konzapata.com

Dr. Tinoco: La crisis en Chile justificaba el golpe contra Salvador Allende

jueves 23 de agosto de 2018, 10:10h
Por Redacción @konzapata.- Esta es una entrevista realizada por Sofía Imber y Carlos Rangel, 15 días después del golpe de Estado contra Salvador Allende. Entonces, el Dr. Tinoco era candidato presidencial.
Por Redacción @konzapata.- El 11 de septiembre de 1973 es la fecha del golpe de estado de Augusto Pinochet contra Salvador Allende. El 26 de septiembre, el Dr. Pedro Tinoco, ex presidente del Banco Mercantil y Agrícola, ex ministro de Hacienda del primer gobierno de Rafael Caldera, y candidato presidencial por el Movimiento Desarrollista y un sector del perezjimenismo, es entrevistado por Sofía Imber y Carlos Rangel en el programa Buenos Días que se transmite por Radio Caracas Televisión.  En el programa también participa en calidad de moderador, Reinaldo Herrera. La entrevista la hemos rescatado del archivo de programas de Sofía y Carlos y que atesora  el Centro de la Comunicación de la Universidad Católica de Caracas. Todo un tesoro, el archivo. Como este documento.  En esta entrevista, el Dr. Tinoco defiende el golpe. Señala que la crisis en Chile lo justificaba. Es el único político y el único candidato que se pronuncia a favor de la intentona. Una posición polémica. Difícil. Pero principista. El Dr. Tinoco afirma, vaticinio histórico, que “Chile volverá a ser un pueblo enteramente libre y tú podrás ver la diferencia entre lo ocurrido en Chile y la situación cubana. Mientras los cubanos seguirán, lamentablemente, con la presencia de Fuerzas Armadas soviéticas en su territorio, con un gobierno comunista y tiránico...”.

Pedro Tinoco

Pedro Tinoco: Al hacer el anuncio del invitado, y referirse al NIN, Nuevo Ideal Nacional, el Dr. Tinoco explicó que esta organización es un movimiento de gran base popular dentro de la corriente perezjimenista, de una base juvenil. Está como Secretario General el profesor Alan Andrade, un joven intelectual de grandes quilates y grandes virtudes políticas.

Sofía ImberPedro Tinoco es el candidato ideal del perezjimenismo y, si no, vean ustedes ayer en El Universal que dice que la actuación de los militares en Chile era indispensable para evitar la implantación de una dictadura comunista, –dijo Sofía-. Es el único candidato presidencial y es el único político venezolano que ha sostenido el golpe militar chileno. Yo te pregunto si no es un suicidio político o, si no, quizás es el único lenguaje que hay que usar para que Pérez Jiménez lo apoye.

PT: Mira Sofía, déjame primero manifestar que no tengo la menor vocación suicida, –dijo Tinoco-. Creo que el deber fundamental del ser humano y el deber fundamental de toda sociedad y toda comunidad es la preservación de la existencia y luego tratar de mejorar esa existencia. Eso es exactamente lo que ocurrió en Chile. Chile ha logrado conquistar el derecho a sobrevivir como país libre, a sobrevivir como país occidental y ha evitado caer bajo una horrenda tiranía comunista, bajo una tiranía parecida a lo que ha sufrido Cuba bajo Fidel Castro, a una tiranía con fusilamiento en paredón y a una tiranía regida por la URSS.

Carlos Rangel: Hay un matiz que es importante, –dijo Carlos-. Nosotros aquí hemos hecho varias entrevistas a políticos sobre el caso chileno. Pedro Tinoco estaba en el programa justamente el día en que cayó (Salvador) Allende y en vista de esas declaraciones que dio ayer nos ha perecido necesario entrevistarlo sobre el tema en una entrevista completa. La diferencia de matiz es que nosotros aquí, en "Buenos días", hemos dicho que este golpe militar era inevitable en vista de los desastres del gobierno de la Unidad Popular. Pero tus declaraciones parecen saludar el golpe con júbilo, cosa que es un poquito diferente.

Reinaldo Herrera: Reinaldo señaló que el invitado del lunes fue Luis Herrera Campins y yo le hice una pregunta parecida a esa: que había momentos dados en gobiernos elegidos democráticamente cuando se justificaba un golpe militar porque pequeños grupos de ese gobierno se iban a apoderarse del mismo para implantar una dictadura marxista o fascista o lo que fuere. Y él no pudo, o quizás por su posición de político socialcristiano venezolano, no pudo contestar claramente esta pregunta.

CR: Lo básico es que no es si el golpe era o no evitable, o si era o no justificable, sino que se debe considerar como un mal terrible y tal vez menor, o aplaudir le golpe que es lo que parece hacer tú.

PT: Yo voy a contestar la pregunta como un político latinoamericano de esta época, como un político latinoamericano que cree que el destino de Latinoamérica está en la democracia y en el desarrollo, –dijo Tinoco-. Pero siempre que ambos vayan ocurriendo simultáneamente. Lo ocurrido en Chile hay que analizarlo e interpretarlo dentro de la realidad del proceso que allí se estaba desenvolviendo. No fue derrocado un régimen democrático, fue frenado, impedido el intento de un gobierno minoritario que trataba de imponer una tiranía comunista al pueblo chileno. Hay una foto, -la traje aquí como prueba única documental-, sacada en El Universal del domingo, donde están retratadas las ametralladoras soviéticas que fueron traídas de la URSS por los organismos paramilitares de milicianos, de terroristas, que estaba organizando el gobierno de Allende como su arma contundente para liquidar la democracia, para liquidar la libertad y para entregarse al dominio de una potencia. Traían armas de la URSS con su intención de penetración imperialista foránea en la América Latina. Ya tuvimos la experiencia cubana. Esto era simplemente una repetición corregida y aumentada. Pero cuando esto se frena por una acción eficaz de las Fuerzas Armadas, esa acción eficaz yo la recibo con júbilo, la recibo con júbilo como demócrata y como latinoamericano.

Salvador Allende.

SI: Pero todas las causas tienen los mismos resultados, –dijo Sofía-. Los regímenes militares producen los mismos efectos en todos los países. Y Chile no será una excepción, y no hay que esperar mucho. Tú hablas de un golpe militar al que recibes con júbilo porque dices que es por la libertad y la democracia. Ya lo hemos visto porque están incinerando libros, están quemando libros, que son las prácticas fascistas en todas partes del mundo.

PT: Mira, Sofía, ésa es una situación transitoria, –dijo PT-. Ahora yo te hago esta pequeña previsión: Chile volverá a la democracia, Chile volverá a tener elecciones. Dios lo quiere y por eso fue que le iluminó el espíritu de las Fuerzas Armadas. Chile volverá a ser un pueblo enteramente libre y tú podrás ver la diferencia entre lo ocurrido en Chile y la situación cubana. Mientras los cubanos seguirán, lamentablemente, con la presencia de Fuerzas Armadas soviéticas en su territorio, con un gobierno comunista y tiránico... Fidel Castro acaba de confesar en la Conferencia de Argelia su pleno sentimiento político, económico, ideológico, a la Unión Soviética, y verás a Cuba sometida a una tiranía comunista y tú verás a Chile volviendo a respirar el aire de la democracia y la libertad.

CR: Menos mal que matizas en esta forma tus declaraciones de ayer, pero de todas maneras, aun partiendo de ti el decir que hay que buscar las cosas objetivamente y de acuerdo a la situación existente, el gobierno de Allende ya no existe y por tanto ese peligro tremendo de dictadura comunista está disipado, –dijo Carlos-. Por eso, vamos a estar de acuerdo. Y lo que sí existe es un gobierno militar que está incinerando libros en la calle, cosa que no se veía desde 1934 cuando en Alemania quemaron libros marxistas. Entonces, yo creo que el deber de todo demócrata es alarmante ante lo que está pasando en este momento, puesto que el otro peligro, por lo visto, ya no existe.

RH: Reinaldo dijo que en la URSS no queman los libros, pero es porque no los publican.

CR: Pero en este momento yo no estoy preocupado por la URSS sino que estoy preocupado por Chile y, como demócrata, me aterra ver una hoguera de libros y recuerdo que la última vez que se fotografió tal cosa fue en 1934, en la Alemania nazi ¿No es ya inclusive tarde para los demócratas, no es ya hora para que comencemos a decir ¡Alto ahí¡? Esa vía es la del fascismo.

PT: Sobre eso habría que hacer, Carlos, esta reflexión, –dijo Tinoco-. Lamentablemente, esa actitud sana de horror de los demócratas no se manifestó con la suficiente intensidad y con la suficiente practicidad para frenar el gobierno castro-comunista chileno en su intento de establecer la dictadura. Si la coincidencia democrática de América hubiera alzado su voz a tiempo, quizás esta intervención armada no hubiera sido necesaria. Quizás los afectos, que naturalmente siguen a cualquier golpe de fuerza contra una situación ilegítima e inconstitucional de fuerza, no se hubieran producido.

CR: Yo creo, y es un tema que no podemos eludir hoy, es la responsabilidad política de la Democracia Cristiana chilena, que tuvo en sus manos evitar la situación y que, sin embargo, se alió con los votos de la Unidad Popular en el Congreso para elegir a Allende cuando existía la oferta de Alessandri de renunciar a la Presidencia de inmediato, si la Democracia Cristiana unía en el Congreso sus votos a los del Partido Nacional y elegían Presidente, cosa que era perfectamente legal, –dijo Carlos-. Él hubiera convocado al renunciar, a elecciones y allí podría ser electo (Eduardo) Frei.

PT: La víctima fue Chile, –dijo PT-. Chile fue víctima de una especie de...

CR: ¿Por qué hace tres años la Democracia Cristiana chilena votó por Allende?, dijo Carlos.

PT: Creo que por simple y llano oportunismo. Porque creyó que más fácil para la reconquista del poder era apoyar al gobierno de Allende. Si se convocaban nuevas elecciones, el más probable ganador hubiera sido Alessandri.

SIPedro Tinoco al comenzar expresó una vez más su apoyo al régimen militar, –dijo Sofía-. Hay algo más y no creo que podemos dejarlo de lado: Tinoco quiere un gobierno militar como el surgido en 1948. Eso lo dijo él en un acto en La Vega, y justamente en 1948, lo que ocurre es que se elimina el PAC, se elimina AD.

CR: Carlos dijo que a Pedro Tinoco le ha parecido muy bien el golpe militar en Chile. Tal vez ese recorte de prensa comentado por Sofía sea el fondo del asunto, pues allí dice que en el barrio La Vega, Pedro Tinoco declaró -él nos dirá si es cierto o no- que Venezuela necesita un gobierno como el surgido el 24 de noviembre de 1948. Ese gobierno lo primero que hizo fue disolver el Congreso y poner fuera de ley al PCV y a AD. Está allí bastante claro la similitud con lo ocurrido en Chile ¿Es eso cierto o es una mala información?

PT: Lo que dice el periódico es una mala titulación, –dijo Tinoco-. Ahora, quiero aprovechar para expresar con toda claridad y con toda franqueza mis puntos de vista. Primero, lo que yo le estoy proponiendo al país, obviamente, no es un gobierno militar. Yo le estoy proponiendo al país un gobierno presidido por Pedro Tinoco, un civil, un hombre formado en el derecho y en la justicia. Lo que estoy proponiendo es un gobierno de autoridad, un gobierno de orden y de respeto, un gobierno que haga cumplir la ley, un gobierno que no acepte ningún tipo de intentos subversivos.

CR: ¿Cómo es que surgió lo del 24 de noviembre en tu intervención?

PT: La frase esa se refiere a que yo propongo para Venezuela un gobierno de construcción y de realización que sea capaz de llevar a la función pública a hombres eminentes, con las cualidades y virtudes necesarias para ejercer los cargos y no en función del carnet del partido. Que sea capaz de llevar al MOP a un Gerardo Sansón, que fue Ministro de Obras Públicas en aquella época; que sea capaz de llevar a la Cancillería a un Emilio Gómez Ruiz, que fue Ministro de Relaciones Exteriores en aquel gobierno; que sea un gobierno que realice las obras útiles que el pueblo necesita. A eso era que me estaba refiriendo con esa frase. Ahora, podemos hablar un poquito del 24 de Noviembre. El 24 de Noviembre de 1948 no puede ser interpretado como un hecho aislado en la historia, es la consecuencia directa del 18 de Octubre. Tú no puedes aplaudir el Cuartelazo de Octubre sin entender que se requería el otro cuartelazo que se dio en Noviembre del 48.

CR: Hay un pequeño detalle que es entre el Cuartelazo de Octubre -sin duda alguna repudiable- y el Cuartelazo de Noviembre, tres años más tarde. Hubo dos procesos electorales, los primeros en la historia contemporánea de Venezuela en los que hubo entera libertad, y la primera vez en el país que se ejerció el sufragio en una forma legítima y no con esas elecciones trucadas de segundo y tercer orden, –dijo Carlos-. O sea, que había una nueva legitimidad basada en la única fuente legítima del poder que en democracia es el pueblo. O sea, que no es lo mismo.

PT: Yo creo que el proceso electoral, el sistema de elecciones, es esencial para la democracia, –dijo Tinoco-. La democracia es el gobierno del pueblo por el pueblo y para el pueblo. Debe tener un origen legítimo en una elección popular. Ahora, a mí no me satisface que simplemente porque un gobierno haya sido popularmente electo, eso signifique que esté actuando democráticamente. Un gobierno puede tener origen legítimo en unas elecciones, pero puede desvirtuar su naturaleza y su posición por su manera de comportarse en el poder.

CR: En lo del caso de Chile estamos de acuerdo, –dijo Carlos-. Pero tú sostienes que éste es el caso del gobierno de Rómulo Gallegos ¿Es así?

PT: Yo viví intensamente esa época, la viví como estudiante, –respondió-. Yo me gradué en 1949, de modo que el año 1948 yo estaba terminando mis estudios. Yo estoy dispuesto a aceptar que el gobierno de Gallegos tuvo un origen electoral legítimo, no estoy dispuesto a aceptar que ese gobierno actuó democráticamente. Se estaba creando, se estaba gestando, un dominio demasiado exagerado de una parcialidad política.

SI: Entonces, ¿tú prefieres lo que Venezuela pasó con Pérez Jiménez y con todo lo que significó Pérez Jiménez, antes que las dificultades democráticas que tenía y que sin duda las tuvo, el gobierno de Gallegos?, –dijo Sofía-.

PT: El 24 de noviembre fue una necesidad histórica, –dijo Tinoco-. Así lo creo sinceramente. Una necesidad histórica originada por quienes han debido ser los más firmes y más decididos sostenedores de la democracia en Venezuela, por lo que no quisieron esperar y fueron los causantes del Cuartelazo del 18 de octubre y los que luego abusaron del poder una vez que lo tuvieron.

Sofía Imber.

Pedro, sin duda que lo tú estás diciendo le encantará a Pérez Jiménez oírlo. Pero creo que tú estás confundiendo al pueblo de Venezuela. La situación del 48 en Venezuela a la de Chile actualmente...

PT: No es la misma, dijo Tinoco.

- Al compararles le estás dando a Allende, le estás haciendo el gobierno de Allende y a la Unidad Popular, un favor inmenso, le estás dando un prestigio que no merecen al comparar actuaciones que son bien distintas con una consecuencia ligada a confusión sobre lo que ha pasado en Chile.

PT: Son situaciones distintas, –dijo Tinoco-. Ahora, la de Chile tuvo su explicación histórica y la nuestra tiene su explicación histórica. Yo creo que hay que hacer en la América Latina contemporánea una serie de reflexiones sobre cuál es el papel de los ejércitos.

RH: ¿Y quiénes somos nosotros, Don Pedro?, dijo Reinaldo. Perdona que te interrumpa, pero oyendo esta discusión yo creo que es muy claro que no está claro, por decirlo así, quiénes somos nosotros, los latinoamericanos. Se confunde muchas veces lo que quisiéramos ser y lo que somos en realidad.

PT: El Ejército, por definición es el brazo armado de la Nación, –dijo PT-. No es un cuerpo armado para defender los intereses políticos transitorios de un grupo o de un partido. El Ejército tiene que ser...

RH: Eso es lo que debería ser, dijo Reinaldo.

PT: Tiene que ser el más firme mantenedor de la Constitución y las leyes. Ése es su papel fundamental. Ahora, cuando los gobiernos comienzan a atentar contra la constitución, a violar la ley, a poner en peligro la integridad nacional, a aceptar armas provenientes de una potencia extranjera que quiera subvertir el orden interno e instaurar una tiranía totalitaria de las peores que ha conocido la humanidad...

RH: ¿Entonces el Ejército tiene derecho a intervenir?, dijo Reinaldo.

PT: El deber constitucional, no es el derecho. El deber constitucional del Ejército es intervenir en defensa de la Nación, del pueblo, de la integridad de algo que va más allá que simples intereses partidarios políticos.

CRPedro Tinoco ha hecho un paralelo que yo encuentro sumamente desafortunado, entre el golpe de Estado que hubo en Venezuela en 1948 contra Rómulo Gallegos, contra AD, y el golpe de Estado que ha habido en Chile contra el presidente Allende y la Unidad Popular, –dijo Carlos-. Si ese paralelo se lleva un poco más lejos, habría que suponer entonces que cuando esté restablecida en Chile la democracia, como Pedro Tinoco nos asegura que lo será, habrá entonces otro golpe. La Unidad Popular ganará de nuevo otras elecciones como ganó AD las elecciones en el 58. PT: Vamos a dirigirnos a las afirmaciones de Carlos que no son ciertas, –dijo PT-. Yo no he establecido ningún símil entre lo ocurrido en Chile hoy y lo que ocurrió en Venezuela en el año de 1948. El que estableció el símil fue Carlos Rangel. Yo simplemente lo que he manifestado es que lo que ocurrió en Chile ahora se debe a la situación histórica existente en el Chile de hoy, y que lo que ocurrió en Venezuela en el año de 1948 se debió a la situación histórica existente en Venezuela de esa época. En ambos casos...

SI: Hay un denominador común que son los militares, dijo Sofía.

PT: Como a través de la historia se repiten los denominadores comunes. Ahora, no significa que se establezca un paralelo ni una similitud. Creo que lo que más interesa hoy al público venezolano, creo que lo que más interesa hoy a los que están oyendo este programa es el que realmente hagamos un análisis a fondo de la situación chilena de hoy, de lo que se está viviendo, y no que vayamos a establecer responsabilidades sobre lo que ocurrió en Venezuela en el año 1948. Yo ya expresé mi opinión que es una opinión clara y definida, y que estoy dispuesto a mantener en todo momento y en todo terreno. Ahora, lo que plantea Carlos es que lo deseable después de esta necesaria, indispensable, justificable intervención militar en Chile, haya un proceso evolutivo hacia el restablecimiento pleno de la vigencia democrática, unas elecciones libres, el mantenimiento de todas las libertades públicas. Como venezolano, como demócrata y como latinoamericano, espero que eso sea la evolución chilena. SI: Sofía señaló que cómo va a haber esa evolución cuando se está persiguiendo al 44% de la población de Chile.

PT: Mira, Sofía, no se está persiguiendo al 44% de la población, -dijo PT-. Ahora, tú tienes que aceptar que en un país donde importan más de 15.000 guerrilleros del exterior, donde importan un armamento de subametralladoras -como se ha sabido al salir retratado en toda la prensa internacional-, donde encuentran arsenales de pistolas con silenciador, o sea, para el terrorismo político y para el asesinato político, tú tienes que entender que para que la situación se normalice tiene que pasar un cierto tiempo.

CR: Vamos a no compararlo con Venezuela sino con el Brasil, –dijo Carlos-. Un gobierno civil de otras características fue derribado por los militares y resulta que ya van para 15 años esos militares y no tienen ninguna intención de restablecer nada que se parezca a un régimen de sufragio universal, y tú en varias ocasiones has manifestado que tiene cierta estima por ese régimen ¿No se corre el peligro de que en Chile pase lo mismo?

Carlos Rangel.

PT: Primero, déjame clarificar la posición que yo siempre he asumido, en términos muy claros, frente al gobierno brasilero, –dijo Tinoco-. He dicho que el Gobierno del Brasil ha logrado éxitos importantes en el desarrollo industrial económico, que están creando la economía más fuerte de la América Latina. Ahora, que van con atraso en su desenvolvimiento institucional, que el reto para el Brasil es conservar y mantener el avance económico que están logrando, pero lograr evolucionar más aceleradamente hacia un régimen democrático de plenas libertades.

SI: Sabemos que las dictaduras producen las mismas cosas, –dijo Sofía-. Producen la falta de libertad, como lo venimos diciendo todos los días, producen la falta de respeto por la vida humana, la falta de publicaciones, etc. También sabemos que los regímenes militares conducen a esas cosas.

PT: Pero la gran diferencia, Sofía, está en que las dictaduras latinoamericanas han sido transitorias, han tenido correctivos en el tiempo para curar esta situación. En cambio, el totalitarismo soviético donde penetra no sale. Es mucho más largo y mucho más peligroso.

CRPedro Tinoco es especialista en economía y finanzas y ésta es una pregunta obvia respecto a Chile, –dijo Carlos- ¿Qué medidas debe tomar ese Gobierno, cuáles medidas serían las acertadas para restablecer, el margen de la pérdida de libertades que implica toda dictadura militar, por lo menos, la situación económica que estaba, como sabemos, destrozada por el gobierno de Allende?

PT: Sí, Chile tenía una economía que había llegado al peor extremo de la crisis, –dijo PT-. Una inflación que llegó a pasar del 350% anual, eso significa que los salarios se reducen a la tercera parte en su poder adquisitivo, o sea, que toda la gente del sector laboral y toda la clase media chilena estaba realmente en condiciones de la más extremada penuria.

CR: Los militares han dicho que ellos no van a deshacer ciertas cosas que hizo Allende en el campo económico, –dijo Carlos- ¿Qué implicaciones tiene eso? ¿Tú crees que quiere decir que van a dejar estatizada la parte de la economía ya estatizada o que van a invertir este proceso? Por ejemplo, la reforma agraria. PT: Creo que ése es un tema que ellos van a tener que enfrentar con gran seriedad y gran decisión, –dijo PT-. Las empresas del Estado chilenas perdieron el año pasado más o menos el equivalente a (la cantidad fue inaudible) millones de dólares. La economía chilena no tiene recursos, no tiene fuerza suficiente para soportar una sangría de ese calibre, sin que ello se refleje en el empobrecimiento general del país. RH: ¿Qué habría que hacer para mejorar esa situación?, dijo Reinaldo.

PT: Lo primero que tienen que hacer los militares chilenos es poner orden en la administración chilena, que las cosas vuelvan a manejarse racionalmente, pulcramente.

RH: ¿Y Chile tiene algo que se pueda manejar?, –dijo Reinaldo-.

PT: Chile es un país que tiene sus recursos, –dijo Tinoco-. Chile tiene una industria del cobre, en un momento en que el cobre tiene buena demanda y buenos precios en los mercados internacionales. Chile ha sido un país de una agricultura próspera. Chile ha sido el primer exportador de vinos latinoamericanos. Chile es de los países latinoamericanos que tiene una más antigua y mejor desarrollada industria. - Sofía y Reinaldo insistieron en el planteamiento de que la crisis económica chilena no viene sólo desde Allende sino que viene desde atrás ese deterioro.

PT: Piensa solamente que la industria del cobre en Chile le producía al gobierno chileno más o menos $750 millones al año, ahora produce unas pérdidas tan grandes que son las que contribuyen a hacer esa dimensión de millones de pérdidas anuales.

RH: Antes de Allende, esa industria del cobre no estaba nacionalizada y producía esos $750 millones, dijo Reinaldo. 750 millones de ingresos positivos y mil millones de pérdidas llevan al déficit acumulado año tras año.

CR: Lo que pasó para que los ingresos se convirtieran en déficit fue la nacionalización del cobre, la estatización de esa industria, que fue una medida que tuvo el apoyo de los demócratas cristianos y, por lo tanto, de dos tercios del electorado chileno, –dijo Carlos- ¿Es concebible que algún gobierno chileno pueda invertir ese proceso?

PT: Mira, Carlos, esto hay que verlo objetivamente, y en eso hay que ser muy franco –dijo Tinoco-. Se usan con mucha ligereza los términos de que los pueblos le dan su apoyo porque, transitoriamente, en una elección votan por un partido y luego ese partido, una promesa que hizo, la ejecuta ineficientemente, la ejecuta mal. Yo creo que ¡cómo no!, el pueblo chileno votó por la nacionalización del cobre. Ahora, el pueblo chileno, cuando votó por la nacionalización del cobre, no estaba votando porque se manejara mal las minas de cobre ni porque se produjeran pérdidas en esta industria. El remedio nunca es echar para atrás en la historia, el remedio está en mirar hacia delante y rectificar los errores, agregando los factores positivos que sean necesarios. El remedio es poner a producir esas minas racionalmente. El pueblo chileno es un pueblo culto, un pueblo con seriedad.

CR: Eso, en una sociedad política, no es concebible, a menos que se inyecte el elemento de propiedad y de administración privada de esas minas, –dijo Carlos-. En Inglaterra, por cierto, una vez fracasó algo similar.

PT: En Inglaterra ha habido nacionalizaciones, se han mantenido algunas, se han revertido otras, –dijo PT-. Todo ello de acuerdo con la experiencia, con la conveniencia nacional. Ahora, lo que yo creo que necesita Chile en este momento es que las mejores cabezas, los mejores administradores chilenos, sean incorporados al servicio público para poder poner a funcionar todo lo que tiene Chile y sacar al país del colapso económico. Chile tiene talento suficiente, talento empresarial, talento gerencial, talento profesional, un talento que había sido totalmente marginado por este gobierno comunista y golpista. Lo que hay que hacer es incorporar ¿Cuántos chilenos capaces no están en este momento trabajando en Venezuela, exilados políticos, hombres de una extraordinaria capacidad y de una extraordinaria condición humana? Esos hombres hay que volverlos a llevar a Chile y ponerlos al frente de la economía privada chilena y de la economía pública chilena.

CR: Carlos habló de la posibilidad de sanciones económicas y de aislamiento respecto del gobierno actual de Chile, por lo menos, mientras no cese la represión y no termine este clima de enfrentamiento entre el gobierno militar y un sector muy amplio del pueblo chileno ¿Qué opinas?

PT: Creo que este gobierno militar se merece el reconocimiento de las razones fundamentales especiales por las cuales ha tenido que actuar, –dijo Tinoco-. Creo que se merece un tiempo prudencial de espera mientras logra resolver plenamente el problema de seguridad y de orden que tiene planteado. Yo creo que se merece en este momento toda la solidaridad y toda la confianza. Creo que los organismos multilaterales de cooperación económica deben darle en este momento su contribución a Chile para que pueda cumplir un rescate y para que pueda ofrecerle un buen porvenir al pueblo chileno.

 

KonZapata