Cuál es el futuro de los pequeños inversionistas que poseen bonos de PDVSA y la República de Venezuela

Por Juan Antonio Avellaneda.- La realidad es que la historia económica nos dice que en estos procesos ganan los fondos de alto riesgo (hedge funds), mientras que el pequeño inversionista por su poco poder a la hora de demandar o manejarse en esas aguas profundas de las finanzas es el que sale más perjudicado.


Por Juan Antonio Avellaneda.- La agencia de noticias financieras Bloomberg publicó esta semana que tiene conocimiento que los principales tenedores de bonos de la República de Venezuela y PDVSA comienzan a reunirse en busca de crear un frente común anticipando una probable cesación de pagos de intereses.

Nueva York.

Los fondos mutuales PIMCO, T. Rowe Price Group Inc., Amundi Pioneer, Ashmore Group Plc, AllianceBernstein, Fidelity Investments, BlackRock y Allianz; y los bancos de inversión Goldman Sachs Group Inc. y HSBC, son los que según Bloomberg han mantenido reuniones con abogados en Nueva York.

Estamos hablando de la crema y nata de los fondos mutuales del mundo, y si es cierto este rumor que se filtró en los mercados vía Bloomberg, estaríamos seguramente a puertas de demandas legales contra la República y PDVSA por parte de estos mega-inversionistas.

En consecuencia, el juego de “default” pasaría a otro plano, al de una reestructuración bajo demandas legales; aquella que atrae los buitres financieros; aquella que puede llevar mucho tiempo y establecer condiciones nada ventajosas para todos los inversionistas.

De darse esto, cabe por lo tanto preguntarse qué pasará con los pequeños inversionistas, aquellos que tienen cantidades menores al millón de dólares en bonos, aquellos que han vivido de los jugosos intereses de los papales emitidos por PDVSA y la República de Venezuela.

Como ha sucedido en otros defaults y reestructuraciones en el mundo de las finanzas, de comenzar un proceso legal de los grandes inversionistas contra Venezuela y con los  fondos de alto riesgo (hedge funds) o buitres de Wall Street rondando las negociaciones, el futuro para los pequeños inversionistas no es muy alentador.

Pueden sobrevenir períodos no definidos sin cobrar intereses y un potencial corte del valor de su bono, es decir que el capital será reducido considerablemente.

Un banquero me comentaba que ya comienza a sentir preocupación en este segmento de inversionistas, quienes llaman y comentan lo que leyeron en Twitter u otras redes sociales. Sobre todo lo referente al pago de intereses.

También muchos de sus clientes comienzan a preguntar cuánto tiempo puede pasar PDVSA o la República sin pagar intereses, creándose muchos de ellos falsas esperanzas de que este período será corto por sanciones o embargos a PDVSA.

La realidad es que la historia económica nos dice que en estos procesos ganan los fondos de alto riesgo (hedge funds), mientras que el pequeño inversionista por su poco poder a la hora de demandar o manejarse en esas aguas profundas de las finanzas es el que sale más perjudicado.