Tarek William Saab también debería investigar a Podemos

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- El partido español y su dirigencia han sido unos privilegiados con los millones de dólares que les dio el gobierno  de Hugo Chávez y Nicolás Maduro vía Cadivi. Según un documento oficial que facilitó el ex ministro Rafael Isea, no fueron tres sino 7 los millones de dólares que recibieron los españoles. Pablo Iglesias no pudo desmentir ante un juzgado el depósito que le hizo el ex ministro Rodolfo Marco Torres en un banco en las islas Granadinas, mientras que la empresa de Juan Carlos Monedero está en bancarrota desde que Venezuela no le envía ni un céntimo.


Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Tarek William Saab se enorgullece de afirmar que 900 empresas están involucradas en casos de sobreprecio en Cadivi y Cencoex. La mala noticia es que el funcionario deberá abandonar los ejercicios y la poesía por un buen tiempo ya que le quedan por investigar nada menos que 9.522 empresas, si es que realmente le interesa llegar al fondo del robo más grande que se le ha hecho a país alguno. Porque en 18 años de gobierno chavista, le fueron entregadas divisas a 10.422 empresas, miles de ellas dedicadas a la presunta importación de alimentos y medicinas, las cuales presuntamente importaban productos para organismos del Estado como CASA, Mercal, PDVSA, hospitales y casi todos  los ministerios.

Debería comenzar por Manuel Barroso, quien estuvo al frente de Cadivi durante el período de mayor corrupción, y quien fuera ascendido a general por Nicolás Maduro y premiado con un cargo diplomático en Brasil. También a la pandilla de oficiales que lo acompañaron en asaltar el erario público -como lo demostró una investigación impecable del diario El Nacional-, quienes siguen hoy vivitos y millonarios. Podría incluir a las esposas, nueras, yernos y amantes de uniformados y altos funcionarios de PDVSA, que le han “vendido” al Gobierno desde comida hasta sacapuntas y, como evidencian sus redes sociales, disfrutan de vivir en París (tengo todos los datos si les interesan) y viajan por el mundo en sus jets privados con absoluta desvergüenza. En fin, una larga lista de corruptelas que se llevó a cabo bajo las narices de todo el Gobierno, Tarek William Saab incluido.

Así que le invitó a que, además de enfocar todos sus ataques contra la fiscal Luisa Ortega Díaz -a quien acusa de no haber investigado nada de nada sobre Cadivi-, también le meta el diente a otros asuntos. De hecho, podría ayudarle a descubrir a cuenta de qué los gobiernos de Chávez y Maduro le dieron 7 millones de dólares a los cabecillas del partido español Podemos, un hecho público y notorio, tal como consta desde el año 2015 cuando aquí en KonZapata, publicamos toda la información pertinente. Para entonces era posible entrar a las planillas del Registro Nacional de Contratistas -ahora el Gobierno lo impide-, y pude descubrir que a la fundación CEPS, de los dirigentes del partido Podemos, le liquidaron 3 millones 250 mil 790 dólares por “asesoría política”.

Tarek William Saab, Fiscal General de la República.

Pero si a Tarek William Saab no le interesa mucho develar cómo el chavismo ha derrochado millones entre sus amigos españoles, pues la verdadera fiscal, Luisa Ortega Díaz, sí que tendrá mucho que decir sobre todo esto a principios de octubre, cuando declare ante el Parlamento español sobre el financiamiento de un partido que nació gracias a la gran ayuda de sus amigos Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

En todo caso, había que recordar que el responsable de aquellas solicitudes ante Cadivi fue el profesor Roberto Alfonso Viciano Pastor, coautor del libro Cambio político y proceso constituyente en Venezuela y organizador del encuentro La Sociedad Civil con Hugo Chávez, en el Círculo de Bellas Artes en Madrid, en 2004. En la solicitud oficial a Cadivi, Viciano Pastor escribió que habitaba en el edificio Provincial, Sabana Grande, piso 0, oficina 1. Hasta donde se sabía, Cadivi le había liquidado a la fundación española, entre 2005 y 2011, la suma de 3 millones 250 mil 790 dólares. Y luego, en el 2011, otros 381.923,83. Aunque Monedero haya dicho, en febrero de 2015, que “aclararía las dudas sobre la tributación por los 425 mil euros que cobró por sus trabajos de asesoría en varios países latinoamericanos”. El mismo Monedero que no tuvo problema alguno para sacar de Venezuela otros 35 mil euros que le pagaron en 2010 “producto de las asesorías realizadas bajo la dirección del gobierno nacional de Venezuela”. Aunque para entonces, grandes empresas españolas como Telefónica, Air Europa, o Iberia, les había sido imposible repatriar el dinero que les pertenecía por venta de boletos o cobro por sus servicios, mientras los dirigentes de Podemos lo hacían sin ningún problema.

Aunque de acuerdo con el portal español OKDIARIO, que tuvo acceso a un documento oficial del año 2008 y firmado nada menos que por el entonces ministro de Finanzas, Rafael Isea: “Hugo Chávez pagó al menos siete millones de dólares a actuales dirigentes de Podemos con el objetivo de extender el “movimiento bolivariano” en España. La ayuda se canalizó a través de la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) y los destinatarios directos de los fondos fueron el actual secretario general del partido Pablo Iglesias, y los pesos pesados en la creación de Podemos, Juan Carlos Monedero y Jorge Verstrynge. Esta partida de casi siete millones de dólares se distribuía en varios plazos: Uno en 2008, en el que el CEPS recibió 2,49 millones de dólares y otro período, entre 2009 y 2012, cuando se abonarían 4,2 millones de dólares más”.

Pablo Iglesias, secretario general del partido Podemos.

El diario publicó la foto del documento oficial firmado por Rafael Isea, así como pruebas de que el gobierno de Maduro le pagó a Pablo Iglesias 272 mil dólares en 2014 por “asesorías para el desarrollo social del país”, cifra que fue depositada en el Euro Pacific Bank, ubicado en el paraíso fiscal de San Vicente y Las Granadinas. Iglesias trató de demandar al diario por publicar esta información, pero perdió ante la corte porque no pudo demostrar que eso era falso. De hecho, el dinero transferido a la cuenta de Iglesias iba firmado por Rodolfo Marco Torres, hoy candidato a la gobernación de Aragua.

En cuanto a Juan Carlos Monedero, acusado por el departamento de rentas de España por evasión de impuestos por mentir sobre la cifra que recibió del gobierno de Venezuela, la empresa que fundó para recibir dinero del chavismo, Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL -y donde depositó los 425 mil 150 euros que le pagaron por “asesorías”- ha visto sus ingresos caer en picada desde que el chavismo no le ha podido pagar ni un céntimo más. “Según sus cuentas de 2015, apenas facturó durante ese ejercicio 5.472,15 euros, señala El Confidencial, el 1,2% de lo que cobró en 2013 de Nicolás Maduro y una tercera parte de los 17.338,85 euros que le transfirieron en 2014 (…) Las cifras no sólo indican que Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL va camino de la muerte por inanición. Sus resultados de 2014 y 2015 también avalarían la tesis de que el verdadero propósito era canalizar las transferencias que le hacían desde Venezuela”.