konzapata.com

Dónde golpea Nicolás Maduro cuando golpea en el corazón de PDVSA

jueves 30 de noviembre de 2017, 16:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro ejecuta un golpe maestro. Por poder. Por purga. Todo va junto. Incluso la lucha contra la corrupción. Digan lo que digan, ha sentado un precedente. Hacia adentro del chavismo y también hacia el país nacional. Pero la operación no acaba allí.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Hombres de negro golpeando a las puertas de dos ex presidentes de PDVSA y ex ministros de Petróleo. ¿No se lo esperaban Nelson Martínez y Eulogio Del Pino? ¿No se lo esperaban aún después de la detención del ex presidente de Citgo? No lo esperaban de Nicolás Maduro. A pesar de que Maduro ha demostrado tener otra piel. No la que se le ve a simple vista. Tal vez olvidaron la represión, el terror, los muertos, los detenidos, los presos políticos de los últimos episodios de protesta en el país. Tal vez olvidaron cómo huyeron de Venezuela la fiscal General Luisa Ortega Díaz y su esposo, Germán Ferrer. Ortega Díaz no se quedó a esperar cómo los hombres de negro violentaban su casa. Tal vez Martínez y Del Pino se olvidaron de quién es el jefe del Sebin. Y tal vez olvidaron cómo fue que operó la detención del presidente de Citgo y sus compañeros. Lo cierto es que Maduro está allí, ejecutando una operación de consecuencias. De impacto. Dentro del chavismo como en el país nacional.



Rafael Ramírez, ex presidente de PDVSA.

Primero, se pone al frente de la lucha contra la corrupción. Y ahora sí comienza a generar credibilidad de que la operación va en serio.

Segundo, sienta un precedente de envergadura. Nunca antes dos ex presidentes de PDVSA y ex ministros de Petróleo habían sido objeto de operaciones de este tipo.

Tercero, coloca a su brazo ejecutor, el fiscal General, Tarek William Saab, en posición de ganar espacio político, y dejar en evidencia la anterior administración de Luisa Ortega Díaz en el Ministerio Publico.

Cuarto, le envía otro mensaje, contundente, al ex presidente de PDVSA y embajador en la ONU, Rafael Ramírez. Todo es en serio. Tú eres el próximo. Siguen otros expedientes. Entre ellos el de los seguros, y los fondos de pensiones, y el siniestro de la refinería de Amuay.

Quinto, le despeja el camino al nuevo presidente de PDVSA, el mayor general de la Guardia Nacional Bolivariana, Manuel Quevedo.

Sexto, envía también un mensaje a la estructura interna de PDVSA, la que todavía le es fiel a Ramírez.

Séptimo, envía otro mensaje a los socios multinacionales de PDVSA, y a los mercados.

Maduro siguió el ejemplo de Hugo Chávez. El arma de la corrupción funciona cuando el poder está en juego. Lo hizo Chávez con Eduardo Manuitt, con Luis Felipe Acosta Carlez, con Luis Velásquez Alvaray, con Ricardo Fernández Barrueco. Lo está haciendo con Ramírez. Y de paso, se lanza Maduro a la reelección.

KonZapata