konzapata.com

Esta es la lucha abierta que se libra en América Latina

miércoles 12 de septiembre de 2018, 10:01h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- A Maduro le dicen desde La Habana, aguanta. Que Mauricio Macri no aguanta. Que la crisis puede derrumbar a Argentina. Y si cae Argentina el péndulo de la política regional se mueve otra vez a favor del chavismo. La lucha se libra en varios países de América Latina. En estos momentos de manera simultánea.
Esta es la lucha abierta que se libra en América Latina
Ampliar

Hay una lucha en la región. Se enfrentan las fuerzas. Analistas de Europa y los Estados Unidos señalan que en América Latina no ha terminado la lucha de clases. Que en la zona no se han enterado de la caída del muro de Berlín. El chavismo reavivó esa lucha. Y el chavismo la mantiene. La sostiene. Con el respaldo de Cuba. Con el respaldo de una mina llamada Venezuela. Una mina a la que le han puesto la mano. Una mina con muchos recursos. El chavismo tuvo una época con Hugo Chávez. Compró lealtades en la región. Y avanzó. Estableció posiciones en Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, en Perú, Paraguay, Uruguay, Nicaragua, Honduras, el Caribe.

La lucha sigue viva. En Argentina el conflicto sigue al rojo vivo. En Perú la confrontación se reaviva. En Brasil la situación puede desbordarse. En Nicaragua, hay un escenario crudo. Porque cruda es la nueva realidad en Venezuela con el gobierno de Nicolás Maduro. La época de la burbuja de Chávez ya pasó. La intervención regional se hizo entonces sobre la base de ayudas. De mucho dinero. En esta ocasión, se exporta la crisis. Una crisis que se expresa en el éxodo. Un éxodo que suma venezolanos en toda la región. Que convirtió el problema en una crisis regional. Y que impacta en las cuentas de esos países, ya afectados, ya impactados por sus propios problemas y conflictos.

Y es entonces que la lucha adquiere otra dimensión. A Daniel Ortega le dicen desde La Habana, aguanta. A Maduro le dicen desde La Habana, aguanta. Que los demás no aguantan. Dicen que Mauricio Macri no resiste por más que asegure haber evitado que Argentina se convirtiera en otra Venezuela, y por más que Donald Trump lo respalde. En Perú la crisis no cesa. Ya se llevó a un presidente. Al que llamaban PPK. Ahora las fuerzas enfilan contra el sucesor. En Ecuador no hay garantías de que no vuelva el correísmo. Centroamérica es impredecible. El mundo cambió. El mundo se volvió un extremo con los populismos en Europa, en Estados Unidos y los autoritarismos en Rusia –más pegada ahora a China- y Turquía.

A Maduro le insisten que resista. Y e poder de La Habana hace su trabajo. Y el análisis es que si la crisis económica derrumba a Argentina vuelve el péndulo. Y con el péndulo a favor, Maduro tendrá aire, más aire, y con la mina allí, al alcance de la mano, con nuevos actores explotando la mina, la de oro, la de hierro, y con los precios del petróleo subiendo, y con nuevos contratos petroleros, pues habrá dinero para consolidar el régimen propio y consolidar a otros en la región. Esta es la lucha. Es cuestión de tiempo saber cuál lado ganará.