Edición testing
4 de abril de 2020, 4:01:48
Konfidenciales


La estéril oposición

Por KonZapata

Por Redacción.- Las recientes iniciativas de los líderes que se oponen al Gobierno (Congreso Ciudadano, gira de Capriles, reestructuración de la Mesa de la Unidad) no pueden catalogarse de malas per se, pero la falta de una estrategia común y de un liderazgo articulado ofrecen una imagen desdibujada ante la mirada complacida del Gobierno. ¿Será posible revertir esta tendencia antes de las parlamentarias?


Por Redacción .- Lejos está la oposición de ser una alternativa de poder. La frase luce dura, compleja e, incluso, irreal a la luz de los resultados del Gobierno  de Nicolás Maduro.

No obstante, los hechos son los hechos. Este martes, a seis meses clavados del inicio de las protestas que comenzaron el Día de la Juventud y que se saldaron con más de 40 muertos, más de una centena de heridos y miles de procesos judiciales, los partidos que integran la Mesa de Unidad Democrática aparecen más desarticulados que nunca.

La alianza luce sin propuestas, ahora sin vocero tras la renuncia de Ramón Guillermo Aveledo, y con la intención de generar más burocracia a tenor de lo expuesto por Simón Calzadilla, el vocero escogido por los integrantes de la MUD para informar los "resultados" de la segunda reunión que se realizó el pasado lunes. Se busca un equipo de expertos que elabore una estrategia y vocería en lo internacional; y una persona que se encargue de lo administrativo. Nada concreto hacia los problemas de la gente. Ni propuestas ante la debacle económica ni acciones para enfrentar las angustias cotidianas de la gente.

En El Hatillo se instaló el Congreso Ciudadano, iniciativa que impulsan los integrantes de la llamada "Salida" (Gente Venezuela, Voluntad Popular y Alianza Bravo Pueblo), con más estruendo que propuestas. Más allá de la gran cantidad de voceros que ofrecieron su opinión, los asistentes adolecieron de una visión de conjunto de la oposición. Para muchos el anuncio de asambleas ciudadanas se les pareció a las mesas de diálogo que ofrece el Gobierno cada vez que enfrenta el descontento de una protesta.

Mientras tanto, Capriles anuncia, por enésima vez, el inicio de una gira por el interior del país. Asegura que este sábado irá a Anzoátegui y reiteró en un acto de Gobierno en Miranda que "la unidad trasciende a la Mesa de la Unidad, y persigue la unión de los venezolanos. Para lograr ese cambio que anhelamos la mayoría de los venezolanos hay que ganarse la confianza de quienes viven en la Venezuela profunda, en nuestros barrios y caseríos, ellos son los que más sufren esta crisis en la que estamos sumergidos. La unidad debe estar en sintonía con los problemas del país, porque los problemas nos unen a todos. Debemos sumar a quienes siguen afectos al gobierno, al que no está convencido, a ese es el que hay que ganarse”. Capriles vuelve a plantear su tesis de sumar a los que no están con su opción sin ofrecer un discurso claro a sus electores naturales.

Así las cosas, la oposición luce cada vez menos unida sin una estrategia común clara. Cada iniciativa es observada como un intento más de separar que de articular. ¿El Congreso Ciudadano es malo en sí mismo? ¿La intención de Capriles de trabajar en el interior del país se puede catalogar de extemporánea? Está claro que ninguna acción es negativa per se pero lucen aisladas sino se ofrece un plan común de acción y sin que los líderes de los bandos en disputa mantengan una coherencia en aras del bien común.

La pelea interna de la oposición viene haciendo mella en el bien más preciado: la unidad. Sin ella, un resultado positvo en las parlamentarias del año que viene luce cuesta arriba ante la mirada complacida del Gobierno.
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com