konzapata.com

Luis Emilio Rondón: El Gobierno buscó vías tramposas para burlar el voto popular (y II)

lunes 14 de agosto de 2017, 16:00h
Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El diputado, secretario general de Un Nuevo Tiempo y vicepresidente del Parlasur, Luis Emilio Rondón, sostiene que “la lucha es dura porque estamos enfrentando a un Gobierno inescrupuloso. Que tiene un extraño maridaje con la Fuerza Armada, que sirve de guardia pretoriana y protectora del Gobierno. Esa es una de las más graves distorsiones que presenta el sistema democrático venezolano y que lo ha hecho acreedor de sanciones por parte de la comunidad internacional”.
Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El diputado Luis Emilio Rondón cree que el cambio político es cuestión de tiempo. Admite que el último trancazo convocado por la MUD no fue una protesta masiva, pero afirmó que no significa que hayan perdido el apoyo popular. La Unidad Democrática seguirá en la calle acompañando a la gente, por lo que ya preparan una nueva jornada de protestas. El secretario de Un Nuevo Tiempo y vicepresidente del Parlasur también conversó sobre la exigencia al Gobierno para que restituya a los tres diputados indígenas, suspendidos desde 2015.

Luis Emilio Rondón, diputado, secretario general de Un Nuevo Tiempo, vicepresidente del Parlasur, y profesor universitario UCV-USM.

-La arremetida del Gobierno está muy fuerte. Todos los alcaldes de oposición sobre quienes pesa el supuesto desacato de la orden de impedir el cierre de vías han sido destituidos, y además condenados a pagar prisión. Frente a esa situación, ¿cómo pueden preservar la figura del alcalde que fue elegido en votación popular y que el Tribunal Supremo de Justicia no está respetando?

-El Gobierno buscó vías tramposas para burlar el voto popular. En primer lugar, lo hizo contra la Asamblea Nacional, a la cual la tiene en un absurdo desacato e intentando privarla de sus facultades constitucionales, que no son sólo de legislar sino de controlar al Poder Ejecutivo principalmente, y también al resto de los Poderes Públicos. Ahora, bajo esta nueva figura del desacato atentan contra la expresión popular que se dio legítimamente en los municipios y sólo los alcaldes opositores son perseguidos por esta circunstancia. Hemos visto situaciones graves de orden público en espacios que son gobernados por alcaldes rojos y ninguno de ellos ha sido citado por el TSJ para que garantice el libre tránsito en sus municipios. La protesta popular es general en Venezuela y no está promovida por ninguno de los alcaldes de oposición. Es la gente espontánea que sufre la grave situación económica y de crisis política que vive el país que de manera desesperada salen a la calle a respaldar el planteamiento que hacemos que no es otro que del cambio político, indispensable para corregir el rumbo y tratar de salvar a Venezuela del desastres total.

-Pareciera que no se está logrando. La Oposición está fuertemente acosada. Por donde se meten, el Gobierno tiene una respuesta.

-La lucha es dura porque estamos enfrentando a un Gobierno inescrupuloso. Que tiene un extraño maridaje con la Fuerza Armada, que sirve de guardia pretoriana y protectora del Gobierno. Esa es una de las más graves distorsiones que presenta el sistema democrático venezolano y que lo ha hecho acreedor de sanciones por parte de la comunidad internacional. La aplicación del Protocolo de Ushuaia del Mercosur, el aislamiento progresivo en la OEA, el no reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente por parte de los países desarrollados del mundo y buena parte de la comunidad internacional democrática, indican que el Gobierno con el ejercicio de su fuerza desmedida y la persecución a la disidencia lo que hace es consolidar un régimen que sin duda alguna tiene carácter dictatorial.

-La presión internacional no hace mella. La ANC dijo que todos los Poderes Públicos quedan subordinados a ella.

-Las sanciones sí les interesan. Vemos como corren despavoridos intentando evitar el alcance de las sanciones individuales. Es un ejercicio absolutamente ocioso por parte de la ANC espuria pretender que va a doblegar a un país que sufre el rigor de la circunstancia actual y  que está decidido a provocar el cambio. Es una cuestión de tiempo, pero el cambio inexorablemente se va a presentar. Más temprano que tarde.

-¿Usted cree que la sociedad venezolana aguante sin que haya un estallido social a medida que la situación empeora?

-En esta fase de protestas en la que ya llevamos más de 120 días y alrededor de 150 personas  fallecidas como consecuencia de la violencia indiscriminada del Gobierno, no han podido quebrar la voluntad del pueblo venezolano. La gente sigue ahí. Dispuesta a participar en las convocatorias de calle para llamar la atención, no sólo del Gobierno sino también de la comunidad internacional. Y ese es nuestro compromiso. Que nuestra voz no se apague. Que el pueblo no sufra de mengua, sino que por el contrario esté atento a que el cambio político se va a producir en el momento en que todos estemos unidos en la causa de la salvación del país.

-Usted habla de mantener la protesta en la calle, pero el último trancazo convocado por la MUD no fue acatado multitudinariamente.

-Nosotros hemos tenido altos y bajos. Una sola acción que no sea 100% exitosa no significa que hayamos perdido la correspondencia que tenemos con la calle. Es por eso que tenemos que seguir innovando. Presentando mecanismos inteligentes de cohesión popular, pero no tengo duda que de surgir cualquier circunstancia el pueblo va a estar al lado de quienes defendemos su progreso y bienestar y no del lado de quienes lo oprimen, maltratan y lo quiere convertir en reo de un eje autoritario y dictatorial.

-En ese campo innovador ¿qué va a plantear la MUD para esta semana?

-Tenemos varias opciones que en su momento vamos a informar, y las cuales siempre tendrán las siguientes características: Multitudinarias, pacíficas, cívicas y constitucionales.

-¿Podrían llamar otra vez a un paro cívico?

-Lo único que no haremos es ejercer la violencia ni de las armas ni de la fuerza, porque nuestro planteamiento es de paz. Son las familias opositoras las que han sufrido mayoritariamente la pérdida de más de cien vidas en estas jornadas de protestas. No vamos a jugar en el terreno que le gusta al Gobierno que es el de la violencia y las armas. Nosotros no tenemos armas ni fusiles, ni granadas, tampoco policías. Lo único que tenemos es la voluntad del pueblo y a ella le debemos acatamiento.

-El presidente Nicolás Maduro volvió a llamar al diálogo e incluso llamó al diálogo a los países de la región. ¿Están dispuestos a negociar de nuevo?

-Al Gobierno hay que aplicarle el refrán popular: A Dios rogando y con el mazo dando. Sigue  con una actitud que no es cónsona con el diálogo. La destitución de los alcaldes, el maltrato a los muchachos que detienen, procesan en juicios militares y confinan en cárceles de alta peligrosidad. Además, el tratamiento de desprecio frente a las organizaciones políticas que lo único que hemos hecho es un planteamiento de naturaleza político; y el desprecio a la comunidad internacional que casi de forma unánime le pidió que no desarrollara el proceso constituyente que iba a dividir más a los venezolanos, indica que no es un Gobierno que está  convocando precisamente a un diálogo. Este no se convoca con pistolas en las manos. El diálogo se convoca en una mesa de paz. Nosotros cumplimos la primera parte de los acuerdos del año pasado y el Gobierno incumplió flagrantemente todo lo que acordamos. Su credibilidad para nosotros es muy baja. A pesar de que somos partidarios de resolver civilizadamente nuestras diferencias, tenemos aprehensiones y dudas con la sinceridad con la que actúa el Gobierno frente a esta circunstancia.

“La lucha es dura porque estamos enfrentando a un Gobierno inescrupuloso”.

-¿Cómo van a rescatar la función contralora del Parlamento?

-La vamos a rescatar desde el mismo momento cuando las dos terceras partes de la Asamblea se reconstituyan. Estamos trabajando intensamente en esa reconstitución. La Asamblea Nacional no ha dejado de funcionar, lo que tiene es mermada su acción política como consecuencia del cerco autoritario que el Gobierno tiene sobre ella.

-Solamente se han incorporado al Parlamento, Germán Ferrer, esposo de Luis Ortega Díaz, Eustoquio Contreras e Ivonne Téllez.

-Juramentamos un diputado principal del estado Sucre, Marcos Padovani. Entonces, ya tenemos estos cuatro diputados.

-¿Cuentan con ese diputado de Sucre que era del PSUV?

-La verdad es que no le estamos haciendo seguimiento en qué bloque están militando o a cuál  pertenecen. Lo que estamos seguros es que están en desacuerdo con la forma autoritaria cómo actúa el Gobierno. Sabemos que en lo que el Gobierno resuelva lo de los diputados de Amazonas que nos quitó arbitrariamente y sin ninguna justificación, más estos tres diputados que se están incorporando, cubrimos con absoluta solvencia los dos tercios constitucionales  para tomar decisiones de Estado que la Constitución limita a los dos tercios de la Asamblea Nacional.

-¿Pero tienen esperanzas de que les vayan a restituir los diputados de Amazonas?

-No tenemos esperanzas. Exigimos que ese caso se resuelva. Y si el Gobierno cree que tiene mayoría, que convoque a nuevas elecciones en Amazonas. Queremos simplemente que se resuelva. Es insólito que desde diciembre de 2015 se hayan suspendido en forma arbitraria e ilegal a estos diputados, y ya estamos en agosto de 2017 y aún no se tenga una respuesta sobre una treta que inventó el Gobierno para intentar disminuir nuestros dos tercios; mayoría obtenida por la decisión firme del pueblo de darle un cambio a este país.

KonZapata