores paralelos pero más allá de la gestión, hay un golpe político que recibirá el Gobierno.

-Ya están nombrando gobernadores a dedo a cuenta que están suspendidas las elecciones. Por ejemplo, está el caso del estado Sucre.

-Los gobernadores huyeron. El de Barinas, Portuguesa, Cojedes e incluso Aristóbulo Istúriz no quieren someterse a un proceso electoral porque saben que están derrotados. En esos estados tan oficialistas, los mandatarios regionales se retiraron y colocaron a cualquier subordinado. En el estado Aragua también se ve. Ir a esa elección es importantísimo. Creo que es desde todo punto de vista radicalmente importante para el país. Lo que pasa es que muchas veces en Caracas ese tema no tiene mucha sensibilidad por una razón sencilla como en el Distrito Capital no se elige gobernador, y lo debería hacer porque es constitucional. Lo que pasa es que cuando el Gobierno creó el Distrito Capital lo hizo de manera antidemocrática y los municipios capitalinos del estado Miranda históricamente ven al gobernador como una figura política, pero la presencia y gestión de la gobernación en el área metropolitana de Caracas es relativamente pequeña o inexistente. El gobernador tiene una gestión más profunda en Los Teques, los Altos Mirandinos, el Tuy y Barlovento. En cualquier otro estado la elección de gobernador es muy importante. Sería un golpe ver el mapa de Venezuela pintado completamente de azul sin ninguna partícula roja. Es un golpe desde el punto de vista electoral importantísimo para el país, y desmorona internamente más al Gobierno. Este lo sabe y por eso evita cualquier proceso electoral. Un país donde el 80% rechaza de manera contundentemente al Gobierno, es muy difícil que en un estado sea a la inversa. Es difícil para el Gobierno incluso ganar Delta Amacuro.

-Pese a que la Sala Constitucional esté parcializada, ¿Se debe impugnar ese proyecto?

-Sí. Hay que dejar el testimonio de que se acudió y que se agotaron las vías internas diciendo que eso no era constitucional, aunque ya sabemos de antemano cual será la respuesta.

-¿Esa impugnación la puede hacer cualquier ciudadano ahora?

-Sí.

KonZapata