Con el secuestro de Leopoldo López y Antonio Ledezma arrancó la Constituyente

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- La medida de casa por cárcel a favor de Leopoldo López fue, más que un gesto en pro de la negociación, una celada. En realidad nunca estuvieron en el Gobierno dispuestos a ceder en torno a la constituyente de Nicolás Maduro. Pero el domingo ya pasó.


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Los recursos de la dictadura son múltiples. Cuando se sienten amenazados, recurren a la táctica de la negociación para enfriar la calle. En esta oportunidad, la MUD no cedió un milímetro de terreno. No claudicó. No suspendió las actividades de calle. Sabía a lo que se estaba enfrentando. Los riesgos que comporta negociar con un régimen que tiene antecedentes negativos en la materia es un aviso de que no existen garantías. Eso sí: El paso tenía que darse. Había que sentarse a negociar pero, antes de cualquier intento, fue el propio Gobierno quien dio el primer paso. Comenzaron dictando medida de casa por cárcel a Leopoldo López, argumentando, de manera inverosímil, razones de salud.

Lo de López, más que un gesto, ahora parece más bien que fue una celada. Una táctica. Un por ahora. Después retomarían. Antes del domingo 30, López envió un mensaje al país, a la Fuerza Armada y asumía la posibilidad de volver a la cárcel. Antonio Ledezma envió dos mensajes, y el de la noche de este lunes, lo comenzaba con este alerta: Asumiendo todos los riesgos. Los analistas habían previsto, al menos en el caso de López, que lo devolverían a la cárcel de Ramo Verde. Ocurrió.

El domingo 30 de julio ya pasó. Cometieron un descomunal fraude y no pueden evitar que el mundo lo sepa.

Hoy es martes y la historia es otra:

-Porque ya no hay negociación a la vista.

-Porque el plan es aniquilar a la Oposición y no lo disimulan; al contrario, lo exhiben sin ruborizarse. Lo dice Nicolás Maduro. Lo confiesa Diosdado Cabello. Se sienten satisfechos, a pesar de que corren el peligro de hundirse en su propia trampa. Han dado un salto al vacío pero eso tampoco les importa.

-Porque los planes deben comenzar a ejecutarse de inmediato. Ya no les sirven López y Ledezma en sus casas. ¿Para qué?

-Y entonces irán con todo. Esto, más que un aviso, es una acción. Lo que sigue ya está escrito. Irán a por los diputados de la Asamblea Nacional. Por todo aquél que resulte incómodo. Irán por la fiscal Luisa Ortega Díaz. Comenzó a operar la Constituyente y todavía no se han instalado. Es este el barranco de la dictadura.