PDVSA quiere el dinero que se perdió en el Espirito Santo Bank de Portugal

Por Juan Antonio Avellaneda.- Si se avanza y se concreta la operación, puede ser el caso de mayor importancia que involucra a PDVSA. Porque no es nada más dinero personal de ex funcionarios o directivos de la estatal, o de boliburgueses o contratistas; es dinero de PDVSA como ente, es la historia de pagos, de cobros de facturas y de colocaciones.


Eulogio Del Pino, presidente de Petróleos de Venezuela.

Por Juan Antonio Avellaneda.- Cuando en Julio del 2014 se anunció la quiebra e intervención del banco portugués Espirito Santo Bank, escribimos en KonZapata el 17 de julio y el 11 de agosto, respectivamente, par de artículos en los que alertaba del silencio de PDVSA a pesar de las fuertes relaciones de negocios que mantenían empresa e institución.

Hoy, tres años después el caso, vuelve a ser noticia. Reuters informó que el gobierno de Portugal a través de sus agencias estatales correspondientes estaba investigando posible fraude y corrupción en cuentas que mantenía la petrolera venezolana en ESB. Igualmente, señala la información que se le solicitó al gobierno de España colaboración en la investigación dado que se sospecha de una triangulación entre PDVSA, el Espirito Santo y bancos españoles. De avanzar estas investigaciones del gobierno portugués no es secreto en los mercados que estaríamos quizás en el caso más importante que concierne a corrupción y fraude dentro de PDVSA.

Un comunicado de PDVSA de este fin de semana precisa el adelanto de averiguaciones “con el objetivo de determinar la existencia de fraude contra la Corporación; así como la posibilidad de hacerse parte querellante para lograr el resarcimiento económico que corresponda por los daños sufridos”.

En Madrid ya comenzaron las investigaciones. La semana pasada El País informó que “la policía española ha puesto en marcha este jueves una operación por el supuesto desvío de dinero del gigante Petróleos de Venezuela (PDVSA) hacia Portugal a través del banco luso Espírito Santo. Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) han efectuado varios registros en Madrid y otros puntos del país en relación con esta trama investigada por la justicia portuguesa, que ha solicitado la cooperación de la Audiencia Nacional”.

También informó que “según informaron a EFE fuentes de la investigación, los registros se llevaron a cabo en cuatro domicilios de ciudadanos venezolanos y en una habitación de un hotel de lujo de Madrid, coordinados por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. La magistrada española cuenta con la ayuda de una fiscal y una jefa de policía de Portugal”.

La sospecha recae directamente sobre ex trabajadores. No se especifica el nivel gerencial, pero salta a la vista que se trata de altos directivos debido al grado de sofisticación de las operaciones. La empresa informó que las actuaciones judiciales se enfocan “sobre operaciones vinculadas con el Banco Espíritu Santo, en las que podrían haber actividades de lavado de dinero y en las que pudieran haber incurrido ex trabajadores de PDVSA y sus filiales”. ¿A quién busca PDVSA?

Por lo pronto, recordemos qué tipo de operaciones llevaba a cabo el Espirito Santo Bank con PDVSA en el 2014 al momento de su quiebra:

-El manejo de la tesorería de exportaciones de crudo. Al banco portugués que en ese momento no tenía el rating crediticio ni la solvencia adecuada se le fue otorgado el manejo de los pagos de exportaciones de crudo. Léase bien, de cada barril que se vendía para esa época que no fuese a Estados Unidos, el dinero correspondiente pasaba por las cuentas de PDVSA en el Espirito Santo Bank.

Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la ONU y ex presidente de PDVSA.

-Al manejar la tesorería, controlaba la mayoría de los pagos a proveedores y compañías de procura. Es decir, por las cuentas de PDVSA en ese banco se pagaron probablemente los sobreprecios denunciados en contratos de procura y suministros.

-PDVSA adquirió 365 millones de dólares en bonos perpetuos de holding del Espirito Santo, hoy esos bonos valen cero.

-No es secreto en el mundo bancario que esa estrecha relación llevó también al banco portugués a ser el predilecto por la boliburguesía petrolera. En particular las agencias en Dubai, Miami y Suiza.

-La relación llegó a ser tan grande que el banco decidió abrir una institución en Venezuela.

-Se estima que PDVSA tenía colocado alrededor de mil millones de dólares en notas estructuradas en esa institución.

Por estas razones es que este caso, de avanzar las investigaciones en Portugal, puede ser el de mayor importancia con respecto a PDVSA, porque no es nada más dinero personal de ex funcionarios o directivos de la estatal, o de boliburgueses o contratistas; es dinero de PDVSA como ente, es la historia de pagos, de cobros de facturas y de colocaciones.