konzapata.com

El general que nada en varias aguas del poder

martes 28 de agosto de 2018, 13:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Al general, por los modos, comienzan a compararlo con aquel siniestro Pedro Estrada. Mano zurda, mano derecha, en privado, en el cuerpo a cuerpo. El general, zuliano, puede que haya fracasado al frente del Metro de Caracas. No era lo suyo. Lo suyo es la policía. La milicia bolivariana. La inteligencia policial. La tortura. La represión. Los informes. Lo suyo es nadar en varias aguas.
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El general tiene verbo. El general tiene rostro. Y sabe sonreír. El general saluda, efusivo, al interlocutor. Puede ser este un político del chavismo o la oposición. Puede ser un boliburgués o un empresario de otros tiempos. El general quiere ser entrador, por teléfono. Por Whatsapp. Al general, por los modos, comienzan a compararlo con aquel siniestro Pedro Estrada. Mano zurda, mano derecha, en privado, en el cuerpo a cuerpo. El general, zuliano, puede que haya fracasado al frente del Metro de Caracas. No era lo suyo. Lo suyo es la policía. La milicia bolivariana. La inteligencia policial. La tortura. La represión. Los informes. Lo suyo es nadar en varias aguas. Entre Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. También mete las manos en las aguas del general Vladimir Padrino López. Por supuesto, el general nada en su propia agua. Ningún jefe policial dice todo lo que sabe. No comparte todo lo que maneja. El general tiene cancha. Ya va para muchos años. En ese asunto policial. En los peores años de la represión. En la calle. En La Tumba. En el Helicoide. Pese a ello, el general amplía contactos. No es que sean acercamientos del tercer tipo con personas de la otra acera. Porque el general sabe la posición que ocupa. Todo un poder. Un chasquido de sus dedos es una orden para espiar, para seguir, para amedrentar, o para salvar, si fuera el caso. El general sabe quién influye sobre quién en el espectro político y empresarial; sabe de los operadores políticos y empresariales; sabe cómo meter presión, con gracia, con un chiste, con un recuerdo, a ese influyente, a ese operador, para que haga algo en tal o cual materia delicada. Y no se le ve la mano al general. Este general es un tornillo del régimen. Maduro lo quiere.

KonZapata