Edición testing
14 de julio de 2020, 15:32:42
Katalejo


"¿Dónde están los reales de las cementeras?"

Por KonZapata

Por Redacción.- La pregunta era para los hermanos Diosdado y José David Cabello. La gritaban este martes a las puertas de la Asamblea Nacional decenas de trabajadores de la Fábrica Nacional de Cementos (FNC).


Los hermanos Cabello.Por Redacción.- Ahora que el Gobierno afirma que la escasez de cemento obedece a las miles de construcciones que se levantan por todo el país y al contrabando que desangra a la República, los voceros de la nómina de la FNC mencionan otros motivos que dejan en evidencia a la gerencia revolucionaria.

"La empresa ha decaído, si acaso tenemos un 25% de operatividad", advertía Indira Rivas, quien encabezaba la protesta frente a la AN. Rivas asegura que los 1720 trabajadores de la FNC cumplen sus funciones "en condiciones inseguras, poniendo en peligro nuestras vidas". Además, critica la falta de previsión del Gobierno y recuerda que "desde hace tres años no se nos ha incrementado el salario y la inflación nos está arropando".

Según los empleados de la FNC, en el pasado han logrado producir 1150 toneladas al año. Sin embargo, en estos primeros nueves meses de 2014, apenas llegan a las 239 toneladas. Walter Rincón, quien también comandaba la manifestación, solicita al presidente Nicolás Maduro que "sincere los precios del concreto y del cemento". Es decir, que los suba. "Tienen que sincerarse para fortalecer la empresa, necesitamos generar ganancias y reinvertirlas en la producción", explicaba Rincón.

Los trabajadores tomaron la puerta oeste del Palacio Federal Legislativo, la más cercana al despacho del presidente, Diosdado Cabello. Antes de tratar de hacerse escuchar por Diosdado, ya los empleados de la FNC habían planteado el caso a su hermano, José David, que en su condición de ministro de Industrias debe atender los reclamos de las cementeras.

Junto a los Cabello, el tercer militar en esta historia es el general Jesús Moreno Gudiño, presidente de la Corporación Socialista del Cemento. "El general Moreno Gudiño no da respuesta oportuna y no podemos esperar al año que viene para que nos atienda", señalaba Rivas, quien espera por el auxilio del capitán Cabello.

En aquel escenario de cifras y reclamos, los trabajadores gritaban ¿Dónde están los reales de las cementeras? Teniendo como antecedente a Sidor, por el camino que va, los hermanos Cabello se van a echar encima la clase obrera. Por lo que se vio, los trabajadores cementeros no fueron a gritar, Diosdado te queremos, Diosdado, como lo hacían algunas UBCH en los días previos al III Congreso del PSUV.
Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  konzapata.com