El viaje de Nicolás Maduro a Argelia fue improvisado

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Según la prensa local (ElWatan.com) este es el segundo viaje de Nicolás Maduro que no se ha programado con antelación. “El jefe de Estado venezolano llegó a Argel el pasado viernes como parte de una parada técnica”, reportó la agencia nacional de noticias APS.


Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Fue sólo el sábado que la agencia nacional argelina anunció la visita oficial de 24 horas del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, visita que comenzó este lunes por la mañana con una audiencia con el presidente del Consejo de la Nación, Abdelkader Bensalah. Ningún programa oficial de la visita fue anunciado. “Nicolás Maduro Moros acaba de anunciar ‘esta visita de trabajo’ en su página de Facebook”, escribió el reportero argelino Madjid Makedhi.

Esta es la caricatura que publicó este martes el diario argelino Libertè.

En la nota, firmada por el periodista Madjid Makedhi, se destaca la crisis venezolana con el título “Debate sobre el despilfarro de miles de millones de dólares”. Y decía así:

“Como miembro de la Organización de Productores Petroleros (OPEP), Venezuela se encuentra en una situación económica similar a la de Argelia. Operando esencialmente con los ingresos petroleros, que representan, como en Argelia, el 95% de los ingresos en divisas, este país de América Latina se ve sacudido por una grave crisis económica, política y social que empeorará. ‘La situación es la misma en todos los países revolucionarios. Venezuela y Argelia son todos iguales’, dijo un ex diplomático.

Desde 2014, Venezuela ha sufrido severamente por la caída de los precios del petróleo. Pero la Oposición en este país denuncia el fracaso de la gestión pública que “habría desviado 850 mil millones de dólares de ingresos petroleros y que, tomando como coartada un llamado colectivismo, destruyó la industria y la agricultura”.

La Asamblea Nacional, controlada por la Oposición, quería investigar “la corrupción de funcionarios públicos y la desaparición de 250 mil millones de dólares de fondos públicos”. Para frenar su acción, el presidente Nicolás Maduro Moros confió en la Corte Suprema de Justicia para revocar los poderes de control de la Asamblea Nacional. Pero sus decisiones sólo han empeorado la crisis política en el país, en un momento en que el presidente Donald Trump amenaza con recurrir a sanciones económicas contra el gobierno de Maduro”.

Por su parte, el diario Libertè publicó una caricatura en primera plana contra Nicolás Maduro, bajo el titulo “Caluroso recibimiento al Presidente Maduro en Argelia” y donde se ve a Maduro asustado al lado del enfermo presidente Abdelaziz Bouteflika, porque un grupo de personas se les acercaba y protestaban en su contra.

Como se sabe, el jefe de Estado de Argelia, Abdelaziz Bouteflika no se ha dirigido a los argelinos desde hace cinco años, como resultado de su accidente cerebro vascular sufrido el 27 de abril de 2013.

Recibe sólo en raras ocasiones y los jefes de Estado extranjeros prácticamente han dejado de visitarlo durante varios meses. La cancelación de la visita de Angela Merkel y el aplazamiento sine die de una hipotética visita del presidente francés Emmanuel Macron materializan esta ausencia del Presidente en la escena diplomática internacional.

Si estos fracasos de la actividad presidencial son ahora conocidos por todos y han entrado en el poder argelino, otras actividades no realizadas por el jefe de Estado son menos evidentes. Este es el caso de decenas de diplomáticos extranjeros que han estado esperando, algunos durante años, para presentar sus credenciales al Jefe de Estado para poder ejercer normalmente en el país. “He estado en Argel durante más de un año y todavía no he conocido al presidente”, dijo el embajador de un gran país europeo.

Entre los embajadores que no han podido entregar sus credenciales están algunos de los que representan grandes potencias, como lo son Francia, Estados Unidos, Rusia, Polonia, España, Bélgica y otros. La cuestión es aún más complicada para los embajadores que tienen su residencia en Argel pero que están acreditados en otros países. Algunos representan a Níger, Chad, Burkina Faso o Malí. Sin embargo, si no han presentado sus cartas credenciales al presidente argelino, no pueden reunirse con los jefes de Estado de los otros países en los que están acreditados.

Si la ausencia de presentación de credenciales (incluyendo una solicitud oficial del presidente del país de origen del embajador al jefe de Estado del país anfitrión) no impide que el embajador trabaje, incluso si no puede reunirse con el jefe de Estado del país receptor, esto es contrario a la práctica diplomática.

De conformidad con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas entre Estados, todos los Jefes de Estado, Presidentes, Monarcas y otros inscribirán el acuse de recibo de credenciales en su orden del día. La Reina de Inglaterra “recibe cada semana al Primer Ministro ya los embajadores”, revela un ex embajador que cuenta la historia de que Elizabeth II, de 92 años de edad, está acompañada por su perro en cada una de las ceremonias, que duran sólo unos minutos. Por otro lado, en los días en que tenía todas sus facultades físicas, Abdelaziz Bouteflika dedicaba hasta tres horas de audiencia a cualquier embajador”.