Qué es lo que pasa entre Bernabé Gutiérrez y Liborio Guarulla

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- La historia de Amazonas con Bernabé Gutiérrez y Liborio Guarulla no es de ayer. Data del año 2000. De allá viene el conflicto. Lo anticipamos en KonZapata el año pasado. La desgracia del caso Amazonas estriba en que pase lo que pase y haga lo que haga la dirigencia de PJ, Guarulla tendría que poner su maquinaria al servicio de Gutiérrez.


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- El que piense que los problemas en Amazonas datan de las elecciones primarias está equivocado. Es una historia viejísima. Del año 2000.

Liborio Guarulla y Bernabé Gutiérrez, una disputa de años por el liderazgo en Amazonas.

¿Ustedes quieren que yo sea gobernador?

En aquella época, año 2000, Bernabé Gutiérrez se lanzaba a la reelección. Liborio Guarulla pertenecía al chavismo y era el candidato rojo. El adeco perdió la contienda por un margen demasiado estrecho de votos. Cantó fraude. Denunció un presunto fraude cometido por Guarulla. Nadie lo escuchó. El CEN de AD estaba en desbandada. Ese partido se desmoronaba. El chavismo arrasó con todo. Gutiérrez jamás olvidó aquello. Trabajó en silencio durante 17 años en AD, puesto que algún día iba a regresar, aunque nadie le creía. Guarulla juró que lo había matado. Que era un cadáver insepulto. El retorno ocurrió el 13 de febrero de 2016. Se armó un escándalo en Puerto Ayacucho cuando la avioneta que trasladaba al jefe adeco tocó tierra. El terminal aéreo colapsó de gente. Tuvo Gutiérrez que improvisar un mitin. ¿Y qué fue lo primero que hizo? ¿O qué fue lo primero que dijo? Preguntarle a la gente si querían que volviera como gobernador. Y lo segundo, criticar la gestión de Liborio Guarulla:

-Voy a recuperar los programas que traje durante mi gobierno-, declaró en una cancha deportiva que estaba a reventar de gente.

Aquello no debió gustarle en lo absoluto a Guarulla. Su pesadilla estaba regresando. En aquel entonces, explicamos en KonZapata que Gutiérrez era el único que podía darle competencia a Liborio Guarulla. Lo anticipamos y ocurrió

Entonces ahora la historia parece repetirse. Guarulla ataca a Gutiérrez. Lo acusa de haber promovido un “fraude” en la elección primaria contra su candidato designado Julio Ygarza, inscrito por Primero Justicia en vista de que el Movimiento Progresista de Venezuela de Guarulla no renovó como partido. Gutiérrez no ha contestado. Lo hizo Henry Ramos Allup en el programa de Vladimir Villegas en Globovisión:

-Lo que le reclamamos a Liborio Guarulla es la irresponsabilidad de decir que hubo trampa cuando la trampa la hizo él y le salió mal porque ganó Bernabé Gutiérrez.

¿Quién ha tratado de capitalizar el conflicto? Primero Justicia. En la tolda aurinegra conocen de este caso. Y desde sus cuentas Twitter (oficiales, que quede claro) le añaden gasolina al incendio:

-En Amazonas el compañero Bernavé (sic) Gutiérrez sabe que no ganó, que ganó Julio Ygarza-, repiten, sin enseñar la primera prueba.

La desgracia del caso Amazonas estriba en que pase lo que pase y haga lo que haga la dirigencia de PJ, Guarulla tendría que poner su maquinaria al servicio de Gutiérrez. De otro modo pone en peligro la gobernación y le allana el camino al candidato del chavismo, que tampoco está solo. La pregunta es si lo hará. Y si lo hace, en qué términos. Eso implica trabajar para que triunfe su mayor enemigo. Tan grave es el conflicto, que en las elecciones regionales de 2008, Guarulla rechazó la tarjeta de Acción Democrática que lo iba a respaldar. Casi nada.