El régimen de Maduro intenta bloquear la victoria de la Oposición reubicando más de 700.000 electores

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- El régimen chavista busca obtener por medio del cierre de centros electorales lo que no puede ganar por los votos. Faltando horas para las elecciones de gobernadores el CNE, controlado por el oficialismo, decidió reubicar 271 centros electorales en 16 estados del país donde el voto opositor es clara mayoría. Un ejemplo de cómo la viveza criolla desafía la inteligencia, porque esta maniobra refuerza la ilegitimidad del gobierno de Nicolás Maduro.


Pedro Benítez.

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- El filólogo polaco-venezolano Ángel Rosenblat afirmaba que: “No hay nada más alejado de la verdadera inteligencia que la viveza”. No fue el único académico latinoamericano que consideraba la denominada “viveza criolla” como uno de los males (tal vez el principal) de la región. La picardía por encima del trabajo, el timar al contrario en vez de cumplir lo previamente acordado, el irrespeto por las reglas, manipular las normas, burlarse de la ley con el fin de salirse con la suya y demostrar que se es “más vivo” que los demás: esto ha sido celebrado por todas las clases sociales de Latinoamérica desde hace siglos, pero como conducta se ha asociado a la pobreza, el subdesarrollo y el autoritarismo.

Los gobiernos despóticos y, de un tiempo para acá, los populistas se han caracterizado precisamente por su empeño en imponer la ley del más fuerte o del más vivo. En ese sentido el proyecto político chavista en Venezuela se regodea por haber hecho de la viveza criolla una parte importante de su repertorio de prácticas políticas.

El más reciente ejemplo de esto está en pleno desarrollo. Faltando horas para las elecciones de gobernadores el Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el oficialismo, decidió, violando sus propias normas, reubicar (hasta el momento de redactar esta nota) 271 centros electorales en 16 estados del país alegando razones de seguridad.

El régimen de Maduro manipula las condiciones de las elecciones para que no sean justas ni libres (Foto: nicolasmaduro.org).

Con esta decisión más de 700.000 electores ven afectado su derecho a ejercer el sufragio, pues el día de la elección no podrán votar en el sitio donde tradicionalmente lo han hecho sino en otro que en varios casos queda a ocho kilómetros de distancia. Y esto sin mayor información por parte del ente electoral nacional.

Siga leyendo esta información en Alnavio.com