konzapata.com

La MUD burló ultimátum de Nicolás Maduro con la negociación

jueves 18 de enero de 2018, 17:00h
Por Sofía Nederr @snederr.- Aunque la alianza opositora se amparó en las acusaciones del Ministro Reverol y la ausencia de los cancilleres para no acudir a Dominicana, lo cierto es que desde el domingo había dudas sobre avances en el proceso.
Por Sofía Nederr @snederr.- “Yo solamente llamo a que en la mesa de diálogo le demos otra oportunidad a la Oposición este jueves 18 de enero, le demos la última oportunidad a la Oposición, porque ellos quieren seguir haciendo perder el tiempo al país, a las instituciones”, puntualizó el presidente Nicolás Maduro durante la presentación de su informe anual ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el lunes 15 de enero.



Pese al tono bélico, la delegación de la MUD ante la negociación, ignoró la amenaza y no compareció a la nueva cita en República Dominicana.

La alianza argumentó que su ausencia obedece a los señalamientos del Ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol Torres, que vinculó a la Oposición con una supuesta fuga de información que llevó a la captura y muerte del ex inspector del Cicpc, Oscar Pérez. También se justificó con la ausencia de los Cancilleres Luis Videgaray de México, y Heraldo Muñoz de Chile.

Pero fuentes de la delegación indicaron que desde el domingo pasado había dudas sobre la posibilidad de que se avanzara algo en lo que consideran los puntos rojos del proceso: Las condiciones electorales, las soluciones para atender la crisis humanitaria, la liberación de los presos políticos, el reconocimiento del Parlamento, y el aval a la ANC que exige el Gobierno.

“No se asumió de plano una negativa para la nueva reunión de la negociación para que el Gobierno no nos culpara de boicotear el proceso. Es el Ejecutivo quien debe asumir el costo político de sus actuaciones, de las políticas erradas y de la falta de acuerdos en el proceso que inició el primero de diciembre del año pasado”, dijo uno de los dirigentes que se acogió a la clausula de confidencialidad a la que se han comprometido las partes cada vez que coinciden en la isla caribeña, bajo la tutela del Presidente dominicano Danilo Medina, y que pocos han honrado.

“El Gobierno no ha destrancado los nudos que quedaron pendientes en la última reunión sobre temas muy importantes para el país en materia electoral e institucional. Insistimos en solicitarles propiciar las condiciones mínimas necesarias para poder avanzar”, señaló la MUD en un comunicado emitido este jueves 18 de enero.

Para la Oposición, el Gobierno, Reverol mediante, implosionó el proceso. Desde que se inició esta fase de negociación, criticada férreamente por el sector radical de la Oposición, es la primera vez que la MUD asume una posición determinante frente a las estrategias gubernamentales.

El efecto de esta estrategia aún no se ve, y mientras se evalúan opciones para un posible nuevo encuentro. Durante los encuentros de la semana pasada en República Dominicana, según revelaron fuentes opositoras, el Gobierno no quiso adelantar acuerdos sobre el canal humanitario y prefirió aguardar a que haya un saldo total del proceso por el que pocos sectores apuestan.

“Tenemos acuerdos en la gran mayoría de los puntos que se establecieron en la mesa de diálogo. Aún hay temas que deben resolverse y estoy seguro que serán resueltos el próximo 18 de enero”, ofertó el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez el sábado 13 de enero. Pese a la persistencia gubernamental, por ahora no hubo cita alguna.

“El diálogo debe esperar, la negociación debe esperar... el país sumergido en una crisis económica que no espera!!! Queda revelado, NM, entra en contradicciones, no se da por vencido, mueve sus piezas del ajedrez con un discurso estratégico donde lo significativo es su proyecto político, su reelección afianzado en su Asamblea Nacional Constituyente”, señaló el director de Hercon Consultores, Marcos Hernández, en su cuenta de Twitter @Hercon44.

El tema electoral en la mesa de negociación

La MUD llevó a la mesa de negociación una larga lista de exigencias comiciales que son, justamente, el plato fuerte para lograr el primer paso para paliar la crisis. Figuran dentro de los encargos: El cambio de los 5 rectores del CNE, la celebración de elecciones presidenciales con la observación de la OEA, la ONU y la Unión Europea, y las garantías para el voto en el exterior.

“La presencia de organismos internacionales es fundamental porque cuenta con experticia comprobada y manejan un software que puede garantizar la realización de comicios en condiciones de transparencia. Esto asegura rigor institucional y elecciones limpias”, afirmó uno de los delegados opositores.

Aspiran que sean levantadas las inhabilitaciones a los dirigentes opositores, la depuración del Registro Electoral, y que se regule la actuación de la FANB en el proceso comicial.  

KonZapata