konzapata.com

Francisco Rodríguez: Este país no aguanta más sacrificios ni más ajustes

lunes 12 de marzo de 2018, 16:30h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Francisco Rodríguez es el encargado de elaborar el programa económico de Henri Falcón. Señala en esta entrevista que no está planteado un ajuste fuerte para la recuperación de la economía. Respecto a la deuda externa explica: “Vamos a tener una postura firme en la renegociación de la deuda. La deuda está en default y hay que sentarse con los inversionistas internacionales y explicarles que Venezuela necesita tiempo, necesita espacio, un respiro para poder dedicarle esos recursos a la inversión en el aparato productivo, a la recuperación de la economía y atender las necesidades de nuestra gente”.
Francisco Rodríguez: Este país no aguanta más sacrificios ni más ajustes
Ampliar
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- En esta entrevista el economista  Francisco Rodríguez explica por qué se involucró en la campaña de Henri Falcón. Porque hay una oportunidad de cambiar al país, señala. Y asegura que Falcón le ganará a Nicolás Maduro.  Sobre la concepción económica que tendría un gobierno de Falcón, señala: “Nuestra visión general de la economía para PDVSA y las distintas esferas del sector productivo se nutre de apertura a los mercados, apertura a la inversión privada, de colaboración con los inversionistas internacionales, de generar suficiente espacio fiscal para que la industria petrolera cuente con recursos para invertir y no sobregravarla como ocurrió con el gobierno  de Hugo Chávez, y de separar la operación y la conducción de la industria petrolera de los otros componentes de políticas públicas”.

Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital.

-¿Por qué la decisión de involucrarte en la  campaña de Henri Falcón?

-Porque hay una buena oportunidad de cambiar al país. Y oportunidades como estas son pocas. En estos momentos, dado el descalabro económico que las políticas de Nicolás Maduro le han generado a Venezuela, existe el consenso de que es necesario cambiar al  Presidente. Y creo que había quedado un espacio vacío al que había que llenar porque algunos de los dirigentes de la oposición decidieron no participar en las elecciones; y ello implicaba una mayor responsabilidad para los que, como nosotros, teníamos la decisión de trabajar en esto o no.

-¿Qué probabilidades de éxito le das a esta candidatura y cuánta garantía de que cobre el triunfo?

-Posibilidades de éxito muchísimas. Me parece claro. La mayoría  de los estudios de opinión le dan a Henri Falcón una ventaja bastante cómoda, de alrededor de diez puntos. Yo creo que hay una tendencia a crecer en la medida que pueda capturar votos de aquellos que aún no están convencidos de ir a votar. La propuesta de aquellos que promueven la abstención es relativamente pobre. La realidad de cambio está asociada al acto de votar. Y sobre cobrar el triunfo, pues no lo sabemos hasta que no lo tengamos. Primero hay que ganar y después  hay que pelear. Pero esta es la mejor oportunidad que tenemos. El proceso de transición es complejo. Es un proceso que requiere negociación, requiere entendimiento, un planteamiento que no sea el de acabar con el otro. Y Henri Falcón encarna bien ese planteamiento.

-¿Qué ha logrado Henri Falcón en cuanto a discurso e imagen estas dos semanas desde que lanzó la candidatura?

-Ha logrado mostrar una imagen fresca. Que es un candidato de verdad de oposición. Que arranca la campaña diciendo que su primer acto de gobierno será la liberación de los presos políticos. Henri Falcón junto conmigo ha diseñado un programa económico que tiene todos los elementos para ser atractivo para el sector privado, la clase media, que se la da garantía a la gente de que se  está tratando de crear una economía dinámica, capaz de generar progreso, de devolverle el poder adquisitivo a los salarios de los venezolanos. Esa es una señal que no estaba clara antes, y la hemos logrado lanzar a la opinión pública y ese es el primer paso para construir una candidatura exitosa.

-¿Te consideras un  especialista que mezcla la política, la economía y el análisis político y económico?

-El análisis político y  económico es mi especialidad. Analizar no solo los fenómenos económicos sino también  electorales, de opinión pública. En ese sentido, combino las distintas perspectivas del análisis. Soy un neófito en la política. Esto es lo más cerca que he estado de ella. Pero me mueve la pasión por ella porque me mueve la pasión por cambiar a mi país.

-¿Para recuperar a Venezuela  basta la voluntad de un equipo y un hombre cuya experiencia ha sido la de ser gobernador de Lara?

-No basta en absoluto. Hace falta mucha gente. Se trata de liderazgo. De equipo. Se trata de que todos los venezolanos se integren a esa tarea. Lo que tenemos que tratar es convencer al país de que salgamos de la crisis económica y política a través de un proyecto de unidad nacional en el que todos los grupos, los sectores, nos contemos en un proyecto común y que dejemos atrás la divisiones, y que nos demos cuenta que el proyecto es Venezuela. ¿Es eso posible? Sí, pero para ello vamos a necesitar mucho más que un exgobernador y un equipo.

-¿Han lanzado la propuesta de la dolarización…Es suficiente para conjurar la crisis del país?

-Es una parte crucial de nuestra  propuesta. No lo es todo. Hay una serie de otros componentes que tiene que ver  con política fiscal, con la política productiva, salud, educación, seguridad. Todo esto es un engranaje. Vender la dolarización como panacea sería irresponsable y nosotros no lo hemos hecho, pero sí consideramos que es un punto básico de partida para lograr  estabilizar la  economía y sin esta  estabilización va a ser muy difícil recuperarla.

Henri Falcón, ex gobernador del estado Lara.

-¿Quiénes te acompañan en la elaboración del programa de gobierno?

-Nosotros vamos a ir presentando algunos nombres al país en los próximos días. Tanto de la gente que está en el programa de gobierno como en el equipo político. A mucha gente le sorprendió mi incorporación. A mucha gente le sorprendieron las palabras de Eduardo Fernández. En los próximos días vamos a ver más sorpresas de ese tipo.

-¿La confianza va a ser fundamental en la conformación de un gobierno de unidad nacional. Genera confianza en los distintos actores la fórmula Falcón, en cuanto candidato, y Francisco Rodríguez, en cuanto asesor económico?

-Esto en realidad hay que preguntárselo a la gente. Nuestra responsabilidad es transmitir que hay razones para tener esa confianza, transmitir un proyecto de crecimiento, de progreso, inclusión, en el que tienen cabida todos los venezolanos y si hay sectores que no tienen confianza nosotros trataremos de ganárnosla porque todas las dudas trataremos de responderlas, porque toda duda es legítima.

-Eres de los analistas que más ha seguido el tema petrolero y la situación de PDVSA. Y la producción sigue cayendo. ¿Cómo recuperar la industria? ¿Cómo alzar la producción? ¿Cómo bajar los costos, la burocracia? ¿Cómo hacer que PDVSA vuelva al negocio medular?

-Nuestra visión general de la economía para PDVSA y las distintas esferas del sector productivo se nutre de apertura a los mercados, apertura a la inversión privada, de colaboración con los inversionistas internacionales, de generar suficiente espacio fiscal para que la industria petrolera cuente con recursos para invertir y no sobregravarla como ocurrió con el gobierno  de Hugo Chávez, y de separar la operación y la conducción de la industria petrolera de los otros componentes de políticas públicas. Creemos que  PDVSA, el BCV, que las empresas del Estado no están allí para hacer política, para hacer política social ni redistributiva. Están allí para producir, para darle ganancias al Estado y el Estado pueda gastar en áreas como educación, salud y seguridad.

-¿Y el tema de la deuda? Ya no solo es un asunto de montos sino de atrasos en los pagos y necesidad urgente de restablecer las fuentes de financiamiento internacional. ¿Cómo lograrlo? ¿Cuál es el plan?

-Vamos a tener una postura firme en la renegociación de la deuda. La deuda está en default y hay que sentarse con los inversionistas internacionales y explicarles que Venezuela necesita tiempo, necesita espacio, un respiro para poder dedicarle esos recursos a la inversión en el aparato productivo, a la recuperación de la economía y atender las necesidades de nuestra gente.

-¿Cómo atacarán las urgencias sociales: el hambre, la escasez de alimentos y medicinas?

-La acción del Estado es crucial. Hay que solicitar la ayuda internacional. Que utilizaremos los recursos que podamos levantar para atender las necesidades fundamentales de los venezolanos.  Aquí el problema, en estas esferas, generado por el gobierno de Nicolás Maduro, tiene que ver con la sobrerregulación, con los excesivos controles, y creemos que el punto de partida en la recuperación de la economía y en resolver los problemas de escasez es el levantamiento  de los controles, el control de cambios, y la flexibilización de los controles de precios.

-La hiperinflación es un fenómeno nuevo en Venezuela. La hiperinflación lo destruye todo. ¿Es posible abatirla en el corto plazo?

-Es posible abatirla. Estamos planteando la dolarización. La principal virtud de la dolarización es que para la hiperinflación es seco. Creemos que es una virtud bastante importante porque el venezolano no se puede dar el lujo de continuar en hiperinflación.

-¿La recuperación del país pasa por una terapia de ajuste fuerte?

-No. No creemos que es necesario pedirle más sacrificios a los venezolanos. No me puedo imaginar más sacrificios que los  que se han vivido en estos seis años de gobierno de Nicolás Maduro.  En este periodo los salarios reales han caído un 90%, el gasto público ha caído en 85% en términos reales, la economía ha entrado en la contracción más profunda en la historia de Latinoamérica y la de Venezuela es la única hiperinflación del mundo en los últimos diez años. Este país no aguanta más ajuste, más sacrificios. Por eso hemos  considerado una política como la dolarización porque garantiza una estabilización con términos expansivos. No estamos planteando una terapia de ajuste sino una expansión de la economía que sea capaz en un plazo muy corto recuperar el valor adquisitivo del salario de los venezolanos.

KonZapata