konzapata.com

Cuánta artillería diplomática en contra puede aguantar el régimen de Maduro

jueves 13 de septiembre de 2018, 16:00h
Por Daniel Gómez - @alnaviocom (ALN).- La capacidad de supervivencia del régimen venezolano parece no tener límites. Toda la comunidad internacional les repudia, pero ellos aguantan en su trinchera. También saben que no les queda otra. Si el gobierno de Nicolás Maduro cae, la siguiente parada es la cárcel. En ello coinciden los analistas consultados por ALnavío.
Por Daniel Gómez - @alnaviocom (ALN).- Toda la artillería diplomática dispara al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Los tiros llegan desde WashingtonNueva York, Ginebra y Bruselas. Desde los mercados financieros. Desde los organismos multilaterales. Y también, desde buena parte de los países latinoamericanos.

Dicen los analistas que el régimen de Maduro aguanta porque no le queda otra / Foto: Cancillería de Venezuela

Pero el régimen de Maduro aguanta. Su trinchera es una retórica disuasoria y el apoyo de contados aliados. ¿Con eso les basta? Parece que sí. Pero, ¿tiene sentido seguir aguantando? Otra vez sí. Eso afirman a ALnavío los expertos. Argumentan que al régimen no le queda otra. Si abandona el poder, Maduro y los suyos caen. Y caer significa terminar entre rejas.

“El problema para el régimen no es el bienestar de los venezolanos, sino la supervivencia de Maduro y su oligarquía. La alternativa que va a tener no es perder el poder. Es la cárcel. Por corrupción, represión y los múltiples crímenes a los derechos humanos”, dice Javier Nart, vicepresidente del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa del Parlamento Europeo.

“Esto es pura supervivencia. La única solución es acabar en la cárcel o salir corriendo. Es muy difícil que este gobierno, con niveles de corrupción tan grandes, pueda pasar a una posición normal si cae”, apunta Anna Ayuso, investigadora senior para Latinoamérica del Barcelona Centre for International Affairs (Cidob)

“Maduro tiene la obligación de seguir. Si pierde el poder, tanto él como sus colaboradores inmediatos terminarán presos. Eso es un incentivo muy fuerte para seguir gobernando”, matiza Carlos Malamud, investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano.

Mientras, el régimen venezolano actúa como si con ellos no fuera la cosa. Niegan el éxodo, la crisis política, el colapso económico y las violaciones a los derechos humanos. Ajustan la realidad a su antojo porque saben que lo único que podría destronarles es una revuelta civil.

“Descartada de momento cualquier opción de una intervención extranjera, la única manera de salir de este impasse es a través de un estallido social”, dice Malamud.

Siga leyendo esta información en ALnavio.com

KonZapata