Edición testing
16 de septiembre de 2019, 0:46:39
Katalejo


Me quiero ir del gobierno

Por Producción KonZapata


Publicado en El mundo 04 de febrero de 2010 “Las ranas vaquero son pequeñas, pero los gritos parecen de animales muy grandes…Y como son millones”.  Más allá de la noche. Germán Castro Caycedo

1.-¿El vicepresidente dio un portazo?

-No creo. Renunció. Era su derecho.

-Dicen que por desacuerdo por la forma como Chávez trató a su esposa.

-Y ella está enferma. Es muy difícil trabajar con el Presidente.

-¿Por el trato?

-Y la presión.

-¿Qué consecuencias traerá la salida de Carrizales?

-Ninguna. El no tiene peso político. Han agrandado este hecho.

-Hay un ambiente extraño. Hasta Lina Ron ha vuelto a aparecer.

-Y Lina Ron no aporta votos. Los medios opositores son culpables de que Lina Ron sea una estrella. La endiosaron para mostrar lo feo y malo del chavismo y la convirtieron en una heroína popular.

-Hablando de votos, ¿cómo ve el panorama para las elecciones legislativas?

-Ganamos la mayoría. Se impondrá la tendencia del 60-40 a favor nuestro, sólo que votos no es igual a diputados, y por tal razón la oposición no sacará más de 35 diputados.

-¿Por qué está tan seguro?

-La gente nueva que se inscribe en el CNE es de los sectores populares. Y a ellos les está costando acordarse en una fórmula unitaria.

     Las anteriores son declaraciones de un parlamentario chavista con quien compartimos asiento de avión. ¿Qué destaca aquí? La renuncia de Carrizales. Y si fue un portazo o no, lo que importa es la manera como se fue, la prisa con que se fue. El impacto en las filas gubernamentales no es de mando sino de orden moral. Han comenzado a renunciarle a Hugo Chávez, y aquí estriba lo difícil. Para que Tobías Nóbrega pudiera irse, tuvo que declarar en torno a una devaluación que sólo llegó un lustro después. Hay que ver los esfuerzos de Rafael Ramírez para que lo dejen ir de PDVSA. Hasta se declaró agotado en diciembre. A Chávez no le renuncian, dicen. El manda al nuevo designado a tocarle la puerta al anterior y listo, se acabó: me mandaron para este cargo. Este parlamentario chavista además aporta el detalle de la enfermedad de la esposa de Carrizales, lo cual agrava la situación. Por eso renuncia no sólo él sino también Eugenio Vásquez Orellana, recién designado en el Banco de Venezuela. ¿Y cuál es el argumento del funcionario? Enfermedad. ¿Y la renuncia de Carrizales? Vásquez Orellana le declara a Emen el lunes pasado: “Razones personales que desconozco”. Nadie le cree que no lo sabe, aunque lo evidente es que Vásquez Orellana es un hombre agotado, se le ve en la cara, en la actitud, en esa forma de decir que Chávez llama, y presiona a cada momento, que está encima de los funcionarios, y que hay que obedecer, (“entendido”); obedecer “en silencio”. Se vuelve al punto de partida: no es tanto que presione sino cómo lo hace. De allí que el gobierno sea un equipo cansado, que no aguante más. ¿Eso explica a Ramiro Valdés? ¿Aumentará el cerco del G-2 cubano sobre el equipo?

2.    El país no dispone de tesorería sino de un tesorero nacional que manda (ba) más que tres ministros juntos. Se escucha puertas adentro de Finanzas que a Giordani no le queda otra opción que tapar los entuertos de Alejandro Andrade, pese a que se le ha recortado poder, sin el Bandes. Una que ganan Merentes, Alí y Giordani. Otros investigarían a Andrade por colocar dineros públicos en bancos con índices comprometidos; quemar en 2008 la cartera de bonos argentinos de mil 800 millones de dólares, y aún así el permuta se fue hasta los 7,3 bolívares por dólar;  colocaciones en bancos para que estos a su vez compraran los bonos de la tesorería; por las colocaciones desde Banfoandes y Bandes, factor que contribuyó a la compra de los bancos por la boliburguesía; por sus nexos con la bolibarbie y los hermanos Castillo Bozo. ¿Le sale embajada?

3.    El Gran Planificador está enredado. La NPE hace aguas. Ni bajan el permuta, y así quedan mal Giordani, Merentes, Alí y el Presidente. La NPE fue tan improvisada que ni siquiera Cadivi ha terminado de definir los rubros de 2,60, y continúan los retrasos en la entrega de divisas tanto para importaciones nuevas como para pagos viejos. Para colmo, la crisis eléctrica no la resuelven ni los soviéticos resucitados. La construcción y comercio, no arrancaron en enero como tampoco la inversión pública. Las expropiaciones avivaron la desconfianza. Se suman los problemas de las casas de Bolsa.  El caso Fernández Barrueco  comienza afectar la agroindustria. La inflación cobra vuelo.

4.    ¿Acaso la maxidevaluación señala que la situación fiscal es más comprometida de lo que parece? En tanto las cuentas gubernamentales no son claras, los cálculos de los expertos  rozan apenas la piel de la realidad. Hay quienes apuestan  a un posible default a finales de este año. Hay que fijarse en la decisión de ajustar los TICC de 2,15 a 2,60 y no a 4,30 como esperaban los tenedores.

Recuadro

Joropo en Barinas

    En Barinas las tendencias en el Psuv cada vez se hacen más claras. Adán Chávez apura la construcción de obras, algunas con atrasos evidentes, pues golpeado por el caso Fernández Berrueco y por la mala gestión, sigue bajando en niveles de popularidad. El programa Aló Maestro es más para hablar de marxismo que de obras y gestión pública. Los contratistas se quejan de la falta de pago. Argenis y Aníbal Chávez se afirman en sus posiciones y con su gente. Argenis recoge los frutos de la regaladora clientelar en sus años de secretario de estado, cuando había más dinero que ahora. Luego del triunfo obtenido para los delegados del congreso partidista, sigue trabajando, y mordiendo espacio hasta en el Consejo Legislativo. No es que se le vea tanto, no es que se asome tanto, pero aliado a Pedro Carreño, avanza en el feudo familiar. Lo suyo es un reto propio. Hace poco en la casa de un poeta barinés, alguien le solicitó que intercediera por un caso ante la gobernación y Argenis respondió: por allí yo huelo a azufre.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com