La represión política en Venezuela apunta ahora contra el chavismo originario

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- Para Nicolás Maduro la amenaza mayor a su permanencia en el poder no proviene de la oposición coaligada en la Mesa de la Unidad Democrática, sino del propio chavismo. La convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente ha ahondado las disidencias de ese sector contra Maduro y hacia allá apunta ahora la represión.


Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- Conocida es la frase atribuida a Maximilien Robespierre cuando iba camino a la guillotina para ser decapitado en 1794: “La Revolución es como Saturno, devora a sus propios hijos”. La noche del pasado miércoles 12 de febrero, en Venezuela, en la población de La Grita, en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, en presencia de su esposa y su hija fue detenido por el Sebin (la policía política venezolana) José Gregorio Zambrano, militar en situación de retiro, quien acompañó a Hugo Chávez en su intento de golpe de Estado el 4 de febrero de 1992.

El enfrentamiento con la Fiscal General es parte del proceso de fractura del chavismo (Foto: Ministerio Público de Venezuela).

Zambrano fue una persona cercana al ex presidente venezolano y durante su mandato ocupó altos cargos en medios de comunicación controlados o afines a su gobierno. Se le considera parte del denominado “chavismo originario”, grupo de oficiales del Ejército venezolano que estuvieron en la conspiración y posterior levantamiento militar que encabezó Chávez. Una especie de logia de los fundadores del movimiento chavista, la mayoría de ellos hoy retirados de la carrera de las armas y alejados, incluso, de la administración de Nicolás Maduro.

Siga leyendo esta información en Alnavio.com