Edición testing
18 de octubre de 2019, 23:39:29
Poder Kaníbal


El socialismo chavista se inventa paquetazos económicos que lo complican todo

Por Orlando Zamora

Por Orlando Zamora.- Este lunes eran necesarias 2 horas para adquirir nuevos boletos en el Metro de Caracas. Se ponía fin al servicio gratuito. En Táchira las colas para cancelar con el carnet de la patria fueron inmensas. Con precios sincerados nada de esto hubiera ocurrido. El socialismo chavista crea problemas que sólo se debaten y se dan en él.


La historia en esta materia es larga. Ahora, por ejemplo, en la práctica crean un solo salario casi lineal y las organizaciones económicamente débiles recortan personal o se afanan por cortar los pasivos laborales ante el temor de que los billetes soberanos los multipliquen.

Sube al máximo las pensiones y el Gobierno es incapaz de garantizar dinero efectivo. Impone encajes bancarios para limitar la liquidez y obstaculizar las transferencias bancarias.

Todo este lío para combatir una hiperinflación que el chavismo creó al poner en marcha otro sistema económico que pulverizó al que funcionaba, con problemas y todo.

Absorbió 16 empresas eléctricas para que ni Caracas, la “blindada”, estuviera sin luz. ¡Mentira! Desde hace un par de décadas la capital perdió su brillante esplendor de luz.

Acabó con todas las distribuidoras de gas privadas y le pasó este problema a PDVSA que compró en Noruega (2008) 600.000 bombonas rojas y estas están casi desaparecidas con contenido y todo. Un país petrolero sin lubricantes ni gas.

Las comunas desde 2009 no han avanzado un milímetro ni producido un kilo de papa, no obstante el constituyente Herman Escarrá premiará a las comunas: Propondrá que el Senado, al que Hugo Chávez eliminó, sea elegido por procedimientos comunales, que represente a las comunas y no a los 23 estados de la República.

La reconversión monetaria fue tan sólo un paso necesario que trae de nuevo serios problemas de efectivo. Este se revaloriza en el bachaqueo de billetes cuyos precios saltaron de 300% a 400% sobre su valor nominal.

Al parecer Escarrá propondrá un estado federal, concentrado pero descentralizado (¿a la vez?) toda una contradicción hasta en las palabras empleadas.

Según el ex Zar de PDVSA, Rafael Ramírez, las empresas mixtas eran plena soberanía petrolera. Ante la Asamblea Nacional el 23 de marzo de 2006 dijo: “La ley establece una participación del Estado al menos de 50%, para un control efectivo debemos tener un 60% o 70%, esa fue una raya que trazamos, en ninguna empresa mixta verán que el Estado tenga una participación menor al 60%”. Los chinos acaban de dejar mal al errante Ramírez al ponerse en el 49,9% de las acciones de Sinovensa… y las que faltan.

Para qué inventaron el paquetazo rojo

El paquete de Nicolás Maduro es una colcha de retazos de ideas cocidas por varios inventores. Arrancó con los 15 motores (16 con el petro), al multiplicar por 3 los 5 motores de Chávez, autor y furibundo impulsor. Luego vino el petro, invento español junto a las tácticas cambiarias del asesor Alfredo Serrano Mancilla, quien no ha pegado una todavía. En el petro colaboró la única empresita privada venezolana metida en esa lotería financiera.

El ornato caraqueño le tocó a todo ente con hombres y recursos, como Alcaldía Libertador, el gobierno del Distrito Capital, Corpoelec, Barrio Tricolor. Esta última fue clave. Hasta reparó postes y bombillos y compitió con la empresa oficial de electrificación. Hubo mucho ingenio en adornos vegetales aéreos, no se escatimó dinero, la emisión inorgánica de 2018 es histórica por no decir universal.

Se importaron bombonas de gas y ahora no hay ni bombonas ni gas / Foto: La Comuna Socialista.

El Ministerio de Finanzas concibió el paquete como el mejor medio para paliar el déficit fiscal, fue uno de sus grandes propósitos. Fracasará porque las empresas a un 22% de su capacidad instalada pagan muy poco impuesto, igual que el 25% de los comercios que permanecen cerrados.

La reconversión monetaria fue tan sólo un paso necesario que trae de nuevo serios problemas de efectivo. Este se revaloriza en el bachaqueo de billetes cuyos precios saltaron de 300% a 400% sobre su valor nominal. Sacar de circulación el billete marrón, el 60% del dinero impreso, fue un duro golpe. No se imprimió el equivalente en proporción o volumen en el cono vigente.

El tema cambiario fue un caldo morado de varias manos, de muchas propuestas, tales como fingir total convertibilidad. La mentira tiene patas cortas. Otros propusieron vender certificados y asegurar o convencer a los clientes que era oro amarillo del bueno. Esta política ya fracasa. No aparece la oferta de dólares y el paralelo no retrocede ni para tomar impulso. Hay un tartamudeo cambiario todavía en el alto Gobierno.

El más grandioso invento, para llegarle a los sectores populares fue el salario mínimo gigante. Pan hoy. Hambre ya. Con altísimos precios sin techo alguno.

Fingir austeridad, seriedad prusiana en el gasto es puro discurso, el dinero inorgánico vivirá como nunca, vida eterna al Rey.

El propósito del paquete es cambiar todo, para que todo permanezca igual. Asegurar el control del poder. insistir en el modelo comunal-socialista como lo consagrará la nueva constitución que ya está en vigencia a pesar de que no la hayamos visto.

Konzapata.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  konzapata.com