El chavismo oficialista de Nicolás Maduro intenta aniquilar al chavismo crítico con la descalificación

Por Juan Carlos Zapata (ALN / Konzapata).- Lo anterior no es una tendencia. Es una regla. Chávez aniquiló a muchos de sus adversarios políticos con la descalificación. Y también aniquiló a muchos de los que fueron sus aliados y amigos con la descalificación, el acoso y la persecución. Las más de las veces solo por criticarlo o quejarse en privado. La lección fue aprendida por Maduro y Cabello. Las víctimas de la descalificación ya no se encuentran solo en el bando opositor sino que ha sido ampliado al universo chavista.


Juan Carlos Zapata.

Por Juan Carlos Zapata (ALN / Konzapata).- El chavismo se descalifica a sí mismo. Perdón. Desde ya habría que aclarar. El madurismo ataca a lo que antes denominábamos el chavismo crítico y disidente y ahora se autodenomina chavismo democrático y constitucional. Que la definición es de Nicmer Evans, líder del movimiento Marea Socialista. Los ataques evidencian la división en el movimiento que fundara Hugo Chávez. A cuatro años de la muerte del líder máximo, el presidente de VenezuelaNicolás Maduro, puede ufanarse de un logro real y concreto: No logró mantener al chavismo unido. La ambición de poder ha llevado a que cada vez destaquen con mayor fuerza figuras y grupos que no solo pujan por un espacio sino que se plantean la conquista de lo que se supone es el chavismo original.

En ambos grupos, en el chavismo-madurismo anticonstitucional y en el chavismo crítico-constitucional se mezclan civiles y militares; éstos, retirados y activos. Ambas tendencias presentan cuadros internos complejos. En el chavismo oficialista están los que siguen al primer vicepresidente del partido de gobierno, PSUVDiosdado Cabello, y los que siguen al propio Maduro. Al decir de Evans, el estilo de Cabello -“Absolutamente despreciable en política, cínico, y con una estúpida perversión que abona a la antipolítica”- ha empujado hacia el bando de Maduro a gente que alguna vez lo siguió. Pero los que siguen a Cabello lo siguen a pesar de lo que es; mientras que en el campo de Maduro, las subdivisiones no han sido conjuradas.

Chávez aniquilaba con la descalificación. La lección fue aprendida por Maduro y Cabello / Foto: PSUV

En el terreno del chavismo crítico, sobresalen las figuras de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, el general retirado y ex ministro de Relaciones Interiores y exjefe de la policía política, Miguel Rodríguez Torres, así como los ex ministros Jorge Giordani, Héctor Navarro y Ana Elisa Osorio, y también el propio Evans, sociólogo, analista, quien ve llegar su momento, el momento en que Marea Socialista pueda aglutinar al chavista descontento, al chavista que no se siente representado por el gobierno de Maduro ni tampoco por el partido de gobierno y que se opone a la propuesta constituyente de Maduro y el grupo que lo apoya.

Siga leyendo esta información en Alnavio.com