konzapata.com

Los adecos le ganaron terreno al chavismo en Anzoátegui en las elecciones municipales

martes 12 de diciembre de 2017, 10:01h
Por Redacción @konzapata.- No todo son malas noticias después de las elecciones municipales: En Anzoátegui, donde la Oposición tenía dos alcaldías, terminó apoderándose de siete, cinco de ellas en manos de militantes de Acción Democrática. Los blancos todavía pelean una sexta alcaldía, la del municipio Aragua. Una fuente próxima al gobernador Antonio Barreto Sira, explicó que los resultados “hablan de la gestión realizada”, y que de no ser por la abstención del 50% que hubo en Barcelona, la Oposición hubiera ganado allí también.

Por Redacción @konzapata.- El arrase del chavismo es casi absoluto luego de las elecciones municipales. Casi. Hay bastiones que se conservan. El circuito de Chacao, Baruta y El Hatillo se conservó intacto. Militantes (o ex militantes, en todo caso) de Primero Justicia, son los burgomaestres electos en este corredor. O sea, se afianza el dominio amarillo en Caracas.



Antonio Barreto Sira, gobernador de Anzoátegui.

Igual que en el Área Metropolitana, en Anzoátegui, con el adeco Antonio Barreto Sira en la gobernación, la Oposición le ganó terreno al chavismo. Aunque parezca insólito, la disidencia apenas tenía dos alcaldías antes del 10 de diciembre: Diego Bautista Urbaneja y Píritu.

Luego de la contienda municipal ocurrió a la inversa que en el resto del país: La Oposición ganó terreno. Más específicamente, los adecos. De las 7 alcaldías ganadas (Anaco, Bruzual, Simón Rodríguez, Santa Ana, Diego Bautista Urbaneja, Cajigal y Libertad), 5 fueron obtenidas por militantes (o ex militantes, insistimos) de Acción Democrática: Luis Guevara Marrón (Anaco); Ernesto Raydan (Simón Rodríguez); Gerson Martínez (Santa Ana); Francisca Rojas (Bruzual), y Juan Carlos Guillent (Libertad). Por otra parte, Diego Bautista Urbaneja fue ganada por Manuel Ferreira (VP), y Cajigal quedó en manos de Mardo Marcano (UNT). A la hora de redacción de esta nota, los blancos todavía disputan el municipio Aragua, cuyo postulado es Diógenes Cupare.

Eso sí: No pudo la Oposición ganar en la capital de Anzoátegui; es decir, Barcelona. Nicolás Maduro se mofó de esto en la noche de las elecciones:

-Te ganamos la capital, Barreto Sira-, soltó feliz el mandatario.

Pero lo cierto es que la Oposición aquí multiplicó su poder. Diga lo que diga Maduro, pues a pesar de la pérdida de la capital, la gobernación, muy a pesar del chavismo, sigue siendo de Antonio Barreto Sira.

Una fuente próxima a Barreto Sira explicó a KonZapata:

-Se demuestra que donde hubo participación, ganamos y recuperamos terreno y espacios. Las gobernaciones fueron el impulso definitivo para ganar esas alcaldías. Donde se perdió, por ejemplo Barcelona, fue porque hubo un 50% de abstención. Y en el caso de Sotillo, estuvimos por debajo del 50% de participación, y es difícil ganar una alcaldía en esas condiciones. Allí el favoritismo era hacia Voluntad Popular, pero esa tolda desmovilizó a toda la estructura y esa fue una de las razones  por las que no se ganó en el municipio.

¿Qué hubiera pasado a nivel nacional si la Oposición se decide a concurrir a las elecciones?

KonZapata