Son ciertas las acusaciones contra Rafael Ramírez como las que él formula contra los otros

Por Orlando Zamora.-Rafael Ramírez es el epicentro de la más espantosa trama corrupta de la historia venezolana. Por sus “limpias manos” pasaron 1,1 billones de dólares y manejó en bolívares la más fabulosa cifra recibida por PDVSA desde las computadoras del BCV. Es el venezolano que ha gestionado más fondos en la historia de la República.


Por Orlando Zamora.-Rafafel Ramírez, ex presidente de PDVSA en la Era Chávez, es el padre financiero del fracasado modelo económico revolucionario, ejecutó cada idea encomendada, por vías de puntos de cuentas, ordenes telefónicas y en cadenas televisivas y radiales por su jefe,Hugo Chávez. Por disposición de este hizo tres grandes cosas:

Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la ONU y ex presidente de PDVSA.

Otorgó dos tandas de 100.000 millones de dólares cada una. Para las misiones, hoy fallecidas, utilizó una, y la otra la cedió en regalos, plantas eléctricas, industrias, petróleo barato a 23 países. También le traspasó  al Fonden 93.500 millones de dólares. Ahora dice que también entregó 45.000 millones de dólares para el pago de deuda al gobierno de Maduro.

Ramírez extendió PDVSA por toda la América y la quebró. Acabó junto con Chávez con el mercado cambiario nacional. Vendió a la China petróleo a futuro por 56.0000 millones de dólares, sin saberse qué hizo el Bandes con esos recursos.

Fue el artífice de las redes de millares de subcontratistas del PSUV ocultadas por su silencio cómplice, creó las empresas negociadoras de alimentos  donde permeó la corrupción, y también las Empresas de Producción Social que hoy no producen nada y costaron 100 millones de dólares.

Empleó 60.000 millones de dólares en 33 inconclusos proyectos del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), convertidos ahora en apagones y racionamiento de luz. La represa Manuel Piar luego de 13 años dispone de una sola turbina.

Ahora los dirigentes del proceso lo señalan de corrupto y por ello es solicitado por la justicia. Es el tercer presidente de PDVSA sometido a juicio penal.

Ramírez, por su parte, no relata la historia completa como es. No hay duda que en la trama sobran los testaferros, y por ello no tiene juicios abiertos en el exterior sino exclusivamente en Venezuela.

Mientras tuvo poder demandó a todo aquel que osaba asomar alguno de sus delitos, presionaba con esa amenaza constantemente. Se creía intocable, indispensable. El TSJ dictó una sentencia para protegerlo de investigaciones en curso en la Asamblea Nacional, pues investigándole se ponían en riesgo los intereses del país. O sea, Ramírez era el Estado y el Estado era él.  Diosdado Cabello se solidarizó con él.

De qué lo acusan los chavistas

Sí se dan como válidos los alegatos de Ramírez, los del Fiscal General y de diversos personajes de la revolución, ambos sectores, acusados entre sí,  tienen razón, el desastre y la corrupción de PDVSA son una realidad mayúscula.

Las dos partes del proceso, hábilmente, solo se ocupan de señalarse delitos “menores”, incomparables a la magnitud de los aquí recordados. Ni el fiscal Tareck William Saab ni Ramírezhurgan de verdad en el espantoso y profundo mundo de la corrupción en PDVSA.

No examinan, ni les interesa indagar a dónde fueron a parar los colosales ingresos de más de 1,1 billones de dólares, cuyo empleo y desaparición significan hoy hambre y un país  en ruinas.

El fiscal utiliza la palabra espantoso para los secundarios delitos de la Faja del Orinoco, si se les compara con los aquí referidos. Esta es una muestra tan solo de la retahíla de delitos de Ramírez.

Se le señala de que confabulado con su viejo profesor de la ULA, Bernad Mommer, gerente de la oficina de inteligencia de Mercadeo y Política petrolera y la esposa de éste, incurren en peculado doloso y legitimación de 4.800 millones de dólares, beneficiando con información privilegiada a compradores internacionales de hidrocarburos.

Ramírez contraataca y se pregunta qué pasó con 45.000 millones de dólares destinados al pago de deuda. Y eso es apuntar hacia  Alejandro Fleming ex gerente de Cencoex, y hacia Rocco Albisinni Serrano, expresidente de este organismo.

El martes 31 de enero sin nombrar a Ramírez, Tareck William Saab ofrece cuenta pública de la “Tercera fase de lucha para sanear la Faja Petrolera del Orinoco”, y apunta que detectó un grave delito de sobreprecio, cometido por cuatro gerentes de Petro Piar y Petro Cedeño. Así, señaló a Pedro Coronil (de la red de Ramírez), y a Humberto Rivas, gerentes financiero y de contratación.

Están acusados de maquillar cifras y de registrar operaciones sin código para evitar que se detectaran los sobreprecios. Son indiciados los gerentes Aníbal Lugo Marcano, Lorena del Valle Aguilera de desfalcar a PDVSA con el objeto de afectar la producción en forma organizada y empleo de empresas de maletín para triangular compras ilegales.

El fiscal, al hacer públicos estos delitos enfatiza que sigue los consejos de Nicolás Maduro, con lo que evidentemente impulsa así la campaña electoral del presidente, presentándolo como un tenaz luchador contra la corrupción que busca llegar al fondo de todo esto.

En apariencia, Saab no reúne aun todas las evidencias que desea contra Ramírez, por ello apela a investigaciones secundarias como el caso de la Banca Privada de Andorra adelantadas por el Banco de España y la oficina de activos bancarios de EE.UU.,  difundidas por fuentes opositoras al régimen que involucran a Diego Salazar Carreño, primo de Ramírez.

Tarek William Saab, Fiscal General de la República.

Otras acusaciones contra Rafael Ramírez

En una entrevista concedida al Semanario La Razón, en diciembre pasado el constituyente David Paravisini se hace eco de denuncias formuladas por la oposición y que ahora fueron “descubiertas” por el chavismo. Lo acusa de las siguiente irregularidades:

  • ¿Qué hizo Ramírez con el Plan de Gas del 2007 cuando Chávez le dio 18.000 millones de dólares?
  • Ni realizo el proyecto de gas ni el de gas doméstico.
  • El 24 de mayo del 2014 se destinaron 2.000 millones de dólares a empresas de EE.UU. para hacer fracking en el Lago de Maracaibo, qué hizo con esos fondos.
  • La generación distribuida, (empleando generadores triangulados por funcionarios cubanos, nota nuestra), queman en exceso gasoil en la Isla de Margarita.
  • No invirtió en generación eléctrica sino en generación distribuida con máquinas diesel degradadoras del ambiente.
  • En el Criogénico de Occidente, ubicado en la Costa Oriental del Lago no hay hoy ni siquiera chivos.
  • La planta gigante de Tacoa ya no está funcionando porque quema millones de barriles de diesel.
  • Invirtió 14.000 millones de dólares en la plataforma Paria Norte y no se extrae una molécula de gas.

¿Podrá Ramírez brincar la talanquera y desnudar al régimen?

Ramírez nunca hablará de los negocios profundos oscuros de la PDVSA que él toleró por una docena de años. Esto es parte intima de la revolución y de sus desmanes. Si se voltea y revela todo, arrastraría consigo al régimen y su insignia principal, que es Chávez.

Si destapa la suma de delitos e irregularidades cumplidas por los destructores de la corporación petrolera, así como las extensas redes de corrupción, involucrarían a cientos de ardorosos revolucionarios.

Su principal bastión de fraudes se centró en el área de los seguros, donde el propio Rafael Ramírez le admitió a Vladimir Villegas en su programa de Globovision, que no había en Venezuela empresa de seguro alguna que pudiera correr con la magnitud de los seguros de PDVSA.

Expresó que solo poderosas aseguradoras y reaseguradoras internacionales podían hacerse cargo de la cartera gigante de PDVSA. Comprendía que este era el nicho ideal para obtener jugosas ganancias ilegales sin dejar pistas que lo delataran.

Las obras y compras asociadas a las misiones representaron el mejor terreno para delinquir a través de Pdval, Mercal, Bariven.

Ramírez es el hombre de las fantasías de las mil y una noches, como su obra cumbre la Faja Petrolera del Orinoco de la cual dijo que “entre 2013-2019 desarrollaremos inversiones de 200.000 millones de dólares”.

Hoy la Faja es escenario de decenas de fraudes denunciados por Saab y escenografia del “rescate moral y económico” de Nicolás Maduro. Sustento del petro y cuna de 16 minerales que se suponesalvarán al proceso.