Si se consuma el fraude del 30J la lucha democrática seguirá intacta

Por Orlando Zamora.- No se olvide que la ANC fue un invento repentino, ensayado luego de las protestas al golpe montado desde el TSJ; es la respuesta de un Gobierno desesperado. Acorralado políticamente, el cual, en medio de una pavorosa crisis evade contarse limpiamente al tener la pelea electoral perdida.


Ganar la contienda con mínimos votos y multiplicarlos para que sean “millones” y “millonas”.

Por Orlando Zamora.- La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) es un plan frío maquiavélico, concebido por cerebros del Ejecutivo y el CNE para ganar la contienda con mínimos votos y multiplicarlos para que sean “millones” y “millonas”. Con sólo activar un macro centro de fraude en el Poliedro, basta para finiquitar la falsa. Lo demás es función de circo. Allí son expertos.

Lo importante hoy es no perder el foco de la lucha que sigue. La pelea es de carácter final y el régimen lo sabe. Intenta ganar semanas con la ANC. Siendo el verdadero plan, el único que le queda, perfeccionar la represión, detener líderes, alcaldes, magistrados, confiscar pasaportes, amenazar, acorralar. La pelea se agigantó mucho antes de la convocatoria a la ANC. Esta constituye un obstáculo más a superar.

Las fuerzas democráticas deben actuar en un escenario que la ANC hará más calamitoso para el régimen y más rudo en lo represivo contra una parte mayoritaria del pueblo venezolano que se opone a una dictadura que centralizará el poder, la economía y a la sociedad toda.

Las fuerzas democráticas están en su mejor condición de brindar la única alternativa de poder distinta al comunismo confeso. Está en capacidad de movilizar en pocos días 7,6 millones de votantes. Por vez primera convocan al transporte a la pelea. Gremio engañado antes por el chavismo. Al igual que ciudadanos simples o ex chavistas.

También es capaz de retirar 15 o más millones de personas de las calles y mantenerlos en sus casas cívicamente protestando. Tiene planes de gobernabilidad y elementos para superar la crisis con respuestas a corto y mediano plazo. Debe interpretar y actuar por lo que viene  pronto.

Qué vendrá después de consumado el fraude del 30 de julio

La fase que abre la ANC es la aceleración del plan comunista original, concebido por Hugo Chávez, sólo que ahora ni tienen dinero y las fuerzas que lo rechazan son mucho mayores que antes. No mueven pueblo, el cierre de la ANC este jueves en la Avenida Bolívar es una muestra de ello.

La pelea popular seguirá planteada en idénticos planos y propósitos. Son meses decisivos sin regreso atrás, las fuerzas del cambio seguirán utilizando un abanico de opciones.

Si se estuviera frente a un Estado con vestigios de democracia se podría esperar que convivieran poderes independientes como la Asamblea Nacional y Fiscalía General. La prisión de magistrados y diputados aniquila esa posibilidad.

La AN, aún disuelta, debe preservarse como el único poder legítimo, aunque delibere fuera del recinto del Palacio Federal Legislativo. No hay cansancio ni inmovilidad planteable. Recordemos los Artículos 333 y 350: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse”. “El pueblo desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores principios…”.

Cada acción que adopte la ANC o el “gabinete ministerial de ocasión” de Nicolás Maduro, hundirá más al régimen. Por ejemplo, lo que llaman “paz nacional”, será aniquilar cualquier poder público no chavista, responsabilizar (y castigar) de la violencia a los que no se les permite votar libremente. La Paz o “Comisión de la Verdad” buscará desaparecer a los adversarios.

La fase que abre la ANC es la aceleración del plan comunista original, concebido por Hugo Chávez, sólo que ahora no tienen dinero.

“El perfeccionamiento del sistema económico” ofrecido por la ANC sacudirá toda la economía. El mundo económico será más estremecido aún, el FMI augura un nivel de reservas internacionales sobre los 6.000 millones de dólares. El paralelo ya al cierre de julio se aproxima a la barrera de los 10.000 bolívares. El Dicom no se quedará atrás y se acercará a la mitad del primero. EL Gobierno lo va a soltar más, porque simplemente no obtendrá divisas en los días venideros.

“El perfeccionamiento del sistema económico”, será acorralar a las pocas empresas productivas, crear mucho más dinero inorgánico para financiar los sectores comunales organizados alrededor de gobernadores y jefes militares de distritos.

Será más gasto público fondeado por el BCV para mantener el empleo artificial. No hay ningún propósito serio en el plano económico que no sea concentrar toda la producción, las escasas divisas y los planes de contingencia de suministro de alimentos en manos gubernamentales.

Los compromisos inmediatos y cercanos del servicio de la deuda externa colocan al régimen contra la pared. Si se sacrifica más a la población para amortizar la deuda, aquella se volcará en contra. El pueblo no aceptará apretarse más el cinturón.

Ante esta perspectiva, los precios se dispararán mucho más. En ese cuadro entran en acción las nuevas leyes de control de precios, con penas severas a los que no respeten los “márgenes de ganancias tolerables” y esto precipitará una mayor escasez. El Dicom brincará ante la desaparición práctica de dólares en poder del Gobierno.

Se multiplicarán las respuestas del mundo tras acciones de la ANC

En la esfera internacional el drama para Nicolás Maduro es peor. Se endurecerán las posiciones de la OEA, EE.UU., Comunidad Europea y de al menos 15 gobiernos. El secretario General de la OEA, Luis Almagro reúne pruebas y elementos para que el Tribunal de La Haya actúe. Al tiempo que el Departamento del Tesoro de EE.UU. dicta medidas contra 13 altos funcionarios públicos.

El aislamiento diplomático no sólo incidirá en lo económico, como el retiro de la líneas Delta, Avianca, esta última temerosa de presiones migratorias, sino que aislarán al Gobierno, ya de por sí el más solitario del planeta.

Mientras el frente político y económico derrota con mayor rigor al Gobierno. El plano social será más favorable al cambio y acercará la alternancia de poder. El hecho de que los trabajadores del transporte se incorporen por vez primera en décadas a la lucha abiertamente política-social igual que muchas barriadas en todo el país. La Cota 905 cerró la calle este jueves de paro, en el Barrio 5 de Julio de Petare un joven falleció, dos en Mérida, uno en la urbanización El Paraíso, en Caracas. Hechos que evidencian los argumentos de endurecimiento de la lucha popular.