Adivinen cuál es el único país de América Latina donde aumenta la pobreza

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- De los 2,4 millones de personas subalimentadas en América del Sur, 1,3 millones son venezolanos. La crisis del país está retrasando la tendencia de la región a suprimir definitivamente la pobreza extrema.


Pedro Benítez.

Por Pedro Benítez – Alnavio.com (ALN).- En una entrevista difundida este fin de semana en Venezuela por el diario TalCual el exministro de Planificación de este país Ricardo Hausmann presenta unas conclusiones desoladoras: “En Venezuela no tenemos las proteínas, ni las calorías, ni las medicinas para mantener a 30 millones de personas. De hecho, el año pasado en una encuesta se encontró que más del 70% de los venezolanos había perdido ocho kilos de peso involuntariamente”.

La catástrofe humana que acontece en este país sólo tiene precedentes en la Cuba del Periodo Especial (1991-1999), con una particularidad acotada por el propio Hausmann: en esa isla caribeña no ocurrió entonces un colapso de la moneda, cosa que sí está pasando en estos momentos en Venezuela.

Sin embargo, la comparación entre los dos países no es casual, pues sus respectivos gobiernos llevan años exhibiéndose como los paladines de la antiglobalización capitalista, intentando en la práctica llevar hasta las últimas consecuencias su prédica. Exactamente lo contrario de lo que viene haciendo el resto de los países latinoamericanos, incluyendo aliados políticos claves de esos regímenes como Nicaragua y Bolivia, ejemplos de la globalización al estilo chino, con apertura al libre mercado pero creciente autoritarismo en lo político.

En Venezuela es común ver gente escarbando en la basura en busca de comida (EFE: Miguel Gutiérrez).

Hasta ahora Raúl Castro y Nicolás Maduro han sido más ortodoxos y consecuentes en su desconfianza a las fuerzas del mercado y a los empresarios privados. En nombre del socialismo han defendido a capa y espada los controles al movimiento de capitales, de los precios y de las ganancias, mientras mantienen amplísimos sectores productivos bajo un rígido control estatal, por lo general (en los dos casos) en manos de jefes militares.

Siga leyendo esta información en Alnavio.com