konzapata.com

Dirigente nacional del Partido Demócrata señala que Trump no tiene política hacia Venezuela

miércoles 04 de julio de 2018, 10:11h
Por Juan Carlos Zapata - ALnavio.com (ALN).- Las sanciones no son una política. Son una herramienta. Y estas comenzaron con Obama. Quien habla es el venezolano Leopoldo Martínez, el único suramericano en llegar a la Dirección Nacional del Partido Demócrata de los Estados Unidos. Admite que “las sanciones han ido escalando debido al deterioro de la situación interna de Venezuela”. Y asegura: No se va a dar ninguna invasión extranjera y el golpe de Estado no es una solución aconsejable.
Por Juan Carlos Zapata - ALnavio.com (ALN).- Este dirigente nacional del Partido Demócrata de los Estados Unidos opina que Donald Trump no tiene una política coherente hacia Venezuela. Este dirigente señala que las sanciones hacia funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro son una herramienta y no una política. Este dirigente se pregunta si las sanciones son suficientes para alcanzar el cometido. Y afirma que la posición de la Casa Blanca responde más a una retórica electoral que a una política de Estado. Este dirigente posee la siguiente particularidad. Es también venezolano. Y forma parte del poder hispano del Partido Demócrata. Se llama Leopoldo Martínez Nucete, y fue en Venezuela diputado de Acción Democrática y Primero Justicia. Miembro del Grupo de Boston, una iniciativa de la OEA que involucró entre 2002 y 2003 a parlamentarios del chavismo y la oposición y cuyo objeto era el diálogo, el encuentro, el reconocimiento mutuo. Por ejemplo, Nicolás Maduro formaba parte del Grupo de Boston. Además de las reuniones políticas celebradas en la isla de Nantucket, Massachusetts, también jugaron partidas de béisbol. Martínez y Maduro hacían equipo. Maduro bateaba bien. Empujó varias carreras.
 
- Mucha gente piensa que Trump le está prestando más atención a Venezuela que otros presidentes anteriores. Pero lo que ha cambiado son las circunstancias –dice Martínez-.

¿Qué ha cambiado? Leopoldo Martínez señala que hace dos y tres años era imposible pensar en un consenso alrededor de la OEA con el fin de desarrollar políticas hacia Venezuela ya que en el contexto latinoamericano Maduro contaba a su favor con posiciones neutrales o de apoyo. Ha cambiado que hoy la legitimidad de origen de Maduro es un asunto realmente cuestionado. Y esto introduce variantes.

Siga leyendo esta información en ALnavio.com

KonZapata