Presidente de Telefónica Venezuela: Movistar se prepara para ampliar en  60% la red 4G

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Después de tres intentos las operadoras de telefonía móvil en Venezuela lograron ajustar los precios de sus tarifas. Konzapata entrevistó en exclusiva al presidente de Telefónica Venezolana, Pedro Cortez, quien adelantó los planes de compañía tras el oxígeno financiero que genera el aumento.


Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.-  Un mercado complejo enmarca la gestión del economista peruano que ya cumplió cinco años al frente de la operación en Venezuela y que ha tenido que diseñar estrategias en un entorno con acceso limitado a divisas, volatilidad de precios de los proveedores, fuga de talento y una problemática agresiva de hurto y vandalismo en las estaciones de red, cuya afectación va más allá de los usuarios de telefonía móvil, ya que la banca, el comercio  y hasta algunos trámites de organismos gubernamentales se soportan en sus plataformas.  El presidente de Telefónica Venezolana, Pedro Cortez, despeja el momento. “Las Telecomunicaciones es un sector clave, un sector transversal que contribuye al crecimiento de toda la economía. Es una palanca para el desarrollo porque generamos empleos, pagamos impuestos, impulsamos la productividad y proveemos a la sociedad de mejores servicios públicos y privados”.

Pedro Cortez, presidente de Telefónica Venezolana.

Así define de entrada  Cortez el contexto de la empresa que representa, responsable de más de la mitad del tráfico de internet móvil en el país.

Como actor relevante del sistema productivo venezolano, la operadora local del Grupo Telefónica con presencia en 21 países, tiene plena consciencia del ciclo económico actual y de la importancia del diagnóstico del sector que han trabajado, en conjunto, Ejecutivo y empresa privada para identificar las necesidades y poner en marcha soluciones.

Telefónica | Movistar ha participado en todas las iniciativas promovidas para recuperar la senda de crecimiento del sector. En las mesas de trabajo de los últimos dos años, relata Cortez, se identificaron tres temas neurálgicos que afectan al sector: rezago de tarifas versus incrementos de los proveedores, mantenimiento de plataformas y el hurto y vandalismo en las estaciones. 

Finalmente, luego de más de cinco años de rezago en el precio de sus rentas básicas y dos años de tarifas congeladas, las compañías estatales de telefonía fija y móvil (CANTV y Movilnet) y las dos operadoras privadas (Digital y Movistar) actualizaron los precios de sus planes, manteniendo los valores más bajos del mundo.

Superado este capítulo, Telefónica | Movistar, cuenta su Presidente, comienza a escribir otra página en Venezuela con una inversión de 30 mil millones de bolívares para el despliegue de 160 nuevos nodos 4G, lo que representa un incremento de 60% de la cobertura LTE en el país y la incorporación de seis nuevas ciudades. Como parte de esta nueva fase, ya se encendieron las celdas que darán cobertura a Porlamar, Cumaná y El Tigre; para el primer trimestre de 2018 se incorporarán tres ciudades más del centro y del occidente del país.

“Telecomunicaciones es un sector de capital intensivo y en la medida que tengamos oxígeno financiero, es posible invertir en mejoras en la red que se traducen en mayor calidad y mejor experiencia de comunicación para nuestros clientes. Luego de más de cinco años de rezago de tarifas y dos años sin poder actualizar los precios de nuestras rentas básicas, es fundamental para nosotros poder reactivar nuestros planes de inversión. Es parte de nuestra esencia: invertir en tecnología”, afirmó.

Y esa esencia mantuvo su estela durante 2017 a pesar de todas las limitaciones. El Presidente de la compañía expresa con orgullo que para el primer semestre 60% de las inversiones del sector Telecom corresponde a Movistar; a partir de julio de este año la ejecución de proyectos en la red de la compañía se ha acelerado y alcanza un monto de 100 mil millones de bolívares invertidos. “Empresas como Telefónica | Movistar han mostrado insistentemente su interés por garantizar la continuidad de los servicios. Especialmente este año hemos hecho grandes esfuerzos para mantener nuestra red viva”.

Además explicó que se han incorporado 533 kilómetros de fibra óptica en las estaciones que permiten incrementar la velocidad y robustecer el servicio, se desplegaron 21 celdas adicionales y se amplió la penetración de la Cuarta Portadora de tecnología 3G que brinda a los usuarios mayor calidad en el servicio de voz y mayor rapidez en datos.

Las acciones no se generan de forma aislada, señala. “Tenemos una firme apuesta al país. En este momento, las tres operadoras actuamos en absoluta coordinación, de hecho tenemos acuerdos para intercambio y arrendamiento de fibra óptica. El éxito de una, es el éxito de todas porque formamos parte de un sistema interconectado”.

Estas mejoras se disputan el presupuesto de la operadora con la recuperación de estaciones que son blanco de la delincuencia. Durante este año se han producido hurtos y vandalismos en más de 400 radiobases lo que ha significado destinar 11.390 millones de bolívares para el restablecimiento del servicio en 80% de ellas.

Cortez enfatizó que esta problemática registra un incremento de 74% en el año. “Ya hemos iniciado los trabajos y tenemos previsto destinar 1.000 millones de bolívares para recuperar 25% de esas estaciones que estaban en estatus de replegadas por la poca disponibilidad de recursos. Estamos hablando de un incremento de los costos de más de 3.800% entre 2016 y 2017”.

Los números están claros. Cortez está convencido de que en la medida  que la compañía pueda mantener los precios actualizados se avanza rumbo a la recuperación de la senda del desarrollo de la tecnología y del nuevo ecosistema digital, un ecosistema que también tiene una arista social. En este sentido adelantó que en 2018 se iniciará en 40 escuelas de zonas vulnerables, el proyecto global de Fundación Telefónica Pro Futuro, con el cual se han beneficiado más de 2 millones de niños, niñas y adolescentes en el campo de educación digital en Latinoamérica y África.