La oposición venezolana se prepara para una nueva victoria electoral contra Nicolás Maduro

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- Pese a todas las dificultades que el régimen de Nicolás Maduro le ha impuesto, todo indica que la oposición venezolana está por propinarle una segunda gran derrota electoral a Maduro el próximo domingo 15 de octubre. No obstante, el empeño gubernamental por no admitir su condición de minoría le agregará nuevos elementos al conflicto político venezolano.


Pedro Benítez.

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- Los últimos estudios de opinión pública que están circulando en Venezuela indican que en seis días la oposición venezolana podría propinarle al chavismo, pese a competir en condiciones muy adversas, la segunda gran derrota electoral en menos de dos años, en la elección de gobernadores de los 23 estados del país. O, lo que es lo mismo y como suele ocurrir en todas las elecciones, en todas partes, no es la oposición la que gana, sino el Gobierno el que pierde.

Este es el dato central. El próximo domingo 15 de octubre la principal variable electoral será el “voto castigo”. El sufragio como instrumento de protesta ante la situación económica.

La brutal crisis económica es el telón de fondo del conflicto político del cual el presidente Nicolás Maduro no ha logrado zafarse. A falta de datos oficiales por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), estudios independientes indican que en los últimos dos meses (agosto y septiembre) la inflación mensual ha sido superior al 30%, con lo que la escalada de precios se está acelerando, agravando así la situación de una población ya muy castigada por el desplome de las condiciones materiales de vida.

Según los últimos sondeos la oposición venezolana va rumbo a una nueva victoria electoral / Foto: @VoluntadPopular

El efecto político de la “victoria constituyente” del pasado 30 de julio no le duró mucho al gobierno de Maduro. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) no ha redactado ni un solo borrador de artículo para una nueva Constitución, y tampoco ha logrado plantear alternativa alguna a la crisis del país, contrariando así la promesa oficial realizada a las propias bases. Por el contrario, la presencia de la ANC ha contribuido a agravar la situación económica.

Por otra parte, las evidencias indican que las tácticas electorales populistas, consustanciales al chavismo, no están funcionando. O al menos, no con la efectividad de antes. Con las altas tasas de inflación que padece Venezuela el populismo tiende a tener rendimientos decrecientes. De esto en América Latina hay varios antecedentes.

Siga leyendo esta información en Alnavio.com