konzapata.com

El sindicalista que llevaba años alertando sobre la desidia que provocó el apagón

miércoles 13 de marzo de 2019, 18:00h
Por KonZapata.- Esta nota la escribió Elizabeth Fuentes hace un año. Pero el sindicalista, Elio Palacios, llevaba años alertando sobre el abandono que sufría el sector eléctrico. La denuncia le costó la cárcel y el olvido. Es una historia que vale la pena rescatar. El título original fue: El sindicalista Elio Palacios pasó de la Fuerza de Choque chavista a la cárcel y el olvido.
(Publicada, Jueves 15 de febrero de 2018, 13:00h)
El sindicalista que llevaba años alertando sobre la desidia que provocó el apagón
Ampliar

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Hace dos años, el Jefe de la Fuerza de Choque del Comando Operacional de la Fuerza Armada Bolivariana le otorgó un diploma de lo más cursi, en papel pergamino y con ese tipo de letra llena de adornitos- Gótico Antiguo se llama-, al Ingeniero Elio Palacios "por haber acumulado méritos suficientes para hacerse acreedor a tal distinción". Lo que permite inferir que Palacios pertenecía a la Jefatura de la Fuerza de Choque, organismo que también firmaba el reconocimiento. Es decir, un chavista cabal a toda prueba, incluso para el comprometido estamento militar.

Elizabeth Fuentes
Tan querido era por sus camaradas que en más de una ocasión Elio Palacios posó abrazado a Diosdado Cabello, a Nicolás Maduro, se hizo selfies en el Palacio de Miraflores y hasta resultó condecorado por el mismísimo presidente Nicolás Maduro, como lo atestigua una de sus fotos uniformado de miliciano, con su gorra de miliciano, cuadrándose cual castrense frente a su Comandante en Jefe, que lo mira de lo más sonriente.

-¿Sabotaje? Si la desidia es un sabotaje...pero la desidia no ha sido por parte de los trabajadores...un grupo de trabajadores han sido detenidos señalados de sabotaje, luego quedan presentándose y por último vuelven a sus puestos de trabajo porque no hay pruebas suficientes para que sean culpados de sabotaje... Tienes todo un caldo de cultivo, tienes una empresa que técnicamente está paralizada, pero adicionalmente tienes una empresa donde el desorden es la orden del día, ¿Cómo es posible que hasta no hace mucho se estaba auditando para saber cuántos trabajadores había? Corpoelec no sabía ni cuántos trabajadores tenía contratado".

Todavía era 2015 y el Secretario General del Sindicato de la Clase Única de Trabajadores del Sector Eléctrico andaba tan feliz como Rafael Ramírez en sus días de discursos en PDVSA y almuerzos en el Peter Luger Steack House.

Pero si bien el cliché de que las revoluciones devoran a sus propios hijos y en el caso venezolano parece más bien una gran comilona de sus padres y nietos, nunca está demás recordarles a los fieles al proceso que el verdugo les está respirando siempre en el pescuezo y en cualquier momento pueden ser lanzados a los pies de Tarek William Saab en esas particulares arenas del Coliseo criollo, donde los condenados acuden con las manos atadas por un escuadrón del Sebin mientras los robots tuiteros del chavismo observan la masacre y piden en las redes que no le perdonen la vida a semejante traidor.

¿Pero qué fue lo que hizo y dijo este recién expulsado del inmaculado universo gubernamental? ¿Que en Venezuela vendrá un mega apagón y, según el audio que envió esta semana, el país va a colapsar por todos los rincones?

Será que al chavismo y sus perseguidores se les olvida que el ingeniero Elio Palacios andaba con esa letanía desde el 2016, cuando en varias entrevistas que dio a varios medios alertó sobre el problema eléctrico nacional. Dijo que las empresas no estaban automatizadas, que muchos de los procesos eran manuales y dependían del humor o de la condición laboral del trabajador. "Nos faltan equipos, herramientas, no tenemos uniformes. Tenemos cinco años con el contrato colectivo vencido", se quejaba.



También dijo que los trabajadores habían soportado maltratos de todas las autoridades que han pasado por allí, que los obreros laboran de forma insegura y, ante la pregunta sobre los presuntos sabotajes que han dejado al país sin luz, Palacios respondió con otra pregunta:

-¿Sabotaje? Si la desidia es un sabotaje...pero la desidia no ha sido por parte de los trabajadores...un grupo de trabajadores han sido detenidos señalados de sabotaje, luego quedan presentándose y por último vuelven a sus puestos de trabajo porque no hay pruebas suficientes para que sean culpados de sabotaje... Tienes todo un caldo de cultivo, tienes una empresa que técnicamente está paralizada, pero adicionalmente tienes una empresa donde el desorden es la orden del día, ¿Cómo es posible que hasta no hace mucho se estaba auditando para saber cuántos trabajadores había? Corpoelec no sabía ni cuántos trabajadores tenía contratado".

Habló también Palacios de la falta de mantenimiento, de la manera autoritaria con la que se trataba a los obreros, un sin fin de quejas que nadie por lo visto escuchó. Luego, en diciembre de 2017 en su página de Facebook, el ingeniero Palacios respondió a una noticia sobre otro apagón con un comentario demoledor:

"Falta mencionar que han renunciado a la industria eléctrica casi nueve mil trabajadores, lo cual genera dificultades de operación".

Y como nadie le hizo caso tampoco, se lanzó con un audio esta semana donde narra todas las dificultades que tienen los obreros incluyendo lo más grave: no hay personal para operar: "ha habido una estampida de los técnicos y profesionales por los malos salarios y por el maltrato de los directivos, sobre todo por el general Mota Domínguez. Hay operadores que tienen mas de 24 horas de trabajo porque el relevo se fue del país. Hay 60% de déficit de personal...Tenemos un caldo de cultivo para un apagón general."



Insistió en que nunca ha habido sabotaje, "al contrario, la energía que esta llegando es por la experticia y el corazón que le están prestando los trabajadores-, calificó a algunos directivos como analfabetas, anunció que los trabajadores del sector eléctrico no acudiría a elecciones y advirtió sobre próximas acciones de calle "por el maltrato, el abandono y la desidia que hay en la industria eléctrica...eso pone en peligro hospitales, medios de transporte, el Metro, los semáforos, los sistemas de bombeo de agua potable. Tdoo eso está al borde de una paralización"...

Finalmente leyó su futuro sin saberlo: "Están acabando con el país y pretenden utilizar contra nosotros marramuncias y artilugios legales...".

El boletín oficial señala que a Palacios "Se le atribuye estar inmerso en la difusión de información destinada a causar pánico y zozobra en la ciudadanía, mediante la grabación de un audio que publicó a través de las redes sociales, en la que afirmó que en los próximos días se dará un apagón a gran escala".

Todo un mal chiste porque el pánico y la zozobra lo sufren los venezolanos a diario y, si a ver vamos, hasta al redactor de esa noticia tendrían que haber sido detenido porque repitió la información destinada a causar pánico. Y, créanme ahora es cuando se va a difundir cantidad, como dicen los cubanos.

KonZapata