konzapata.com

Jesús Torrealba: “Hay que recuperar la dirección colectiva en la MUD” (y II)

viernes 20 de octubre de 2017, 13:00h
Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El dirigente político y conductor del programa radial La Fuerza es la Unión destacó que la Oposición debe volver a la única estrategia que ha sido exitosa: La constitucional, pacífica y electoral. “En 2014 la Oposición necesitó dos años de recuperación, ahora es necesario que sea rápido. Por ejemplo, si el Gobierno convoca elecciones presidenciales adelantadas, por el actual nivel de desconcierto de la dirección política del país opositor a lo mejor se traen a Luis Almagro, secretario general de la OEA, para que sea presidente del CNE e incluso puede que arrase el madurismo”.
Jesús Torrealba: “Hay que recuperar la dirección colectiva en la MUD” (y II)
Jesús “Chuo” Torrealba, activista social, comunicador, fundador de El Radar de los Barrios, conductor del programa radial La Fuerza es la Unión, y ex secretario ejecutivo de la MUD.

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- Jesús Torrealba, conductor del programa radial La Fuerza es la Unión, apuesta porque en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se imponga una hoja de ruta consensuada y a la vez, una vocería coherente. Apuntó que de lograrse una política exitosa, esta será una fuerza de atracción para que se unan otros sectores al bloque opositor que adversan al gobierno de Nicolás Maduro. El ex secretario ejecutivo de la MUD advierte que la crisis actual se da dentro de una situación económica y social muy explosiva.

-¿Qué hacer para recuperar el camino del éxito?

-Hay que salir de la vereda de las derrotas y regresar a la autopista de los éxitos y logros. El regreso debe ser con el vehículo que transite de manera eficiente en esa autopista. Por eso, es tan importante recuperar la única estrategia que ha sido exitosa que es la constitucional, pacífica y electoral. Lo importante es que la Unidad recupere la dirección colectiva. Que no tenemos, que perdimos desde la victoria del 6 de diciembre de 2015 y que recupere la vocería coherente. No se puede seguir en esa situación en la cual la vocería opositora pone más confusión donde hay confusión. Debe hablar con claridad y tener una ruta consensuada y no unánime. Hasta ahora la pretensión de tener una hoja de ruta unánime nos ha llevado a la contradicción eterna, porque en la Oposición han coexistido planteamientos antagónicos. Cuando uno se impone el otro se deprime. Se van anulando mutuamente y al final, no avanza nadie. Es necesario que haya una estrategia, una hoja de ruta consensuada. Que avancen los que están de acuerdo en mantenerse en la ruta electoral, en la lucha de masas y haciendo la política de motivar a la gente.

-Ese acuerdo es difícil en la MUD. Están claramente diferenciados los sectores. Por lo menos, el sector de María Corina Machado prácticamente nunca está de acuerdo con lo aprobado en la MUD.

-Ese problema está resuelto por la vida, porque María Corina ya lo dijo públicamente que no está en la MUD.

-La MUD en su primera declaración después de la derrota llamó a todos los sectores que se oponen a Maduro a unirse. ¿Cómo atraer al llamado chavismo democrático?

-Lo primero es ponerse de acuerdo y poner en la calle una política. Si esta termina siendo exitosa va a tener la capacidad, la gravitación y la fuerza de atracción necesarias para generar esta y otras incorporaciones. No será el resultado de reuniones o simple cálculo, sino del éxito que tenga una política en la calle. Ejemplos concreto hay, cuando se llegó al 6 de diciembre de 2015 había amplios sectores que se mostraban escépticos a la ruta electoral y pensaban que aquí no había posibilidad de elecciones y sí las habían que se las iban a robar, que si había primarias no se respetarían los resultados y una gran cantidad de cosas; sin embargo, se avanzó hasta que se produjo la victoria. El movimiento se demuestra andando y que los que estén de acuerdo con retornar a la autopista de los éxitos y de dotarse de una dirección colectiva que avancen. Esto es muy importante porque se trata de salir de la confusión, de los mecanismos caudillistas y retornar al espíritu de la conducción colectiva, y tener una vocería coherente y ruta consensuada.

“Es demasiado importante que se produzca ya la recomposición del cuadro opositor (…) con la agenda consensuada y la vocería coherente”.

-¿Cuál es la diferencia de esta crisis con las anteriores?

-A diferencia de la crisis de 2004, esta se da en una situación económica y social muy explosiva. El 17 de diciembre de 2016 Venezuela estalló, hubo 5 muertos y más de 300 negocios saqueados. En este momento los elementos de la vida, de la sobrevivencia, están determinando que haya una situación muy delicada. Si este desastre económico origina una protesta social aguda en este fin de año o en los próximos meses, similar o peor a la de diciembre 2016, y se intenta surfear por una Oposición descreída por la sociedad democrática podemos estar en presencia de una situación muy compleja que puede empequeñecer el drama vivido en Venezuela en el primer semestre de 2014, y entre abril y julio de 2017. En 2014 tuvimos más de 40 víctimas fatales y entre abril y julio de 2017 más de 130 muertos a manos de la represión. Estoy advirtiendo que si esto continúa así la conclusión es que puede haber una violencia generalizada. Si no hay una rectificación de fondo por parte de los actores políticos, el futuro puede ser muy corto y trágico. Creo que eso le plantea a la ciudadanía un reto muy importante, porque para que se produzcan esas rectificaciones debe haber presión ciudadana. Las rectificaciones no van a suceder simplemente porque los líderes tengan una epifanía y descubran mágicamente que deben volver sobre sus pasos. Si hay una rectificación será por la presión de la ciudadanía. Los ciudadanos no debemos seguir siendo espectadores del ballet de los actores políticos, tenemos que actuar para que ellos cambien. Está cantado  que en diciembre se avive la conflictividad social, por eso es necesario que la Oposición acelere. En 2014 la Oposición necesitó dos años de recuperación, ahora es necesario que sea rápido. Por ejemplo, si el Gobierno convoca elecciones presidenciales adelantadas, por el actual nivel de desconcierto de la dirección política del país opositor a lo mejor se traen a Luis Almagro, secretario general de la OEA, para que sea presidente del CNE e incluso puede que arrase el madurismo. Es demasiado importante que se produzca ya la recomposición del cuadro opositor y no consiste en un cambio cosmético como el de Ramón Guillermo Aveledo por Torrealba, y luego a Torrealba por un triunvirato. No se trata de eso, sino repito de recuperar la dirección colectiva, la agenda consensuada y la vocería coherente.

KonZapata