Venezuela pierde peso en el mapa petrolero mundial

Por Juan Antonio Avellaneda.- ¿Qué significa que el país produzca menos de dos millones de barriles diarios de petróleo? Que ya Venezuela no aparece en el radar de los grandes jugadores del petróleo. Es uno más dentro de la OPEP. Este es el saldo de 18 años de chavismo.


Por Juan Antonio Avellaneda.- Cuando Hugo Chávez tomó el poder en 1999 la producción petrolera estaba cercana a los 3,5 millones de barriles diarios, y en esa fecha aún los proyectos de la Faja Petrolífera del Orinoco no se habían completado. Hoy la producción se ubica en 1,95 millones de barriles diarios, según la data de la OPEP que se publicó la semana pasada. La OPEP se reunirá otra vez, y en la reunión se discutirá si se continúa con el recorte de producción o no. Pareciera que el acuerdo vendrá liderado por Arabia Saudita, según las últimas informaciones.

En 2001 la capacidad de producción de PDVSA y los convenios operativos era de 3,5MMB/D.

Estas reuniones de la OPEP con países No OPEP en busca de estabilizar el precio del petróleo, ha descubierto dos realidades para Venezuela.

La primera: La producción verdadera de crudo es 1,956.000 barriles diarios. O sea, por debajo de México, país al que históricamente superábamos. Queda demostrada la destrucción de la industria petrolera que ha disminuido la producción en casi un millón y medio de barriles en estos 18 años; generando el grave problema de caja que confronta el gobierno de Nicolás Maduro. De esa producción si deducimos el consumo interno, acuerdos con China-Petrocaribe y otros, resulta que unos 700.000 barriles son los que deben quedar netos para exportación (los cuales casi la mayoría van para EE.UU.), siendo este el único ingreso con que cuenta  PDVSA.

PDVSA con una producción por debajo de los 2 millones de barriles diarios pierde prestigio en el mundo petrolero.

La segunda: Que queda al descubierto la pérdida de importancia de Venezuela en el mapa energético mundial. Con una producción por debajo de dos millones de barriles diarios se pierde prestigio en el mundo petrolero. Ya no eres lo que se llama un “big player”. De hecho, en vísperas de la reunión OPEP, es difícil conseguir el nombre Venezuela en los medios y agencias que están cubriendo el tema. Es decir, Venezuela ya es uno más de la OPEP y del mundo energético mundial.