konzapata.com

Un monstruo que crearon Rafael Ramírez y Hugo Chávez

viernes 14 de septiembre de 2018, 11:00h
Por Redacción @konzapata.- Así, el Estado chavista prefirió asumir el control de la distribución de las bombonas a las que, de paso, pintó de rojo. Y ahora ese monstruo no cuenta con cilindros, con bombonas, con infraestructura, con plantas de llenado, con transporte. Ni siquiera tiene gas.
Hugo Chávez y Rafael Ramírez / Foto: Twitter
Hugo Chávez y Rafael Ramírez / Foto: Twitter

El problema del gas. Las colas por una bombona de gas. El drama. Que esto ya es un drama en todo el territorio nacional. Y viene el exZar de PDVSA, Rafael Ramírez, a señalar que con Hugo Chávez había grandes proyectos con el fin de desarrollar la industria del gas. Escribió que había. Que hubo. Y publicó una lista larga de esos proyectos. De planes que no se ejecutaron a pesar del dinero, el tiempo, y el poder, el inmenso poder conque manejaron PDVSA. No lo hicieron y ahora el país sufre las consecuencias. Lo que sí hicieron fue crear un monstruo que se llama PDVSA Gas Comunal. Que comenzó como control político y terminó –palabras de un empresario del sector- en “costo político”. En costo nacional. En costo humano. Y sigue allí ese monstruo. Convertido en un monstruo de ineficiencia y de incapacidad. El propio Ramírez, que comenzó su meteórica carrera al frente de la industria, en el Ente Nacional del Gas, Enagas, había prometido solucionar el suministro, sembrando el país de tuberías para que llegara el gas directo a los hogares. Pero no lo hizo. Incumplió, junto con Chávez. Así, el Estado chavista prefirió asumir el control de la distribución de las bombonas a las que, de paso, pintó de rojo. Y ahora ese monstruo no cuenta con cilindros, con bombonas, con infraestructura, con plantas de llenado, con transporte. Ni siquiera tiene gas. No se ha invertido en flota primaria ni secundaria de distribución. Inclusive, los cilindros se están importando con sobreprecio. Lo asegura un conocedor del caso. De tal manera que millones de venezolanos han vuelto a los años 40, 50 y 60. A cocinar con leña. En 2017, esto es lo que declaraba en 2017 a la agencia Reuters un experto, Nelson Hernández, en la materia: "La escasez de GLP perdurará en los próximos 3 ó 4 años, hasta que no se construyan las nuevas plantas de extracción de LGN (Líquidos de Gas Natural) y se aumente la producción de gas asociado, o se tengan las divisas suficientes para importarlo".

En solo planes se quedó la industria del gas. La PDVSA de Rafael Ramírez y Hugo Chávez solo hizo un conjunto de planes que se quedaron en el tintero. Ramírez y Chávez le incumplieron al país a pesar de los recursos y el poder que manejaron.

Ahora Ramírez acusa al gobierno de Nicolás Maduro de entregarle a las multinacionales el gas. La industria del gas. La producción de gas. Que puede ser verdad. Y entre verdad y verdad, se cumple la profecía de que no habrá gas para el mercado doméstico. De modo que seguirá la escasez del gas. Dice Ramírez en un reciente articulo sobre Maduro y el gas:

"Vino la entrega del Gas de la Patria. El gobierno entregó a empresas europeas el gas que descubrimos y certificamos en el Golfo de Venezuela, el Perla 3X. Ese gas se lo llevan las transnacionales, no apuntalará el desarrollo del país, ni la crisis energética en el occidente. Luego entregó el gas del Proyecto Mariscal Sucre a empresas rusas. Éstas planean llevárselo, no vendrá ese gas al oriente del país, a sostener el desarrollo que el Presidente Chávez prometió al pueblo del estado Sucre. Maduro mató el Proyecto Mariscal Sucre.

Siguió la entrega del gas que quedaba, tanto de Plataforma Deltana, como del Norte de Paria, gas que se suponía -y trabajamos para ello-, entraría al Estado Sucre, como volúmenes adicionales para su industrialización en el Complejo Industrial Gran Mariscal de Ayacucho, el CIGMA, del que saldría el gas para el resto del país, para asegurar nuestro abastecimiento y para desarrollar todo el oriente. La prensa de Trinidad y Tobago tituló "Cheap Gas" ("Gas Barato"), para las transnacionales que controlan todo el negocio en el vecino país".

KonZapata