La maquinaria de la MUD marcha a todo vapor para el 16 de Julio

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Generó críticas, pero ya empiezan a ver los beneficios a corto plazo quienes adversaban la idea. La consulta nacional, originalmente denominada plebiscito, es un hecho. La furibunda reacción de Pedro Carreño indica que aquello ha molestado en el alto Gobierno. Por eso lo mandaron al TSJ a pedir la nulidad del acto. Y la MUD corre contra reloj para organizar sus bases camino al 16 de julio. Al parecer, no hay vuelta de hoja.


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- La consulta nacional promovida por la MUD originalmente llamada “plebiscito”, generó demasiadas críticas en algunos sectores. El principal argumento era que el mecanismo no es vinculante. Desde luego que no lo es. Lo han dicho en la MUD desde el inicio. No es secreto para nadie. Y tampoco es secreto para nadie que el parcializado CNE se negaría a apoyar cualquier clase de iniciativa opositora, ídem que el Referendo Revocatorio. Pero tenía la MUD que sacar una carta para empujar todavía más las protestas. Están en la recta final. Y una consulta nacional servirá, entre otras cosas, para suministrar oxígeno a la resistencia. No han dicho en ningún momento que luego del ejercicio electoral, Nicolás Maduro abandonará el poder. Se han cuidado de los excesos retóricos. De los discursos de tarima.

La Oposición todos los días efectúa jornadas de contacto directo con los ciudadanos. Movilizan cuadros. Tal cual una campaña electoral (Foto: @JuanPGuanipa).

Pero, con todo y que la consulta no posee carácter vinculante, el Gobierno ya ha reaccionado de dos maneras. Primero, ordenando al CNE que ese mismo día -el 16 de julio- se efectúe un simulacro electoral para la constituyente, algo que en la MUD interpretaron como un acto de “provocación”, en palabras del representante de AD en la MUD, Negal Morales, según cita del canal Globovisión. Y la segunda reacción -esta es tan icónica como la primera-, se la encomendaron al muchacho de los mandados tristes en el oficialismo, diputado Pedro Carreño, a quien siempre le toca la peor parte de todo. Amenaza Carreño con introducir por ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un recurso para declarar nulo el acto opositor. Quiere que lo suspendan. Que lo invaliden:

-Solicitaremos una medida cautelar que suspenda los efectos de la consulta, porque ese plebiscito lo que tiene es una intención sediciosa, es decir, echar a andar un plan golpista-, soltó el diputado Carreño citado por diversos medios de comunicación, en otro capítulo más de sus muchas declaraciones increíbles.

La Unidad Democrática espera una “avalancha” de votos, y están trabajando para ello (Foto: @JuanPGuanipa).

Entonces la consulta que ha promovido la MUD sí genera reacciones de desespero, porque mandar a Carreño al TSJ solamente ocurre cuando el Gobierno se desespera. Mientras eso ocurre, la Oposición lleva su maquinaria a todo vapor. Todos los días, de manera simultánea, se están efectuando jornadas de contacto directo con los ciudadanos. Asambleas de vecinos, le denominan. En Caracas, Primero Justicia y Acción Democrática tienen ya un largo historial de este tipo de actividades en menos de una semana.

Movilizan cuadros. Tal cual una campaña electoral. Esperan una “avalancha” de votos, dicen. Creen en la respuesta de la gente, a pesar de las dificultades para la difusión de los “centros de votación” alternativos. La recta final ya está andando. No hay vuelta de hoja. ¿O el Gobierno cederá ante la presión interna y externa?