konzapata.com

El sector industrial ya está a la puerta del colapso

viernes 22 de junio de 2018, 10:01h
Por Redacción @konzapata.- El presidente de Conindustria asegura que la única vía para acabar con la hiperinflación es que haya un cambio político en el país. Está convencido de que con el actual gobierno es imposible lograr una recuperación de la actividad económica y del país en general.
Por Redacción @konzapata.- “El sector industrial está extraordinariamente deteriorado. Estamos trabajando en promedio a 24% de capacidad. Pero si lo desagregas, tienes un sector como el de autopartes que está apenas a 8% de su capacidad, al de artes gráficas a 12%. Cuando tienes esos niveles tan bajos de actividad y te obligan a dar aumentos salariales de esa magnitud, le estás dando un empujón más al cierre definitivo de empresas que están sobreviviendo”.



Así lo señaló Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales, quien indicó que eso aplica para el caso de las empresas que están muy mal. Pero hay otras compañías que están a 30% o 40% de su capacidad instalada. Estas, entre otras preocupaciones, tienen la de la fuga de talentos acelerada. Recordó que la última encuesta de coyuntura de este gremio empresarial reveló que 45% de las industrias reportó bajas de personal muy calificado por el orden de 35%.

“Este nuevo aumento salarial que es un poco más de 5 millones de bolívares, alcanza solo para comprar dos docenas, una pasta de dientes y pagar el transporte. ¿Eso es vida para el venezolano? La población requiere de otras cosas: jabón, champú, desayuno, almuerzo, cena, ropa, calzado, entretenimiento”.

Agregó Olalquiaga que en Venezuela se destruyó el bolívar, y al hacerlo el ciudadano quedó sin poder adquisitivo.

“El gobierno dice que la inflación es inducida. Y eso es cierto, es inducida por Maduro al gastar más de lo que ingresa al país y emitir más masa monetaria sin respaldo”. Adicionalmente, aquí se destruyó la producción. La siderúrgica no produce acero líquido, por tanto, la industria metalmecánica no tiene cómo trabajar; Pequiven no produce resinas y eso impide que las empresas procesadoras de resinas puedan mantenerse operativas. Y así pasa con una cantidad de rubros.

“En Venezuela producíamos maíz y ahora hay que importar; producíamos otras cosas y ahora no. Mientras no tengas producción, los precios seguirán subiendo. El escollo principal para recuperar la producción en el país es el propio gobierno”, sentenció.

Juan Pablo Olalquiaga reiteró que para acabar con este círculo vicioso de aumentos de salario mínimo y más inflación, se requiere que haya un gobierno coherente, capaz de lograr los consensos necesarios para recuperar al país. Pero eso no se puede lograr con personas que han irrespetado la propiedad privada, confiscado y expropiado empresas.

KonZapata