konzapata.com

China no salvará a Nicolás Maduro del fracaso económico

jueves 21 de septiembre de 2017, 10:00h
Por Pedro Benítez - Alnavio.com (ALN).- Pese a que Hugo Chávez y Nicolás Maduro le ofrecieron a China todo tipo de ventajas económicas y firmaron innumerables acuerdos, el gobierno de Pekín parece determinado a no financiar a fondo perdido un fracaso económico. La nueva China no quiere apoyar una revolución socialista, quiere hacer negocios.
Pedro Benítez.

Por Pedro Benítez - Alnavio.com (ALN).- Que la petrolera estatal china, PetroChina, haya decidido acatar las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro, a fin de no poner en riesgo sus intereses comerciales en Washington, según declaración atribuida por los medios internacionales a Mark Jensen, representante de la filial de esa empresa en Norteamérica, es consistente con la actitud distante del gigante asiático hacia el régimen chavista.

Son de dominio público en Caracas las continuas quejas del embajador de Pekín ante el resto del cuerpo diplomático acreditado en esa ciudad por los reiterados incumplimientos del gobierno de Maduro con los acuerdos y compromisos adquiridos con su país.

A medida que los problemas económicos se han agravado en Venezuela y el cerco internacional se ha ido estrechando, el distanciamiento de China se ha hecho más notorio. No sólo no han renovado el Fondo Chino, una línea de crédito a cuenta de envío de crudo venezolano a ese país: lo más destacable de la reciente gira que el presidente Nicolás Maduro realizó a Kazajistán y Argelia fueron las capitales que no visitó: Moscú y Pekín.

El gobierno de Xi Jinping no quiere apoyar una revolución socialista, quiere hacer negocios / Foto: en.kremlin.ru

Si este viaje presidencial tenía como objetivo (como era obvio) contestar el anterior recibimiento de que fueron objeto en las principales capitales europeas el presidente y vicepresidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora, Julio Borges y Freddy Guevara, lo lógico hubiera sido un respaldo equivalente por parte de las potencias a las que Maduro presenta como sus valedores internacionales. Pero no ha sido así, tanto la Federación Rusa como la República Popular China han mantenido un notable silencio en los últimos días a propósito de la crisis venezolana.

Siga leyendo esta información en ALnavío.com

KonZapata