konzapata.com

El cuento chino de Daniel Ortega vale 50.000 millones de dólares

jueves 06 de septiembre de 2018, 12:05h
Por Daniel Gómez - @alnaviocom (ALN).- El presidente de Nicaragua ratificó que la construcción del Canal Interoceánico sigue en pie. Que las obras de este faraónico proyecto -más costoso que la presa de las Tres Gargantas y la misión Apolo juntas- se paralizaron porque falta una medición ambiental.

Por Daniel Gómez - @alnaviocom (ALN).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, actúa como si todo anduviera bien. Esa es la sensación que da. Porque su pasmosa tranquilidad contrasta con el país. El más pobre de América Latina. Fracturado internamente. Agitado por la violencia. Repudiado el régimen por la comunidad internacional. Y mientras la gente pide a gritos que renuncie, o al menos, que anticipe las elecciones, él sigue ahí. Amarrado al poder. Y empeñado en construir ese monstruoso canal que parece un cuento chino.



El Gobierno nicaragüense nunca ha movido un dedo para iniciar el proyecto / Foto: Jairo Cajina

Ortega le dijo a la agencia EFE esta semana que la construcción del Canal Interoceánico sigue en marcha. “Está pendiente la medición del impacto medioambiental para comenzar los trabajos de construcción”.

En 2013, Ortega entregó el proyecto en una concesión por 100 años a Wang Jing, un empresario al que llamaron en Nicaragua “el aventurero chino”. Un aventurero ya que prometió liderar “la obra de infraestructura más grande de América Latina”, como la bautizó el Gobierno.

Dijeron que el proyecto estaría listo para 2030, y que partiría desde el Pacífico hasta el mar Caribe a través de un canal de 278 kilómetros de largo y 270 kilómetros cuadrados de superficie.

Dijeron también que el proyecto costará 50.000 millones de dólares, cuatro veces el Producto Interior Bruto de Nicaragua. Porque además del canal, el aventurero chino levantará hoteles, zonas de ocio y parques industriales a su alrededor.

Siga leyendo esta información en ALnavio.com

KonZapata