Edición testing
14 de noviembre de 2019, 9:43:25
KonDinero


Para invertir en Colombia, las ciudades intermedias son un imán

Por KonZapata

Por Javier Conde @jconde64 (Bogotá).- El país vecino tiene 26 urbes con más de 250 mil habitantes, donde crece la clase media y, por tanto, la demanda de productos y servicios.


Por Javier Conde @jconde64 (Bogotá).- Colombia es más que Bogotá: es un país de ciudades que ha visto como se ha duplicado la clase media en la última década. Magdalena Pardo, que dirige la Cámara Colombo-Venezolana, lo expresa de una manera más gráfica: “La gente está saliendo de pobre”. La capital sigue encabezando el ranking de aportes al Producto Interno Bruto (PIB), con 27%, pero un par de ciudades mucho más pequeñas, como Manizales e Ibagué, la superan en cuándo al mejor ambiente para hacer negocios, de acuerdo a la clasificación elaborada por el Banco Mundial.

Manizales e Ibagué, capitales de los departamentos de Caldas y Tolima, respectivamente, rondan los 500 mil habitantes y, de acuerdo al estudio del Banco Mundial , puntean entre las ciudades colombianas en cuanto a las ventajas que ofrecen para iniciar un negocio, la rapidez para tramitar permisos de construcción, las facilidades para el registro de la propiedad y la baja carga impositiva. Medellín, Cali y Barranquilla, las tres ciudades que siguen a Bogotá en población, ocupan los puestos 11, 21 y 22 de ese listado

El empresario español Luis Sánchez-Horneros, que ejecuta un desarrollo inmobiliario en Barranquilla, la ciudad eje de la costa Caribe colombiana, observa que hay grandes oportunidades económicas en este país. “En particular si se atiende la demanda interna”, agrega. Sánchez-Horneros advierte, sin embargo, sobre un problema importante: la logística. Trasladar una carga desde, por ejemplo, Cartagena hasta el centro del país, puede resultar más costoso que el traslado de esa misma carga desde Valencia, en España, al terminal portuario de la ciudad amurallada colombiana.

Para el año 2050, 85% del PIB de Colombia se generará en sus centros urbanos donde vivirán 54 millones de personas (actualmente la población del país es de 47 millones). Conscientes de esa realidad, la Dirección Nacional de Planeación (DNP) puso en marcha hace dos años el proyecto Misión Sistema de Ciudades, cuya coordinación asumió la ex cancillera Carolina Barco. El objetivo es convertir a las ciudades en el motor de desarrollo, reconociendo su diversidad y potenciando su crecimiento económico y social, para lo cual se enfocan en mejorar cinco áreas fundamentales: conectividad, calidad de vida, productividad, planeación y financiamiento.

El empresario venezolano Cándido Rodríguez, que juntó capital español para crear en Colombia Internacional una compañía de financiamiento, destaca que en estas pujantes ciudades intermedias colombianas el costo de la vida es menor y la vinculación con la gente más directa y fácil. Rodríguez menciona, además, la diversidad de opciones que ofrecen: Bucaramanga, por ejemplo, que registró el mayor crecimiento del PIB entre 2002 y 2010, tiene un índice de pobreza muy por debajo de la media nacional, y ha desarrollado un tejido económico de más de 40 mil microempresas en los rubros de calzado, joyería, metalmecánica y confección, entre otros. La capital de Santander cuenta, además, con 15 universidades y más de 60 mil estudiantes.

La Misión Sistema de Ciudades definió 18 aglomeraciones urbanas, en la que destacan el peso de las cuatro grandes ciudades colombianas (Bogotá, Medelllín, Cali y Barraquilla, que tienen tamaños comparables a algunas capitales latinoamericanas), pero donde surgen con identidad propia otras como Barrancabermeja, líder en petroquímica; Cundinamarca, con su producción de flores y desarrollo inmobiliario; Pereira, Manizales y Armenia en el eje cafetero; la turística Cartagena, con el principal puerto del país y urbes como Cúcuta, Santa Marta, Yopal y Villavicencio, con grandes oportunidades para la inversión empresarial.

Este país ofrece también al inversionista un expandido sistema de zonas francas, dividido en 4 regiones: Caribe, Andina, Pacífico y Central, con 15 zonas permanentes que facilita la instalación de empresas y ofrece atractivas rebajas impositivas. La suma de esos factores –junto con la estabilidad política, seguridad jurídica y control inflacionario- explican que Colombia haya crecido a ritmo de 6% el primer trimestre de este año (el segundo más alto en el mundo, detrás de China). Pero aún hay problemas por resolver: la comunicación terrestre entre esas ciudades, los sistemas de transporte público intraurbano y que las cuatro grandes ciudades concentran la mayor parte de la mano de obra especializada y calificada.

Pero en esas debilidades hay quienes detectan oportunidades de negocios y emprendimientos.
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com